Pa­seo dia­rio

Mia - - MASCOTAS - Fuen­te: Ma­ri­sol Rey, di­rec­to­ra de Pa­ti­ta Pa­ti­ta Adies­tra­mien­to y asesora de Vi­tal­can (www.vi­tal­can.com)

La sa­lud del ani­mal no con­sis­te só­lo en ir al ve­te­ri­na­rio sino tam­bién en cui­dar su sa­lud men­tal. Cuan­do los pe­rros tie­nen ex­ce­so de ener­gía o pre­sen­tan pro­ble­mas de con­duc­ta, co­mo des­truc­ti­vi­dad, an­sie­dad, desobe­dien­cia, fal­ta de atención, la­dri­do ob­se­si­vo, en­tre otros, es cla­ve que reali­cen ejer­ci­cios fí­si­cos y men­ta­les. Exis­ten di­fe­ren­tes ac­ti­vi­da­des que ayu­dan a re­gu­lar la ener­gía del ani­mal: rea­li­zar ejer­ci­cios pa­ra tra­ba­jar la obe­dien­cia, apren­der tru­cos, prac­ti­car de­por­tes. Los pa­seos dia­rios fun­cio­nan ade­más co­mo un es­pa­cio so­cial pa­ra que in­ter­ac­túe con otros ani­ma­les y per­so­nas. Al sa­lir, lle­va­lo con co­rrea y cha­pi­ta, da­le agua fres­ca y si fue­ra a es­tar en con­tac­to con otros pe­rros, es de vi­tal im­por­tan­cia que su plan sa­ni­ta­rio es­té al día.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.