Nue­vos pro­ble­mas, desafíos pa­ra los que no hay an­te­ce­den­tes, ro­les mo­di­fi­ca­dos: una re­vi­sión de los obs­tácu­los de hoy pa­ra las mu­je­res que ocu­pan di­fe­ren­tes es­pa­cios mien­tras crían a sus hi­jos

Mia - - HIJOS -

per­co­nec­ta­da no sea sen­ci­llo. Co­mo des­de siem­pre, los pa­dres de­ben dar el ejem­plo y pa­ra eso, la ex­per­ta re­co­mien­da te­ner una ca­nas­ta en la puer­ta de en­tra­da de la ca­sa pa­ra de­jar los ce­lu­la­res: “Nues­tros hi­jos de­ben sen­tir que son más im­por­tan­tes que el What­sapp”, afir­mó.

Co­mo “ma­má he­li­cóp­te­ro”, de­fi­nió Sei­tún a aque­lla que so­bre­vue­la so­bre to­das

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.