La­ti­ga­zo cer­vi­cal

Mia - - CALIDAD DE VIDA - Por Mar­ce­lo Ba­rro­so Grif­fiths* *Qui­ro­prác­ti­co AQA (www.ver­te­bra­lle.com)

Una de las si­tua­cio­nes que más nos pue­den des­en­ca­de­nar le­sio­nes cer­vi­ca­les, tie­ne que ver con la exa­ge­ra­da fle­xión o ex­ten­sión de cue­llo, he­cho que sue­le pre­sen­tar­se ge­ne­ral­men­te por un cho­que de trán­si­to de atrás, por ejem­plo. Pe­ro no es la úni­ca. Exis­ten di­fe­ren­tes in­ten­si­da­des de la­ti­ga­zo, que sue­len to­mar­nos des­pre­ve­ni­dos.

Pue­de ser el re­sul­ta­do de los trau­mas de­por­ti­vos (fút­bol, rugby y otros de­por­tes) co­mo tam­bién por caí­das y trau­ma­tis­mos di­rec­tos en el crá­neo. Las le­sio­nes pro­du­ci­das por es­te ti­po de ac­ci­den­tes son de dis­tin­ta na­tu­ra­le­za y gra­ve­dad.Afec­tan prin­ci­pal­men­te a los múscu­los, li­ga­men­tos, dis­cos in­ter­ver­te­bra­les y, en ca­sos ex­tre­mos, las vér­te­bras y el sis­te­ma ner­vio­so.

Una po­si­ción inade­cua­da del cue­llo du­ran­te tiem­po pro­lon­ga­do, con hi­per­ex­ten­sión o hi­per­fle­xión de la co­lum­na cer­vi­cal, tam­bién ge­ne­ra le­sión.

La va­ria­bi­li­dad de sin­to­ma­to­lo­gía es no­ta­ble, por­que po­de­mos lle­gar a sen­tir des­de do­lor cer­vi­cal, com­pro­mi­so ra­di­cu­lar con irra­dia­ción ha­cia miem­bros su­pe­rio­res, ma­reos, por la com­pre­sión y al­te­ra­ción del flu­jo cir­cu­la­to­rio, pe­sa­dez de vis­ta, fo­to­fo­bia, nos mo­les­ta has­ta la luz fuer­te, náu­seas, zum­bi­dos en oí­dos, con em­bo­ta­mien­tos, ma­reos, vér­ti­gos, en es­tos dos la pre­sen­ta­ción de ca­da uno es dis­tin­ta, con sen­sa­ción de ines­ta­bi­li­dad o con la sen­sa­ción de que las co­sas se dan vuel­ta. La reha­bi­li­ta­ción de es­ta si­tua­ción es su­ma­men­te im­por­tan­te pa­ra dis­mi­nuir las se­cue­las, el for­ta­le­ci­mien­to mus­cu­lar, el tra­ba­jo del equi­li­brio, con ejer­ci­cios que in­vo­lu­cran el oí­do in­terno, la elon­ga­ción mus­cu­lar.

La eva­lua­ción qui­ro­prác­ti­ca pa­ra de­tec­tar el com­pro­mi­so ner­vio­so, pro­duc­to de la des­a­li­nea­ción ver­te­bral se­rá su­ma­men­te im­por­tan­te. Me­dian­te un es­ca­neo ter­mo­grá­fi­co y un che­queo ma­nual de la co­lum­na ver­te­bral, se de­tec­ta el com­pro­mi­so ner­vio­so con la sim­ple y no­ta­ble ca­rac­te­rís­ti­ca que el ha­llaz­go de un ner­vio com­pri­mi­do ge­ne­ra sin­to­ma­to­lo­gía va­ria­da pe­ro tam­bién ter­mo grá­fi­ca­men­te una di­fe­ren­cia de tem­pe­ra­tu­ra. La qui­ro­pra­xia es­tá par­ti­cu­lar­men­te in­tere­sa­da en el equi­li­brio es­truc­tu­ral de la co­lum­na ver­te­bral y sis­te­ma ner­vio­so. El ajus­te y ali­nea­mien­to ver­te­bral se rea­li­za en to­da la co­lum­na ver­te­bral, co­rri­gien­do o evi­tan­do las com­pen­sa­cio­nes o des­a­li­nea­mien­tos que ge­ne­ral­men­te pa­san des­aper­ci­bi­dos en la con­sul­ta mé­di­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.