Pier­nas di­vi­nas

Mia - - BELLEZA -

Pa­sar ho­ras sen­ta­da fren­te a la com­pu, es­tar pa­ra­da mu­cho tiem­po, o lle­var una vi­da se­den­ta­ria, son há­bi­tos que re­per­cu­ten ne­ga­ti­va­men­te en la sa­lud de las pier­nas. Una al­ter­na­ti­va es­tu­dia­da pa­ra me­jo­rar la cir­cu­la­ción san­guí­nea y au­men­tar la lon­ge­vi­dad es al­ter­nar los ba­ños de agua ca­lien­te y fría con in­ter­va­los apro­xi­ma­dos de 15 mi­nu­tos. Ade­más, los be­ne­fi­cios del agua a ni­vel fí­si­co son sor­pren­den­tes: ac­túa ablan­dan­do (ma­ce­ran­do) la piel, por lo que las cé­lu­las más su­per­fi­cia­les de la epi­der­mis se hin­chan, es­to lo ob­ser­va­mos lue­go de su­mer­gir du­ran­te un tiem­po pro­lon­ga­do el cuer­po, to­ma el as­pec­to de piel arru­ga­da.

Es­ta ac­ti­vi­dad sir­ve co­mo es­tí­mu­lo a la re­no­va­ción del te­ji­do.

Por eso, la piel es­tá mu­cho más permea­ble y pre­pa­ra­da pa­ra asi­mi­lar los prin­ci­pios ac­ti­vos de las fór­mu­las es­pe­cí­fi­cas pa­ra es­ta re­gión. Por ejem­plo, el Gel Re­lax Spa, de Amo­dil ($ 61,99), cuen­ta con una fór­mu­la con pro­pie­da­des re­la­jan­tes y re­fres­can­tes que cal­ma rá­pi­da­men­te las pier­nas can­sa­das y brin­da una in­me­dia­ta sen­sa­ción de bie­nes­tar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.