Un po­co de or­den

Mia - - CALIDAD DE EDUCACIÓN -

Se­gún los es­pe­cia­lis­tas, a par­tir de los 3 años po­de­mos co­men­zar a en­se­ñar­les a los hi­jos a ser or­de­na­dos. Pa­ra eso, sir­ven es­tas es­tra­te­gias: Po­né ob­je­ti­vos rea­lis­tas y pro­gre­si­vos de acuer­do a la edad y ca­pa­ci­dad del chi­co. Por ejem­plo, pe­di­le que lue­go de usar su juego de en­cas­tre, guar­de ca­da una de las pie­zas den­tro de la ca­ja o bol­sa.

✔ Re­cor­dá que la pa­cien­cia es la ba­se de to­do pro­ce­so de aprendizaje.

✔ Tra­ba­já un ob­je­ti­vo ac­ce­si­ble a la vez, es de­cir, si le en- se­ñás a po­ner los za­pa­tos en su lu­gar y, lue­go de 15 días, ves que lo ha­ce por sí so­lo, aña­dí un nue­vo ob­je­ti­vo co­mo po­ner la ro­pa en la ca­nas­ta de lo que es­tá pa­ra la­var.

✔ Re­co­no­cé los pe­que­ños éxi­tos y de­cí­se­lo. No ha­ce fal­ta que le com­pres na­da sino que lo mo­ti­ves di­cién­do­le ¡Es­toy or­gu­llo­sa de vos por­que lo es­tás ha­cien­do per­fec­to!”,“vi que tu ha­bi­ta­ción es­tá muy or­de­na­da”. Los ges­tos afec­ti­vos son más sig­ni­fi­ca­ti­vos que cual­quier re­ga­lo.

✔ Es esen­cial que des el ejem­plo. Los ni­ños imi­tan lo que ven de sus pa­dres. Si le pe­dis que cuelgue su mo­chi­la, pe­ro vos de­jás ti­ra­da la car­te­ra en cual­quier la­do, él ha­rá lo mis­mo por­que no en­tien­de el por qué de ese pri­vi­le­gio.

✔ Es­ta­ble­cé cuá­les son lu­ga­res pa­ra ca­da co­sa y no los cam­bies sal­vo ne­ce­si­dad.

✔ Ayu­da­lo al em­pe­zar pa­ra que tu hi­jo se sienta apo­ya­do. ✔ Siem­pre que el ni­ño use al­go, sea o no su­yo, pe­di­le que lo re­gre­se a su lu­gar cuan­do ter­mi­ne. Por ejem­plo, si usa un ju­gue­te de su her­mano ma­yor, ha­ce­le sa­ber que cuan­do aca­be de usar­lo, de­be re­gre­sar­lo al mis­mo si­tio de don­de lo to­mó.

✔ Con­ta­le cuen­tos en los que los pro­ta­go­nis­tas su­fran de con­se­cuen­cias ne­ga­ti­vas por ser des­or­de­na­dos.

✔ Es­ta­ble­cé ru­ti­nas de or­den. Por ejem­plo, se­gún la edad, al des­per­tar de­be­rá ten­der su ca­ma, ba­ñar­se, co­lo­car el pi­ja­ma de­ba­jo de la al­moha­da, lavarse los dien­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.