Die­ta DE LA Lu­na

AL­TO IN­VIERNO Más que a tiem­po, ya te­ne­mos to­das las ta­blas pa­ra co­mer bien y no en­gor­dar cuan­do ha­ga más frío y lle­gar a la pri­ma­ve­ra bien en lí­nea

Mia - - NUTRICIÓN - Por Maia Fe­rran­do

La Die­ta de la Lu­na es un plan sen­ci­llo y na­tu­ral que se pue­de res­pe­tar con co­mo­di­dad, armando vian­das o yen­do a co­mer a res­tau­ran­tes. Ga­ran­ti­za un des­cen­so se­gu­ro, sano, equi­li­bra­do y sin de­ma­sia­do sa­cri­fi­cio. Se ba­sa en in­ges­tas mí­ni­mas de ali­men­tos en los días in­di­ca­dos. Du­ran­te el res­to de la se­ma­na, hay que res­pe­tar el or­den de los gru­pos de co­mi­das. Por eso, en es­ta die­ta no hay prohi­bi­dos.

La cro­no­bio­lo­gía

El nom­bre cien­tí­fi­co de la Die­ta de la Lu­na es Cro­no­bio­lo­gía Te­ra­péu­ti­ca De­sin­to­xi­can­te. La cro­no­bio­lo­gía in­ves­ti­ga la re­la­ción que exis­te en­tre el tiem­po y los rit­mos bio­ló­gi­cos de las plan­tas, los ani­ma­les y los se­res humanos.

Se apli­ca co­mo mé­to­do de­sin­to­xi­can­te pa­ra lle­gar al pe­so ideal, uti­li­zan­do ta­blas que per­mi­ten sa­ber cuá­les

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.