Una me­jor co­mu­ni­ca­ción

Mia - - CALIDAD DE EDUCACIÓN - Fuen­te: www.guiain­fan­til.com

Cuan­do exis­te bue­na co­mu­ni­ca­ción en una fa­mi­lia, se­gu­ra­men­te hay com­pa­ñe­ris­mo y un am­bien­te de unión y afec­to en la ca­sa. Pe­ro, so­bre to­do y lo más im­por­tan­te, es que hay res­pe­to mu­tuo y va­lo­res bien asen­ta­dos que en­raí­zan con el ori­gen de unas bue­nas re­la­cio­nes.

¿Qué de­be­mos ha­cer y qué no co­mo pa­dres pa­ra me­jo­rar la co­mu­ni­ca­ción?

Al dar una in­for­ma­ción, bus­cá que siem­pre sea de una for­ma po­si­ti­va.

Obe­de­cé a la re­gla de que "to­do lo que se di­ce, se cumple". Em­pa­ti­zar o po­ner­nos en el lu­gar del otro.

Dar men­sa­jes con­sis­ten­tes y no con­tra­dic­to­rios. Es­cu­char con aten­ción e in­te­rés.

Crear un cli­ma emo­cio­nal que fa­ci­li­te la co­mu­ni­ca­ción. Pe­dir el pa­re­cer y la opi­nión a los de­más. Ex­pre­sar y com­par­tir sen­ti­mien­tos.

Ser cla­ros a la ho­ra de pe­dir al­go.

NO

Ha­cer ge­ne­ra­li­za­cio­nes del ti­po "Siem­pre le es­tás pe­gan­do a tu her­ma­na.

Es­cu­char sin abrir jui­cio de in­me­dia­to.

No sa­ber es­cu­char pa­ra com­pren­der bien lo que quie­ren de­cir los de­más realmente.

Dis­cu­tir so­bre la ver­sión de al­go que su­ce­dió ha­ce ya tiem­po. ¿Pa­ra qué dar­le tan­ta im­por­tan­cia a su­ce­sos ya pa­sa­dos?

Po­ner eti­que­tas. Evi­tá ca­ta­lo­gar siem­pre del mis­mo mo­do si­tua­cio­nes o com­por­ta­mien­tos pa­re­ci­dos, re­cor­dan­do un acon­te­ci­mien­to pun­tual.

Po­ner ob­je­ti­vos con­tra­dic­to­rios. Si una vez te pa­re­ció bien, evi­tá que la si­guien­te sea al re­vés. No ele­gir mo­men­tos o lu­ga­res que pue­dan fa­vo­re­cer la co­mu­ni­ca­ción fa­mi­liar.

Lle­nar de re­pro­ches que en­tor­pe­cen una bue­na co­mu­ni­ca­ción.

Abu­sar de los " de­be­rías" y las opi­nio­nes. Cor­tar la con­ver­sa­ción por­que se pres­ta más aten­ción a lo que se quie­re de­cir que a es­cu­char al otro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.