GUÍA DE AR­TE & ES­PEC­TÁCU­LOS.

Mia - - SUMARIO -

To­do lo que hay pa­ra ver

-¿El li­bro es una es­pe­cie de au­to­bio­gra­fía co­mo due­ño de una em­pre­sa­fú­ne­bre?

-En par­te son mu­chas ex­pe­rien­cias vi­vi­das ha­bién­do­me cria­do den­tro de una fu­ne­ra­ria, lo que im­pli­ca ver la muer­te sin en­ten­der. Apar­te, son vi­ven­cias que só­lo pue­den te­ner quie­nes con­vi­ven con la muer­te día a día.

-¿Por tu tra­ba­jo, to­más a la muer­te des­de otra pers­pec­ti­va?

-Des­de ya. Al prin­ci­pio, me cos­ta­ba sin en­ten­der por qué las per­so­nas bue­nas de­bían fa­lle­cer pe­ro, con el tiem­po y di­fe­ren­tes su­ce­sos que fui ex­pe­ri­men­tan­do, em­pe­cé a com­pren­der más a la muer­te y cómo ga­nar­le la pul­sea­da.

-¿Qué creés que hay des­pués de la muer­te?

-De acuer­do a mis ex­pe­rien­cias y se­gún el Kar­ma, una per­so­na re­en­car­na­rá en otra to­tal­men­te di­fe­ren­te. Es de­cir, de acuer­do a sus con­di­cio­nes de vi­da, tra­ba­jo, su­fri­mien­tos, só­lo ten­drá recuerdos en flas­hes de quién pu­do ha­ber si­do pe­ro nun­ca lle­ga­rá a di­lu­ci­dar­lo has­ta el día de su pa­so al más allá.

-¿El bien y el mal cómo in­flu­yen en las muer­tes?

-Di­rec­ta­men­te.Am­bos nos acom­pa­ñan has­ta la ve­jez. El mal apro­ve­cha los mo­men­tos de de­bi­li­dad emo­cio­nal co­mo su­fri­mien­tos, ira, pe­leas, cuan­do es­ta­mos más sen­si­bles y pue­de ma­ni­pu­lar­nos has­ta desem­bo­car en una de­pre­sión e in­clu­so en la muer­te.

-¿Qué bus­cas­te tras­mi­tir­le a los lec­to­res?

-Bá­si­ca­men­te, si­go con­vi­vien­do con la muer­te y mi men­sa­je es­tá ba­sa­do en el amor a la fa­mi­lia y ami­gos. Vi­vi­mos co­rrien­do ha­cia una me­ta cuan­do la úni­ca real es la muer­te. Por eso, in­vi­to a que ra­zo­ne­mos, a ha­cer lo que sen­ti­mos y nos ha­ce bien. Aun­que pa­rez­ca ra­ro, in­vi­to a que pla­ni­fi­que­mos nues­tra muer­te, lle­gar a ese tris­te mo­men­to y que nues­tros fa­mi­lia­res ten­gan el úni­co sin­sa­bor de ex­tra­ñar no po­der com­par­tir más mo­men­tos con no­so­tros. Pa­ra mí eso es mo­rir en paz, sa­bien­do que he­mos ex­pri­mi­do al má­xi­mo nues­tra vi­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.