La otra des­pe­di­da co­lor ce­les­te

Con­tra Ro­sa­rio Cen­tral, to­dos se fo­ca­li­za­ron en el último par­ti­do de Ola­ve. Pe­ro tam­bién fue el último de Obo­lo.

Mundo D - - FUTBOL - Pa­blo Ocam­po po­cam­po@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

L a úl­ti­ma fe­cha de 2016 mar­có el fi­nal de la ca­rre­ra de Juan Car­los Ola­ve en el arco de Bel­grano. El guar­da­me­ta de­jó su pues­to des­pués de 382 par­ti­dos en el Pi­ra­ta y a pe­sar que el equi­po ju­gó de mal a muy mal, to­das las mi­ra­das se con­cen­tra­ron en dar­le la des­pe­di­da al “1”. Pe­ro ese mis­mo par­ti­do an­te Ro­sa­rio Cen­tral que ter­mi­nó 2 a 0 a fa­vor de los san­ta­fe­si­nos, fue tam­bién el fi­nal de la relación en­tre el Ce­les­te y Mau­ro Obo­lo, otro ju­ga­dor hin­cha del plan­tel. El de­lan­te­ro le ase­gu­ró a Mun­do D que el fi­nal de la relación con el Pi­ra­ta se dio de ma­ne­ra “es­pe­ra­da”. Él lo ex­pli­ca: “En el último tiem­po no mar­qué mu­chos go­les y eso hi­zo que el club bus­ca­ra otro de­lan­te­ro. Fi­ja­te que en el pri­mer año de con­tra­to ju­gué ca­si to­dos los par­ti­dos, ya en es­te se­gun­do fue dis­tin­to, pe­ro no pu­de cum­plir ha­cien­do go­les y tu­ve que sa­lir”.

“La ver­dad es que se com­pli­có para ju­gar, por­que la llegada de Ma­tías (Suá­rez), su­ma­do al cam­bio de en­tre­na­dor y el sis­te­ma de jue­go, hi­zo que tu­vie­ra ca­da vez me­nos chan­ces de es­tar en can­cha”, agre­gó el ata­can­te.

En un Bel­grano que hi­zo po­cos go­les y que ju­gó so­la­men­te en al­gu­nos par­ti­dos bien, Obo­lo es­tu­vo en la ma­yo­ría de los jue­gos con­cen­tra­do, pe­ro al mis­mo tiem­po su­mó po­cos mi­nu­tos en es­te se­gun­do se­mes­tre de 2016: “Pa­sa que mu­cho tie­ne que ver có­mo es­tá ob­ser­van­do el par­ti­do el téc­ni­co y des­pués, en­tien­do yo, cuan­do te­nés tu ‘9’ le das mi­nu­tos por­que que­rés que si­ga ga­nan­do en con­fian­za. Por­que nun­ca es bueno eso de po­ner y sa­car a los ju­ga­do­res, por­que así no ga­na con­fian­za na­die... y en mi ca­so lle­gó Bie­ler y fue el que más go­les hi­zo”.

Para el de­lan­te­ro, quien lle­gó al Ce­les­te co­mo un “hin­cha” con la opor­tu­ni­dad de ju­gar en el club de su co­ra­zón, el pre­sen­te le due­le: “La ver­dad es que no ima­gi­né lle­gar al fi­nal de mi con­tra­to e ir­me, pe­ro me­nos aún és­te pre­sen­te del equi­po ca­si último y en­ci­ma no ju­gan­do en ca­si to­do el año. Ade­más, tam­po­co ima­gi­né que Juan (Ola­ve) se fue­ra seis me­ses an­tes de lo que pen­sa­ba”.

“Ten­go 35 años y soy cons­cien­te de eso. Más allá de que si hu­bie­se ju­ga­do y mar­ca­do un mon­tón de go­les se­ría otra reali­dad, nun­ca pen­sé en es­ti­rar mi con­tra­to, me voy fe­liz de ha­ber­lo cum­pli­do y de ha­ber te­ni­do la po­si­bi­li­dad de re­gre­sar al club en es­te es­tu­pen­do mo­men­to ins­ti­tu­cio­nal”, pro­si­guió.

Para mu­chos hin­chas del fút­bol ar­gen­tino, un ju­ga­dor de 35 años es un “vie­jo” y Obo­lo di­ce al res­pec­to: “Es­tá ins­ta­la­do que un ti­po de 32 o 33 años es vie­jo. Pe­ro si el ju­ga­dor rin­de con 35... o con 40 co­mo tie­ne Juan (Ola­ve), no es ve­te­rano. Un ju­ga­dor rin­de o no, más allá de su edad. Hasta te di­ría que mu­chas ve­ces un fut­bo­lis­ta de más de 30 pue­de ren­dir me­jor que uno de 20 por­que se­gu­ra­men­te la ex­pe­rien­cia jue­ga un pa­pel im­por­tan­te”.

“Cuan­do las co­sas sa­len mal, no ne­ce­si­to que na­die me lo di­ga, por­que soy au­to­crí­ti­co y sé que se hi­zo bien y que se hi­zo mal. Lo que me mo­les­ta es la fal­ta de res­pe­to, eso no se lo per­dono ni se lo jus­ti­fi­co a na­die... y eso mu­chas ve­ces su­ce­de en las re­des so­cia­les, por eso no ten­go ni leo”, pro­si­guió.

Fi­nal­men­te, Obo­lo sos­tu­vo que “se­gui­ré ju­gan­do”. “Por aho­ra es­pe­ro una ofer­ta que me se­duz­ca y que sea in­tere­san­te. No tie­ne que ver con la ca­te­go­ría ni con el club que me lla­me, lo que veo es si tie­nen in­te­rés por mí co­mo ju­ga­dor y eso es lo que va­lo­ro. En Bel­grano se me tra­tó muy bien, la gen­te que tra­ba­ja en la dia­ria, los hin­chas y to­dos... Eso es muy va­lo­ra­ble”, ce­rró el go­lea­dor que se va.

Romero, sin va­ca­cio­nes “El Cu­ti”, a la Sub 20 El de­fen­sor de Bel­grano se su­ma hoy a las prác­ti­cas de la se­lec­ción.

(RAMIRO PE­REY­RA)

Lá­gri­mas. Bo­lat­ti con­sue­la a Obo­lo al fi­nal del par­ti­do an­te Cen­tral. El de­lan­te­ro se emo­cio­nó.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.