Evo­car y pro­yec­tar

El Ce­les­te, que ha­ce seis años vol­vía a Pri­me­ra y man­da­ba a Ri­ver a la B, cie­rra hoy su peor cam­pa­ña des­de ese as­cen­so. A las 20.15, vi­si­ta a Hu­ra­cán, que bus­ca un pun­to pa­ra za­far.

Mundo D - - FÚTBOL - Pa­blo Gi­let­ta pgi­let­ta@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

D es­de aquel 26 de ju­nio de 2011 –cuan­do Bel­grano vol­vió a Pri­me­ra Di­vi­sión, man­dó al des­cen­so a Ri­ver en el Mo­nu­men­tal y se con­vir­tió en ten­den­cia mun­dial–, to­do fue di­fe­ren­te. La fe­cha, que pa­ra mu­chos pa­só a ser fe­ria­do y que tan­tos otros pre­fe­ri­rían bo­rrar del almanaque, marcó un hi­to fun­da­men­tal: fue el día que cam­bió la fór­mu­la del fút­bol ar­gen­tino, esa que de­cía que ha­bía in­to­ca­bles y que un club del in­te­rior, a lo su­mo, se­ría un buen par­te­nai­re en fes­te­jos aje­nos. Seis años des­pués de aque­lla “ges­ta”, que marcó el co­mien­zo de su cuar­to ci­clo en la má­xi­ma ca­te­go­ría des­de la re­es­truc­tu­ra­ción de fút­bol ar­gen­tino, los ce­les­tes ce­rra­rán hoy en la mis­ma ciu­dad, aun­que en otro ba­rrio, una nue­va tem­po­ra­da que es­tu­vo le­jos de ser la me­jor, fren­te a un Hu­ra­cán que in­ten­ta­rá li­be­rar­se de­fi­ni­ti­va­men­te de la an­gus­tia del des­cen­so que lo ace­cha.

El ár­bi­tro Da­río He­rre­ra da­rá la or­den de ju­gar jus­to a las 20.15, jun­to a los par­ti­dos de los otros equi­pos in­vo­lu­cra­dos en la lu­cha por no ocu­par el úl­ti­mo ca­si­lle­ro va­can­te en­tre los que per­de­rán la ca­te­go­ría.

Que el aniver­sa­rio de aquel his­tó­ri­co as­cen­so en­cuen­tre a Bel­grano en­tre los del fon­do de la ta­bla y ju­gan­do an­te un equi­po de­ses­pe­ra­do por no des­cen­der, en­cie­rra un men­sa­je en sí mis­mo: de­be­rá cui­dar lo que tan­to le cos­tó con­se­guir (Gui­ller­mo Fa­rré, úni­co so­bre­vi­vien­te del plan­tel de 2011, lo pue­de con­tar) pa­ra no ver­se, den­tro de un año, en la mis­ma situación que su ri­val de hoy.

Es que, aun­que los Pi­ra­tas tie­nen ase­gu­ra­da su per­ma­nen­cia du­ran­te, al me­nos, un año más, apo­ya­dos por las bue­nas co­se­chas an­te­rio­res, la cam­pa­ña que hoy fi­na­li­za sig­ni­fi­có dar va­rios pa­sos ha­cia atrás y su per­ma­nen­cia en la di­vi­sio­nal ma­yor, en el me­diano pla­zo, que­dó con­di­cio­na­da a que la pró­xi­ma tem­po­ra­da sea al­go más que bue­na. Un desafío que la di­ri­gen­cia pa­re­ce ha­ber acep­ta­do con la ur­gen­cia del ca­so, a la ho­ra de to­mar de­ci­sio­nes.

Lo que vie­ne

Así co­mo la evo­ca­ción de lo que pa­só de­be ser un in­cen­ti­vo pa­ra Bel­grano, mi­rar pa­ra ade­lan­te es una ne­ce­si­dad. Ha­ce ra­to que en Al­ber­di se sa­be que ha­brá una fuer­te re­no­va­ción en el plan­tel pro­fe­sio­nal. Des­de lo for­mal, co­men­za­rá ma­ña­na, cuan­do es­te tor­neo sea his­to­ria. Pe­ro, en los he­chos, al­gu­nas se­ña­les dan cuen­ta de que los cam­bios co­men­za­ron ha­ce un tiem­po: hay ges­tio­nes por re­fuer­zos y una mi­ra­da ca­da vez más pro­fun­da a la can­te­ra.

De he­cho, pa­ra vi­si­tar al Glo­bo, el en­tre­na­dor Se­bas­tián Mén­dez in­clu­yó en la de­le­ga­ción a los ju­ve­ni­les Ima­nol Gon­zá­lez (de­fen­sor cen­tral, de 19 años) y Va­len­tín Bar­be­ro (vo­lan­te ex­terno por de­re­cha, de 16). Ade­más, vol­vió a con­vo­car a Braian Vol­pi­ni (18) y To­más Gui­da­ra (21), quie­nes hi­cie­ron su pre­sen­ta­ción el jue­ves pa­sa­do, en la vic­to­ria 2-1 fren­te a Ne­well’s, y a Fran­cis­co Ro­me­ro (18), quien to­da­vía no ju­gó. A ellos hay que su­mar­les Cris­tian Ro­me­ro (19), quien si bien ha­ce ra­to de­bu­tó, tam­bién es un ju­ve­nil.

En cam­bio, se que­dó afue­ra el de­lan­te­ro To­más At­tis (17), quien acu­só una mo­les­tia en su ro­di­lla iz­quier­da, y hoy se­rá so­me­ti­do a es­tu­dios por imá­ge­nes pa­ra de­ter­mi­nar la gra­ve­dad de su le­sión.

De to­dos mo­dos, el DT es pre­ca­vi­do. “El con­tex­to no ayu­da pa­ra los chi­cos que de­bu­tan y re­cién em­pie­zan. Co­mo es­ta­mos hoy, po­ner to­dos chi­cos se­ría la peor de­ci­sión”, ha­bía de­cla­ra­do du­ran­te la se­ma­na pre­via al par­ti­do fren­te a los ro­sa­ri­nos.

Co­mo tam­po­co via­ja­ron Cris­tian Le­ma y Lu­cas Me­lano, con sen­das mo­les­tias fí­si­cas, hoy se­rán va­rios los cam­bios; aun­que el DT re­cién con­fir­ma­rá el equi­po ti­tu­lar mi­nu­tos an­tes del par­ti­do. La situación del ri­val

Hu­ra­cán, que ayer eligió a sus au­to­ri­da­des co­mo ins­ti­tu­ción (el ac­tual pre­si­den­te Ale­jan­dro Na­dur fue re­ele­gi­do por am­plio mar­gen en los co­mi­cios), vi­ve un tiem­po con­vul­sio­na­do.

Hoy le al­can­za con un em­pa­te pa­ra ase­gu­rar­se la con­ti­nui­dad en Pri­me­ra, pe­ro una caí­da po­dría obli­gar­lo a ju­gar un des­em­pa­te con Al­do­si­vi o con Tem­per­ley pa­ra evi­tar el des­cen­so, de­pen­dien­do de otros re­sul­ta­dos. El cli­ma en Par­que Pa­tri­cios es­ta­rá sig­na­do por el ner­vio­sis­mo. El 26 de ju­nio de 2011, Bel­grano fue pro­ta­go­nis­ta de uno de los im­pac­tos más fuer­tes del fút­bol ar­gen­tino: con su em­pa­te 1-1 en el Mo­nu­men­tal re­gre­só a Pri­me­ra y de­cre­tó el pri­mer y úni­co des­cen­so de Ri­ver en su his­to­ria. En Al­ber­di, el Pirata ha­bía ga­na­do 2-0.

El as­cen­so de 2011 Vol­teó a un gi­gan­te Ha­ce seis años, Bel­grano subió a Pri­me­ra y man­dó a Ri­ver a la “B”.

(RAI­MUN­DO VI­ñUELAS)

Pro­ta­go­nis­tas. El téc­ni­co Se­bas­tián Mén­dez per­fi­la el pró­xi­mo plan­tel. El ca­pi­tán Gui­ller­mo Fa­rré, úni­co so­bre­vi­vien­te del as­cen­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.