“Va­mos a te­ner la suer­te de ga­nar­les en la can­cha de ellos”

Ju­nior Arias dis­fru­tó de ser el hé­roe del 1-0 so­bre Pa­tro­na­to, que le sir­vió pa­ra in­gre­sar de lleno al Mun­do Ta­lle­res. Y ya le apun­tó fir­me al clá­si­co con Bel­grano.

Mundo D - - SUPERLIGA + FÚTBOL - Hu­go Gar­cía hgar­cia@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

l es­pe­cia­lis­ta sa­be que nin­gún gol es igual a otro. Ju­nior Arias co­no­ce el po­der y el al­can­ce de es­ta afir­ma­ción. So­bre to­do en es­te mo­men­to del Mun­do Ta­lle­res. Su de­but fue in­me­jo­ra­ble por­que fue el es­treno del equi­po en la Su­per­li­ga y él abrió un mar­ca­dor que ter­mi­nó 5-2 so­bre La­nús, con una ju­ga­da que re­pre­sen­ta el ADN del Ta­lle­res de Ku­del­ka. En aquel par­ti­do el go­lea­dor to­mó el re­bo­te del ti­ro al pa­lo de una de las tan­tas pro­yec­cio­nes del la­te­ral Leo­nar­do Go­doy, un mo­vi­mien­to que es mar­ca re­gis­tra­da en es­te equi­po.

Sin em­bar­go, el gol de ayer fue especial por­que pa­seó a Arias por cua­tro di­men­sio­nes: una tem­po­ral, por­que le to­có in­gre­sar cuan­do Ta­lle­res iba por la dé­ci­ma de las 16 si­tua­cio­nes de gol que le creó a Pa­tro­na­to; una es­pa­cial, ya pu­do ha­cer ese pa­se a la red que na­die ha­bía rea­li­za­do; otra real­men­te sig­ni­fi­ca­ti­va por­que re­sul­ta de una so­cie­dad que armó con Mau­ro Or­tiz (re­cién in­gre­sa­do co­mo Arias, fue el au­tor de la asis­ten­cia) y en uno de los par­ti­dos que ha Ta­lle­res más le cues­ta co­mo es el de ata­car en es­pa­cios re­du­ci­dos; y, fi­nal­men­te, una cues­tión per­so­nal­gru­pal.

Ese 1-0 de­ter­mi­nan­te y de­fi­ni­ti­vo, que co­lo­ca a Ta­lle­res cer­ca de la ci­ma, le sig­ni­fi­ca lle­gar al equi­po con la for­ma es­pe­ra­da al clá­si­co an­te Bel­grano en Al­ber­di –ha­ce 42 años que no se jue­ga ahí por Pri­me­ra Di­vi­sión– y pa­ra el uru­gua­yo la po­si­bi­li­dad de vol­ver a in­gre­sar al equi­po des­de el va­mos.

Buen au­gu­rio y la so­cie­dad

Es­te gol fue dis­tin­to. Por­que fue vol­ver a la fuen­te de es­te equi­po. Por­que na­ció de dos de los miem­bros que for­man el tri­den­te del me­dio cam­po co­mo Pa­blo Gui­ña­zú y Emanuel Rey­no­so, y se ce­rró con el que es­ta­ban in­te­gran­do Mau­ro Or­tiz-Arias-Se­bas­tián Pa­la­cios. Del mo­tor del equi­po a la eje­cu­ción, de la crea­ción a la con­cre- ción, del pen­sa­mien­to a la ace­le­ra­ción... De cin­co pa­ses al gol y a la vic­to­ria. La tra­jo “el Cho­lo” y si­guió con “Be­be­lo” (es el que ha­ce ju­gar a Ta­lle­res), Or­tiz y “Pa­la” ar­ma­ron una pa­red ge­nial pa­ra que el uru­gua­yo la em­pu­je.

“Ga­na­mos gra­cias a to­dos, te co­rri­jo. Sa­bía que te­nía que an­ti­ci­par al pri­mer pa­lo y te­ner mo­vi­li­dad. Den­tro del área que es mi fuer­te”, di­jo Arias, an­te la pri­me­ra re­qui­si­to­ria pe­rio­dís­ti­ca, con la hin­cha­da de Ta­lle­res can­tan­do por ter­ce­ra vez en el jue­go: “Que el do­min­go, cues­te lo que cues­te. En Al­ber­di, te­ne­mos que ga­naaaar”.

En­ton­ces, el uru­gua­yo, quien ha­bía in­gre­sa­do por Mar­ce­lo To­rres, di­jo: “La gen­te me lo hi­zo sa­ber des­de el pri­mer día que lle­gué. Se vi­ve de for­ma muy im­por­tan­te. Va a ser el pri­me­ro acá en Cór­do­ba y va­mos a te­ner la suer­te de ga­nar­les en la can­cha de ellos”.

Lue­go, a la sa­li­da de los ves­tua­rios, Arias con­tó la his­to­ria del gol y vol­vió a in­sis­tir so­bre ven­cer a Bel­grano. Lu­cas Ola­za, su com­pa­trio­ta, fue quien se lo va­ti­ci­nó. “Con­cen­tra­mos jun­tos y me di­jo que en­tra­ría y ha­ría un gol. Es me­dio bru­jo. Gui­ña­zú tam­bién me lo di­jo ape­nas en­tré”, con­tó Arias.

–¿Te to­có el amor pro­pio Ku­del­ka cuan­do de­ci­dió que fue­ras al ban­co?

–Sí. Cuan­do es ti­tu­lar y lo sa­can, al­go pa­sa. Soy au­to­crí­ti­co, pe­ro tam­bién fuer­te. En el sen­ti­do de que quie­ro re­ver­tir. Por al­go me sa­ca­ron. Pe­ro apre­té los dien­tes y se pu­do con­se­guir el ob­je­ti­vo.

Igual­men­te, las pa­la­bras pre­vias al in­gre­so fue­ron de Raúl Ar­man­do, el DT al­terno al­bia­zul, quien hi­zo el cam­bio del ex Pe­ña­rol por To­rres por or­den de Ku­del­ka, quien se ha­bía ido ex­pul­sa­do por el juez Ra­pa­lli­ni. “Ar­man­do me di­jo que aguan­te la pe­lo­ta, que ge­ne­re al­gu­na fal­ta cer­ca del área y que va­ya al pri­mer pa­lo. Es­tu­ve en el mo­men­to jus­to. Es­toy con­ten­to por el gol. Lo ne­ce­si­ta­ba”, agre­gó Arias.

–¿Se sien­te el cli­ma del clá­si­co?

–Des­de an­tes me lo hi­cie­ron sa­ber. Va a ser un par­ti­do lin­do y her­mo­so. Hay que dis­fru­tar­lo. Bueno, va­mos a te­ner la suer­te de ga­nar­le en can­cha de ellos. Se­rá un clá­si­co especial por­que tam­bién hay uru­gua­yos en Bel­grano co­mo Mar­tí­nez Pin­to y Ra­mis.

(PE­DRO CAS­TI­LLO)

Con to­do. Así en­tró Ju­nior Arias al par­ti­do de ayer con­tra Pa­tro­na­to. Le do­lió sa­lir del equi­po ti­tu­lar, pe­ro el uru­gua­yo lo acep­tó y fue au­to­crí­ti­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.