Del dra­ma a la glo­ria, en 200 km

Des­pués de que­dar al lí­mi­te de no co­rrer, ayer Ch­ris­tian Le­des­ma y Emi­li­ano Spa­ta­ro lle­va­ron el Re­nault al triun­fo.

Mundo D - - AUTOMOVILISMO - Ra­fael Ce­re­zo rce­re­zo@la­voz­de­lin­te­riuor.com.ar

El ban­de­ra­zo triun­fal ca­yó ayer so­bre el ca­pó del Re­nault Fluen­ce ba­jo la con­duc­ción de Emi­li­ano Spa­ta­ro, quien com­par­tió la con­duc­ción con Ch­ris­tian Le­des­ma y am­bos co­no­cie­ron la glo­ria de ga­nar los 200 km de Bue­nos Ai­res.

En una jornada muy com­pli­ca­da por las con­di­cio­nes del tiem­po y otros in­gre­dien­tes, y dispu­tan­do las dos úl­ti­mas vuel­tas ba­jo la llu­via y con un “des­li­za­mien­to” del Re­nault de Spa­ta­ro, que es­tu­vo a pun­to de ha­cer­le per­der la ca­rre­ra, al fi­nal lle­gó el fes­te­jo. Fue el mo­men­to de glo­ria pa­ra am­bos pilotos de aqui­la­ta­da ex­pe­rien­cia.

Pe­ro lo de ayer fue el éx­ta­sis de es­ta his­to­ria, que co­men­zó con mu­cho dra­ma el pa­sa­do vier­nes. Ese día, es­ta­ba asig­na­do a los pilotos in­vi­ta­dos pa­ra que pu­die­ran gi­rar con el au­to y fue en ese mo­men­to cuan­do Ch­ris­tian Le­des­ma su­frió un es­pec­ta­cu­lar des­pis­te que de­jó muy da­ña­do el au­to, so­bre to­do en la co­la. “Sa­lí de la S del cier­vo a unos 230 km/h y de pron­to el au­to se des­aco­mo­dó y sa­lí dis­pa­ra­do pa­ra gol­pear con­tra las go­mas de con­ten­ción a unos 120 km/h”, le ex­pli­có Le­des­ma a

El pi­lo­to re­sul­tó ile­so pe­ro con un fuer­te do­lor cer­vi­cal, so­bre to­do en el cue­llo, que ne­ce­si­tó de aten­ción mé­di­ca. Cuan­do el mar­pla­ten­se vol­vió al box, ya los me­cá­ni­cos ha­bían co­men­za­do una la­bor que lle­va­ría mu­chas ho­ras pa­ra vol­ver a po­ner en pis­ta el au­to. El Fluen­ce gol­pea­do, era un au­to nue­vo con muy po­cos ki­ló­me­tros y cons­trui­do por Mar­tín Ro­me­ro, en su ta­ller de Bur­za­co. Por ello, el equi­po Re­nault lo con­vo­có pa­ra tra­ba­jar en la uni­dad y al re­vi­sar los da­ños se die­ron cuen­ta que ha­bía pie­zas con las que no con­ta­ban.

Allí, co­men­zó una lu­cha con­tra el tiem­po, por­que mien­tras los me­cá­ni­cos des­ar­ma­ban y ana­li­za­ban los da­ños, el equi­po re­cu­rrió a va­rias con­ce­sio­na­rias pa­ra pe­dir las pie­zas ne­ce­sa­rias. To­do el con­jun­to se reunió en el au­tó­dro­mo al­re­de­dor de las 22.30 y el pro­pio Ro­me­ro, con dos per­so­nas de su equi­po y tres me­cá­ni­cos de la es­cua­dra del rom­bo, pu­sie­ron ma­nos a la obra. Des­pués de ca­si 12 ho­ras de in­ten­so tra­ba­jo, la uni­dad que­dó en con­di­cio­nes de sa­lir a pis­ta y lo hi­zo, mi­nu­tos des­pués de que la chi­cha­rra, ha­bi­li­ta­ra la pis­ta pa­ra gi­rar. Los en­sa­yos y la cla­si­fi­ca­ción, se uti­li­za­ron pa­ra ver que no se “ca­ye­ra” na­da, que to­do fun­cio­na­ra y por ello, el 17º pues­to en cla­si­fi­ca­ción, fue ca­si un premio pa­ra to­dos los que tra­ba­ja­ron sin dor­mir.

Premio al es­fuer­zo

Los 200 km fue­ron una ca­rre­ra “lo­ca” y con di­fí­cil pro­nós­ti­co, por­que la llu­via se en­car­gó de com­pli­car­le el pa­no­ra­ma a to­dos. El cir­cui­to 15 te­nía mu­cha agua so­bre la car­pe­ta as­fál­ti­ca a la sa­li­da del cur­vón Sa­lot­to y tam­bién des­pués de As­ca­ri, por­que la llu­via caí­da por la no­che inun­dó las ban­qui­nas y es­tas des­agua­ron en la pis­ta.

De po­co va­lió gi­rar al­gu­nos mi­nu­tos, por­que el agua acu­mu­la­da era mu­cha. Al mo­men­to de lar­gar, só­lo tres pilotos op­ta­ron por po­ner go­mas de llu­via, Le­des­maS­pa­ta­ro, Ros­so-Pe­lu­so y Mu­ñoz Mar­che­si-Ro­drí­guez. Los dos pri­me­ros, es­tu­vie­ron en el po­dio y no fue ca­sua­li­dad.

La ca­rre­ra fi­nal­men­te ter­mi­nó por tiem­po, lue­go de 26 gi­ros, los dos úl­ti­mos ba­jo una in­ten­sa llu­via, don­de Pe­lu­so, que ve­nía ga­nan­do, no pu­do con­te­ner más a Spa­ta­ro, que lo su­peró y me­tros más ade­lan­te, vio co­mo el au­to se des­li­za­ba ha­cia fue­ra de la pis­ta y lo pu­do con­tro­lar an­tes de que pi­sa­ra el pas­to. Se le fue en­ci­ma una vez a Pe­lu­so y lo su­peró pa­ra ir por el ban­de­ra­zo con­sa­gra­to­rio.

Atrás, que­da­ron la cin­co in­ter­ven­cio­nes del au­to de se­gu­ri­dad, por dis­tin­tos des­pis­tes, la eter­ni­dad que tar­dó Per­nía en cam­biar de pi­lo­to, por la tra­ba del cinturón de se­gu­ri­dad, la pun­ta mo­men­tá­nea del cor­do­bés Cha­pur, fi­nal­men­te cuar­to y la de­silu­sión de “Pe­chi­to” y Ros­si, que nun­ca pu­die­ron avan­zar, más allá del cuar­to pues­to.

(TÉ­LAM)

Los 200 ki­ló­me­tros son su­yos. Ba­jo la llu­via por­te­ña, el Re­nault de Spa­ta­ro y Le­des­ma se en­ca­mi­na di­rec­to al triun­fo en el Gál­vez.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.