Cuan­do la “T” ga­na por su for­ma, pue­de so­ñar

El equi­po que di­ri­ge Ku­del­ka res­pe­tó su ADN fut­bo­lís­ti­co y plas­mó en el cam­po de jue­go la di­fe­ren­cia con es­te Ri­ver.

Mundo D - - FÚTBOL + SUPERLIGA - Hu­go Gar­cía hgar­cia@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

Ta­lle­res es la tie­rra de la opor­tu­ni­dad. Es­te mo­de­lo de Ku­del­ka arran­có la Su­per­li­ga es­pe­ran­do res­pues­tas de jue­go que ha­bían que­da­do pen­dien­tes. Has­ta tres cuar­tos de can­cha era un equi­po he­cho, pe­ro no tan de­re­cho. Pa­ra com­ple­tar su cir­cui­to de jue­go y ser pro­fun­do, ne­ce­si­ta­ba de una so­cie­dad. Se tra­ta­ba de una si­tua­ción co­lec­ti­va, pe­ro tam­bién in­di­vi­dual. An­te Ri­ver fue el par­ti­do que so­ña­ban Joao Ro­jas y Juan Ra­mí­rez. Los goles y el fút­bol que ge­ne­ró Ta­lle­res an­te el Ri­ver ju­ve­nil pa­sa­ron por es­ta du­pla.

El ecua­to­riano en­tró al jue­go cuan­do ra­zo­nó que un pa­se po­dría más que sus gam­be­tas y fi­ru­le­tes y “Juan­ci­to” al en­ten­der que al par­ti­do ha­bía que ju­gar­lo más que co­rrer­lo. Esa du­pla fue la lla­ve pa­ra abrir un par­ti­do y lle­var­lo al es­ce­na­rio que más le con­vie­ne a Ta­lle­res. Al de la ver­ti­ca­li­dad sin pau­sa. Hi­zo la di­fe­ren­cia ata­can­do en los es­pa­cios re­du­ci­dos y lo ven­ció cuan­do su ri­val, se des­cu­brió en bús­que­da de re­na­cer al jue­go.

El ex­tre­mo fue el de­lan­te­ro más im­por­tan­te e in­des­ci­fra­ble, el que to­ma­rá la pos­ta cuan­do se va­ya Pa­la­cios al Pa­chu­ca; Ra­mí­rez ra­yó a gran ni­vel y com­ple­tó el tri­den­te de vo­lan­tes que pa­re­cía ren­go al con­tar­se las pre­sen­cias de Ema­nuel Rey­no­so y Pa­blo Gui­ña­zú, tras la ida de Leo­nar­do Gil a Es­tu- dian­tes de La Pla­ta.

Joao-Ra­mí­rez con­for­ma­ron una so­cie­dad ge­nial a la que se fue­ron su­man­do Lu­cas Ola­za, en pri­me­ra ins­tan­cia, pa­ra dar­le a Ta­lle­res la su­pe­rio­ri­dad que ne­ce­si­ta­ba por la ban­da iz­quier­da por la que Ta­lle­res ter­mi­nó go­lean­do 4-0. El pri­mer gol lle­gó tras un pa­se del ecua­to­riano al ex Ar­gen­ti­nos, quien se fue al área y ba­tió con un zur­da­zo a Au­gus­to Ba­ta­lla al cie­rre del PT. Así, ter­mi­nó con un ma­le­fi­cio que pri­va­ba a Ta­lle­res de ano­tar goles en las eta­pas de aper­tu­ra.

Ta­lle­res fue cons­cien­te que dis­po­nía de los es­pa­cios pa­ra li­qui­dar el jue­go y los apro­ve­chó. La so­cie­dad de los tres ju­ga­do­res men­cio­na­dos se­guía dan­do ré­di­tos y el 2-0 fue una prue­ba del ADN del equi­po que di­ri­ge Frank Da­río Ku­del­ka: na­ció en la pro­yec­ción de un la­te­ral.

Ola­za (ha­bía pe­ga­do un ti­ro en el tra­ve­sa­ño) pa­só co­mo una trom­ba, vio a Joao que le pu­so un pa­se pre­ci­so, a Ra­mi­rez que de­fi­nió con ti­ro cru­za­do. Del 2-0 al 4-0, Ta­lle­res lle­gó ra­pi­dí­si­mo. Tam­bién se su­ma­ron los apor­tes ofen­si­vos de “Leo” Go­doy y Mar­ce­lo To­rres. El con­tra­ta­que evi­tó que To­rres tu­vie­ra que fa­jar­se an­te los cen­tra­les “mi­llo­na­rios” y pu­do ano­tar su gol y fi­nal­men­te Ola­za anotó el 4-0, tras un pe­nal que le con­vir­tie­ron a Joao. Ta­lle­res ga­nó. Por su for­ma. Y cuan­do eso pa­sa, pue­de so­ñar.

(PE­DRO CASTILLO)

La más­ca­ra de la go­lea­da. Lu­cas Ola­za con­vir­tió de pe­nal el úl­ti­mo tan­to de la “T” fren­te a Ri­ver y así lo fes­te­jó. El uru­gua­yo lle­va dos tan­tos en Ta­lle­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.