El fu­ror del beach hand­ball

El se­lec­cio­na­do fe­me­nino de beach hand­ball se col­gó la do­ra­da.

Mundo D - - Página Delantera - En­via­do es­pe­cial a Bue­nos Ai­res Mar­ce­lo Chai­ja­le mchai­ja­le@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

Más 12 cua­dras de co­las pa­ra en­trar al es­ta­dio del par­que Sar­mien­to, la ins­ta­la­ción, de ur­gen­cia, de pan­ta­llas gi­gan­tes en las can­chas ale­da­ñas, só­lo pa­ra ver­las a ellas, las chi­cas su­per­po­de­ro­sas de los Jue­gos Olím­pi­cos de la Ju­ven­tud. En la can­cha, “las pi­bas”, co­mo las lla­ma el pú­bli­co con su alien­to in­ce­san­te, res­pon­die­ron. Pa­re­ció que ni les pe­só la pre­sión de ser el se­lec­cio­na­do fu­ror, con mu­cha ma­du­rez, y con una ac­tua­ción so­bre­sa­lien­te se col­ga­ron la me­da­lla de oro en Bue­nos Ai­res 2018.

Ven­cie­ron por 2-0, con par­cia­les de 14-10 y 18-10, a Croa­cia en una fi­nal de en­sue­ño, inol­vi­da­ble pa­ra es­tas jó­ve­nes que no su­pe­ran los 18 años y se me­tie­ron en el co­ra­zón de los ar­gen­ti­nos.

La se­lec­ción ar­gen­ti­na de beach hand­ball mar­có ten­den­cia, des­de el arran­que, con su jue­go y con las tan­gas que lu­cie­ron ca­da una de las chi­cas en sus pre­sen­ta­cio­nes. Hu­bo po­lé­mi­ca por la in­du­men­ta­ria, pe­ro ellas con la sim­ple­za de lo cla­ro que tie­nen to­do, si­guie­ron ade­lan­te y res­pon­die­ron: “Las ele­gi­mos por la co­mo­di­dad”. “El di­se­ño y el mo­de­lo lo se­lec­cio­na­dos no­so­tras y lo usa­mos ha­ce unos cuan­tos años por­que nos pa­re­ce más có­mo­do. Has­ta en la prác­ti­cas lo usa­mos”, se­ña­la­ron en la pre­via de la fi­na­lí­si­ma pa­ra cor­tar con la po­lé­mi­ca.

Y el re­gla­men­to las am­pa­ra. “Las mu­je­res de­ben usar bi­ki­ni”, se­ña­la, de una ac­ti­vi­dad que es­tá en al­za. En los va­ro­nes, es­tá re­gla­men­ta­do el uso de pan­ta­lón cor­to.

Tan­to es­tá cre­cien­do, a par­tir de Bue­nos Ai­res 2018, que has­ta Thomas Bach, el pre­si­den­te del Co­mi­té Olím­pi­co In­ter­na­cio­nal (COI), lle­gó al par­que Sar­mien­to pa­ra ver la fi­nal de las chi­cas ar­gen­ti­nas an­te las croa­tas, pa­ra re­afir­mar la sen­sa­ción del se­lec­cio­na­do y del de­por­te en Bue­nos Ai­res. El beach hand­ball lle­gó pa­ra que­dar­se y aso­ma con ser olím­pi­co en los Jue­gos de To­kio 2020.

“To­da­vía no cae­mos en lo que es­tá pa­san­do. Es el ma­yor lo­gro de nues­tras vi­das, es lo que que­ría­mos. Es­ta­mos sú­per con­ten­tas”, con­fe­só Gi­se­lla Bo­no­mi, la pi­vo­te de lar­gos 1,80 y au­to­ra de cin­co tan­tos, al­gu­nos cla­ve en el se­gun­do par­cial, pa­ra ase­gu­rar la vic­to­ria an­te las croa­tas.

“Nos di­mos cuen­ta que po­día­mos, que es­tá­ba­mos pa­ra ga­nar y sa­lir cam­peo­nas. Se lo de­di­ca­mos a to­dos los ar­gen­ti­nos que nos alen­ta­ron es­tos días”, se su­mó Be­lén Ai­zen. “Fue her­mo­so, inol­vi­da­ble el alien­to de to­dos los ar­gen­ti­nos en los par­ti­dos”, aña­dió Ji­me­na Ria­di­gos.

Y Ai­zen, que jue­ga de ala iz­quier­da o de­fen­so­ra, dio una de las cla­ves de es­te gru­po de chi­cas que se hi­zo gran­de: “El equi­po es una fa­mi­lia. Es mi se­gun­da fa­mi­lia”.

Y se hi­cie­ron fuer­tes an­te las ne­ce­si­da­des. Cuan­do arran­ca­ron, en­tre­na­ban en un pre­dio cer­cano al Par­que Sar­mien­to don­de se con­sa­gra­ron cam­peo­nes, pe­ro le­jos de los es­ce­na­rios cons­trui­dos pa­ra los Jue­gos. La can­cha don­de prac­ti­ca­ban no con­ta­ba con la are­na del “beach”, y has­ta te­nía pie­dras. Ni que ha­blar cuan­do llo­vía y se inun­da­ba. Ellas, sin im­por­tar­les las fa­len­cias, si­guie­ron ade­lan­te, con fuer­za de vo­lun­tad. De pu­ra Ka­mi­ka­zes que son.

(TÉLAM)

Mo­men­to úni­co. Hu­bo fies­ta en el par­que Sar­mien­to con las Ka­mi­ka­zes. Fue­ron las pre­fe­ri­das del pú­bli­co.

(TÉLAM)

Un de­por­te in­ten­so. Así se pe­lea ca­da pe­lo­ta en la are­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.