“Ayu­di­tas” es­pe­cia­les

“To­do su­ma” di­cen por Al­ber­di pa­ra dar­le una mano al equi­po. Hu­bo vi­si­tas es­pi­ri­tua­les.

Mundo D - - Fútbol + Superliga - Pa­blo Ocam­po po­cam­po@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

En el fútbol no se pue­de pen­sar so­la­men­te en lo fí­si­co, en lo tác­ti­co y en lo es­tra­té­gi­co, sino que mu­chas ve­ces lo es­pi­ri­tual to­ma una re­le­van­cia que ha­ce de las su­yas en los lo­gros más im­por­tan­tes y en los fra­ca­sos más es­tre­pi­to­sos de cual­quier equi­po.

Así es que el “creer o re­ven­tar” es mo­ne­da co­rrien­te, un cal­zon­ci­llos que se usa cien­tos de ve­ces, una re­me­ra que se re­pi­te par­ti­do a par­ti­do o un ri­tual en­ca­ra­do por los hin­chas en la pre­via de un jue­go no son na­da ex­tra­ño cuan­do de ayu­dar a tu equi­po se tra­ta, ya sea por­que se es­tá en las ma­las o pa­ra que no se cor­te la bue­na ra­cha.

Por eso, en Bel­grano no qui­sie­ron que­dar­se al mar­gen de una fór­mu­la usa­da en otras opor­tu­ni­da­des y pa­ra tor­cer un mal pre­sen­te le apos­ta­ron a lo es­pi­ri­tual co­mo un ex­tra a lo que se ha­ce en el tra-

ba­jo de la se­ma­na por par­te de los ju­ga­do­res y cuer­po téc­ni­co.

Ofi­cio re­li­gio­so en el tú­nel

La pri­me­ra ac­ción co­no­ci­da pa­ra tor­cer el mal pre­sen­te se dio el lu­nes pa­sa­do, cuan­do en el tú­nel que co­mu­ni­ca los ves­tua­rios con el cam­po de jue­go y en las es­ca­li­na­tas que dan al te­rreno, se trans­for­mó en el lu­gar pro­pi­cio pa­ra que un co­no­ci­do del club, el pa­dre Horacio Sa­ra­via, rea­li­za­ra allí un ofi­cio en pre­sen­cia de al­gu­nos em­plea­dos del club y dos de los vi­ce­pre­si­den­tes: Ra­món de la Rua y Juan Colomé.

No es la pri­me­ra vez que el pa­dre Sa­ra­via vi­si­ta el Gi­gan­te, por­que ha si­do el res­pon­sa­ble de dar la ben­di­ción de la nue­va tri­bu­na y es el hom­bre re­li­gio­so de con­fian­za en el Pi­ra­ta.

Re­fuer­zo eso­té­ri­co

Pe­ro por la du­das que la mi­sa en la zo­na de ves­tua­rios no al­can­za­ra, al­gu­nos otros miem­bros de la con­duc­ción del club apos­ta­ron el jue­ves pa­sa­do a la pre­sen­cia de un cha­mán que apor­ta­ra su ener­gía pa­ra que la bue­na on­da lle­ga­ra al Ju­lio Vi­lla­gra.

Ape­nas pa­sa­da las 7 de la ma­ña­na, el “hom­bre de po­de­res” se pre­sen­tó en el es­ta­dio y em­pe­zó con “su tra­ba­jo”. Re­co­rrió las ins­ta­la­cio­nes ha­cien­do su ta­rea y po­nien­do hier­bas de di­fe­ren­tes aro­mas que lla­ma­ron la aten­ción de va­rios em­plea­dos que lle­ga­ron al Gi­gan­te al­re­de­dor de las 9 y lo ob­ser­va­ron en ple­na ac­ti­vi­dad, al­gu­nos de ellos sin en­ten­der bien quién era la per­so­na en cues­tión.

Sahu­me­rios de per­fu­mes va­rios y mu­cho hu­mo se vio en los ves­tua­rios, en el tú­nel don­de se ha­bía ce­le­bra­do la mi­sa y se lo ob­ser­vó por el cam­po de jue­go me­tién­do­le ener­gías a to­do lo que hi­zo.

A su pa­so por al­gu­nos sec­to­res in­ter­nos de la en­ti­dad Ce­les­te y el cam­po fue re­co­gien­do ele­men­tos “ne­ga­ti­vos” o con “ma­la on­da” y se los lle­vó pa­ra que con ellos se ale­jen los in­flu­jos ne­ga­ti­vos de Al­ber­di.

Más de dos ho­ras es­tu­vo el hom­bre ha­cien­do de las su­yas por to­do el Gi­gan­te, co­mo pa­ra que su apor­te fue­ra al­ta­men­te po­si­ti­vo en el cor­to pla­zo.

Es­ta no es la pri­me­ra vez que en Al­ber­di se uti­li­za ener­gía de pa­ra­psi­có­lo­gos pa­ra ha­cer “tra­ba­jos”, por­que en la tem­po­ra­da pa­sa­da dos her­ma­nas es­tu­vie­ron ha­cien­do su par­te y aun­que cues­te creer, el equi­po lo­gró el ob­je­ti­vo desea­do que era el de los 40 pun­tos.

Es cier­to que el pa­go por los ser­vi­cios se de­mo­ró un po­co y las en­car­ga­das de esas ta­reas ame­na­za­ron con ha­cer que las fuer­zas ne­ga­ti­vas se apo­de­ra­ran del Pi­ra­ta, con lo cual los che­ques se fir­ma­ron con ce­le­ri­dad y sa­lie­ron de la te­so­re­ría ha­cia los bol­si­llos de las tra­ba­ja­do­ras.

Ma­no­san­tas, eso­te­ris­mo, cha­ma­nes, men­ta­lis­tas y creen­cias va­rias son to­das vá­li­das en pro­cu­ra de que la “B” si­ga en Pri­me­ra.

(@BEL­GRANO)

Se pue­de. Bru­net­ta y Se­quei­ra van a dar­le un abra­zo a Lu­go, au­tor del pri­mer gol el vier­nes. “Bue­na on­da” en to­do Al­ber­di por el bien de la “B”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.