Có­mo cam­bia­ron las en­tre­vis­tas la­bo­ra­les

Cuá­les son las ten­den­cias y qué hay que te­ner en cuen­ta pa­ra au­men­tar las pro­ba­bi­li­da­des de éxi­to en el pro­ce­so.

Negocios - - ECONOMÍA - Ma­nuel Ar­ce* *Pro­fe­sor de la Uni­ver­si­dad Si­glo 21.

Hay quie­nes pien­san que las en­tre­vis­tas de tra­ba­jo tra­di­cio­na­les que­da­ron ob­so­le­tas e in­su­fi­cien­tes, y creo que tie­nen ra­zón.

Las res­pues­tas de los po­ten­cia­les can­di­da­tos son de­ma­sia­do en­sa­ya­das, reite­ra­ti­vas y pre­de­ci­bles, así co­mo tam­bién las pre­gun­tas que rea­li­zan los en­tre­vis­ta­do­res.

Apa­re­cen en­ton­ces nue­vas téc­ni­cas, mo­da­li­da­des y mé­to­dos con me­jo­res re­sul­ta­dos, acor­des a un con­tex­to ca­da vez más com­pe­ti­ti­vo, que re­quie­re de can­di­da­tos más y me­jor es­pe­cia­li­za­dos pa­ra el pues­to que se bus­ca ocu­par.

Por ejem­plo, ha evo­lu­cio­na­do la for­ma de ha­cer en­tre­vis­tas: ya no es ne­ce­sa­rio que la per­so­na va­ya a un lu­gar de­ter­mi­na­do y sea en­tre­vis­ta­da por un pa­nel de di­fe­ren­tes per­so­nas jun­tas, con la di­fi­cul­tad de coor­di­nar las agen­das de to­dos.

Es ca­da vez más co­mún el uso de la tec­no­lo­gía co­mo Sky­pe, que per­mi­te no só­lo co­nec­tar en­tre­vis­ta­do­res y can­di­da­tos de ma­ne­ra re­mo­ta (sin im­por­tar el lu­gar don­de se en­cuen­tren), sino tam­bién fil­trar y agi­li­zar el pro­ce­so.

Por lo tan­to, es cla­ve que las per­so­nas que es­tén en bús­que­da de tra­ba­jo ten­gan ac­ce­so a di­cha he­rra­mien­ta.

Pa­ra es­tar un pa­so ade­lan­te y con­se­guir desen­vol­ver­se a la al­tu­ra de lo que hoy exi­gen los re­clu­ta­do­res de re­cur­sos hu­ma­nos, se de­ben co­no­cer las ten­den­cias en en­tre­vis­tas la­bo­ra­les y te­ner en cuen­ta al­gu­nas cues­tio­nes bá­si­cas pa­ra au­men­tar las pro­ba­bi­li­da­des de éxi­to en el pro­ce­so.

Pre­pa­ra­ción pre­via. Pa­ra lle­gar con ven­ta­jas a una en­tre­vis­ta de tra­ba­jo, lo pri­me­ro que hay que ha­cer es pre­pa­rar­se. Hoy en día, exis­te mu­cha in­for­ma­ción en in­ter­net, por lo que es re­co­men- da­ble que la per­so­na pue­da in­ves­ti­gar lo má­xi­mo po­si­ble res­pec­to de la or­ga­ni­za­ción que lo va a en­tre­vis­tar.

Es muy im­por­tan­te, tam­bién, or­de­nar el re­la­to so­bre nues­tra ex­pe­rien­cia, apor­tan­do, so­bre to­do, los lo­gros con­se­gui­dos y los apren­di­za­jes lo­gra­dos.

En­tre­vis­ta me­dia­da por la tec­no­lo­gía. Ca­da vez es más fre­cuen­te que nos ci­ten a en­tre­vis­tas a tra­vés de Sky­pe, por lo que hay que te­ner en cuen­ta cier­tos as­pec­tos fun­da­men­ta­les: cui­dar que el nom­bre de usua­rio de la cuen­ta sea sim­ple y asép­ti­co; que la fo­to de perfil sea dis­cre­ta; ve­ri­fi­car que la he­rra­mien­ta fun­cio­ne bien y sa­ber có­mo usar­la; cui­dar la ves­ti­men­ta y el “es­ce­na­rio de fon­do”, que la ilu­mi­na­ción sea co­rrec­ta, co­mo así tam­bién evi­tar las dis­trac­cio­nes y rui­dos mo­les­tos.

Ho­nes­ti­dad y ac­ti­tud an­te to­do. Es cla­ve que el can­di­da­to de­mues­tre siem­pre ac­ti­tud, na­tu­ra­li­dad y ho­nes­ti­dad. Ser ho­nes­to de lo que uno sa­be, le gus­ta ha­cer y lo que no. La for­ma en que uno res­pon­de a los plan­teos, sien­do crea­ti­vo e in­no­va­dor, son pun­tos que los en­tre­vis­ta­do­res va­lo­ran mu­cho.

Con se­gu­ri­dad, un can­di­da­to que­da­rá des­car­ta­do de un pro­ce­so si no es ca­paz de pro­fun­di­zar con cla­ri­dad so­bre lo que co­lo­có en su cu­rrí­cu­lum (CV) o so­bre las com­pe­ten­cias que de­cla­ra te­ner.

Ser con­ci­so y pre­ci­so. Hoy to­do su­ce­de muy rá­pi­do, por lo que el tiem­po es oro. Por eso hay que ser pre­ci­so y con­ci­so, res­pon­dien­do lo que se pre­gun­ta. Es un pun­to muy ne­ga­ti­vo cuan­do un can­di­da­to di­va­ga so­bre una pre­gun­ta, di­cien­do mu­cho sin res­pon­der lo que se pre­gun­tó.

Una en­tre­vis­ta de tra­ba­jo es una ins­tan­cia de com­pe­ten­cia en­tre va­rios can­di­da­tos, don­de se­rá se­lec­cio­na­do el que me­jor sepa ven­der sus ha­bi­li­da­des, com­pe­ten­cias y ex­pe­rien­cia, y por so­bre to­do, el que me­jor de­mues­tre con­tar con ac­ti­tud y pre­dis­po­si­ción pa­ra adap­tar­se a la cul­tu­ra de la or­ga­ni­za­ción. Por lo cual es im­por­tan­te pre­pa­rar­se pa­ra ser la me­jor op­ción.

A dis­tan­cia. Es ca­da vez más usual rea­li­zar en­tre­vis­tas vía Sky­pe.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.