La re­vo­lu­ción in­ter­na de las or­ga­ni­za­cio­nes en la era di­gi­tal

El 14º Con­gre­so Re­gio­nal de Re­cur­sos Hu­ma­nos, rea­li­za­do en la Blas Pas­cal, hi­zo cen­tro en el “ser di­gi­tal”.

Negocios - - Negocios + Recursos Humanos - Daniela Tkach Es­pe­cial

Con el “ser di­gi­tal” co­mo eje trans­ver­sal, du­ran­te el 14º Con­gre­so Re­gio­nal de Re­cur­sos Hu­ma­nos, que tu­vo lu­gar en la Uni­ver­si­dad Blas Pas­cal, se apun­tó a fo­men­tar la crea­ti­vi­dad, la in­no­va­ción y el ani­mar­se a pen­sar y a ha­cer las co­sas de ma­ne­ra di­fe­ren­te co­mo he­rra­mien­tas pa­ra abor­dar las ne­ce­si­da­des or­ga­ni­za­cio­na­les en la era di­gi­tal.

La di­ver­si­dad ge­ne­ra­cio­nal y el “mind­set” di­gi­tal. Las ge­ne­ra­cio­nes X, Y y Z ya con­vi­ven en las em­pre­sas y, por muy di­fe­ren­tes que sean, de­ben apren­der a tra­ba­jar de ma­ne­ra si­nér­gi­ca, abrien­do la men­te.

“Hay que sa­lir del pre­jui­cio, pen­sar que hay otras ma­ne­ras de ha­cer las co­sas y que otros han en­con­tra­do un ca­mino di­fe­ren­te al nues­tro. Esa es la mi­sión de la ges­tión de Re­cur­sos Hu­ma­nos, el po­der y que­rer es­cu­char a los otros”, ex­pre­só Ale­jan­dro Mascó, de Mascó Re­ne­do Part­ners.

El cam­bio de viejos pa­ra­dig­mas al mind­set di­gi­tal (la men­ta­li­dad de creer que se puede me­jo­rar) ha re­sig­ni­fi­ca­do fac­to­res co­mo la ma­ne­ra en la que nos re­la­cio­na­mos, el nue­vo sen­ti­do de in­me­dia­tez con el que con­vi­vi­mos y las for­mas de li­de­raz­go.

Tam­bién la pri­va­ci­dad per­so­nal y de las em­pre­sas y el respeto por los de­más, el ma­ne­jo de gran­des can­ti­da­des de in­for­ma­ción, y la for­ma en que la vi­da fa­mi­liar y la vi­da or­ga­ni­za­cio­nal han que­da­do cru­za­das. En es­te con­tex­to, Mascó se­ña­ló que el gran desafío pa­sa por “humanizar a los lí­de­res”.

Res­pon­sa­bi­li­dad fa­mi­liar cor­po­ra­ti­va. Patricia De­bel­juh tra­ba­ja des­de ha­ce más de 10 años en el Glo­bal Home In­dex, una ini­cia­ti­va que in­ves­ti­ga có­mo se va­lo­ra y se vi­ve el tra­ba­jo que se re­quie­re pa­ra cons­truir un ho­gar.

Se re­fi­rió a la con­ta­mi­na­ción de la so­cie­dad y la necesidad de en­fo­car­nos en la “eco­lo­gía hu­ma­na”, a par­tir de da­tos, co­mo la ad­ver­ten­cia de la Or­ga­ni­za­ción In­ter­na­cio­nal del Tra­ba­jo, de que el es­trés la­bo­ral se­rá la prin­ci­pal en­fer­me­dad re­la­cio­na­da al tra­ba­jo en el si­glo 21.

Las ten­sio­nes del ám­bi­to la­bo­ral afec­tan a las per­so­nas, a las fa­mi­lias, a las em­pre­sas y a la so­cie­dad en con­jun­to. De­bel­juh ins­tó a eli­mi­nar la pa­la­bra “ca­rre­ra” y re­em­pla­zar­la por “tra­yec­to­ria”.

“Si uno pien­sa en tra­yec­to­ria, tie­ne que pen­sar adon­de quie­re lle­gar y con quién. De lo con­tra­rio, el fe­nó­meno del éxi­to pro­fe­sio­nal vie­ne de la mano con el fra­ca­so per­so­nal y fa­mi­liar”, ex­pli­có.

Re­la­cio­nes la­bo­ra­les. El abo­ga­do la­bo­ra­lis­ta Ju­lián de Diego ex­pli­có que el li­de­raz­go ex­po­nen- cial de­be ser “fu­tu­ris­ta, in­no­va­dor, tec­nó­lo­go y hu­ma­ni­ta­rio”. Por otro la­do, des­cri­bió el perfil que los pro­fe­sio­na­les de Re­cur­sos Hu­ma­nos de­ben desa­rro­llar en el si­guien­te con­jun­to de ha­bi­li­da­des: ob­ser­var y cues­tio­nar en for­ma abier­ta, re­plan­tear opor­tu­ni­da­des, vi­sua­li­zar po­si­bi­li­da­des y pro­mo­ver la fran­que­za.

Marco Se­rra­to, miem­bro del directorio de Uni­con (Uni­ver­sity Con­sor­tium for Exe­cu­ti­ve Edu­ca­tion), des­de don­de ha cons­trui­do una red de co­la­bo­ra­ción con más de 100 ins­ti­tu­cio­nes de to­do el mun­do pa­ra la for­ma­ción eje­cu­ti­va, ha­bló a tra­vés de una vi­deo con­fe­ren­cia acer­ca del desa­rro­llo eje­cu­ti­vo fren­te a es­te pa­ra­dig­ma.

Leo Pic­cio­li (Of­fi­ce­net) tam­bién apun­tó a las nue­vas com­pe­ten­cias pro­fe­sio­na­les que exi­ge el “ser di­gi­tal”, mien­tras que Andrés Gon­zá­lez (Ac­cen­tu­re La­ti­noa­mé­ri­ca) se re­fi­rió al rol y los desafíos fren­te a la ma­ne­ra en la que la trans­for­ma­ción di­gi­tal im­pac­ta en el tra­ba­jo y la fuer­za la­bo­ral, crean­do la necesidad de lo­grar una ex­pe­rien­cia más hu­ma­ni­za­da en el tra­ba­jo.

In­no­va­ción abier­ta. Lu­ciano Cris­ta­fu­lli (Ala­ya) y San­tia­go Lu­que Co­lom­bres (Apex Ame­ri­ca) ex­pli­ca­ron que es­ta ten­den­cia es un ex­ce­len­te mo­de­lo pa­ra desa­rro­llar las ca­pa­ci­da­des dis­tin­ti­vas de di­gi­ta­li­za­ción y que la cla­ve no es com­pe­tir con­tra las má­qui­nas, sino be­ne­fi­cián­do­se de ellas.

Las ca­rac­te­rís­ti­cas del perfil del tec­no­con­su­mi­dor (ve­lo­ci­dad, sim­pli­ci­dad y per­so­na­li­za­ción) lle­van a las em­pre­sas a con­ti­nuar ca­pa­ci­tán­do­se en cus­to­mer ser­vi­ce di­gi­tal.

“La com­bi­na­ción de las per­so­nas más las má­qui­nas de­be­ría lo­grar su­pe­rar las ex­pec­ta­ti­vas de los clien­tes”, ex­pli­có Lu­que.

Éti­ca. El pa­nel de AmCham (Cá­ma­ra de Co­mer­cio de los Es­ta­dos Uni­dos en Ar­gen­ti­na), in­te­gra­do por Pau­la Cor­ti­jo, Vi­cen­te Cel­hay y Ana Espinar, ex­pu­so acer­ca de la necesidad de las em­pre­sas de ser trans­pa­ren­tes e im­ple­men­tar pro­gra­mas de in­te­gri­dad pa­ra pro­te­ger a la com­pa­ñía en ca­sos de cri­sis.

En­tre las re­co­men­da­cio­nes, men­cio­na­ron la rea­li­za­ción de un ma­peo de ries­gos, es­ta­ble­cer có­di­gos de con­duc­ta, re­dac­tar pro­ce­di­mien­tos in­ter­nos, im­ple­men­tar pro­ce­sos y he­rra­mien­tas co­mo WBS (por work break­down struc­tu­re, que son es­truc­tu­ras de des­com­po­si­ción del tra­ba­jo que pre­sen­tan en for­ma sim­ple y or­ga­ni­za­da los pa­sos pa­ra com­ple­tar un pro­yec­to), ca­pa­ci­tar, co­mu­ni­car y brin­dar in­cen­ti­vos de li­de­raz­go.

Tam­bién re­co­men­da­ron rea­li­zar au­di­to­rías de cum­pli­mien­to nor­ma­ti­vo co­mo par­te in­te­gral del sis­te­ma de con­trol, re­por­tes, re­vi­sio­nes y pro­ce­sos de in­ves­ti­ga­ción. En esa lí­nea, pu­sie­ron én­fa­sis en que la éti­ca de una em­pre­sa se ve re­fle­ja­da a tra­vés de los eje­cu­ti­vos su­pe­rio­res.

PA­RA ALE­JAN­DRO MASCÓ, DE MASCÓ RE­NE­DO PART­NERS, HAYQUE “HUMANIZAR A LOS LÍ­DE­RES”.

(LA VOZ / ARCHIVO)

Ge­ne­ra­cio­nes. En las em­pre­sas co­exis­ten ge­ne­ra­cio­nes con de­man­das e in­tere­ses di­fe­ren­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.