La as­pi­ra­do­ra de Sand­le­ris y la na­va­ja sui­za de Si­ca

Negocios - - Negocios + Opinión - Da­niel Alon­so da­lon­so@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

El plan “emi­sión ce­ro” del Ban­co Cen­tral cul­mi­nó su pri­me­ra se­ma­na con la as­pi­ra­do­ra de pe­sos a má­xi­ma po­ten­cia y ta­pi­zan­do de Le­tras de Li­qui­dez (Le­liq) a los ban­cos y par­te de sus en­ca­jes.

Con esa es­tra­te­gia, el pre­cio do­més­ti­co del dó­lar mi­no­ris­ta que­dó por de­ba­jo de los 39 pe­sos. Esa, que se su­po­ne es la ca­ra fe­liz de la mo­ne­da, ha te­ni­do el exor­bi­tan­te cos­to de con­va­li­dar ta­sas de in­te­rés promedio de ca­si 74 por cien­to.

“Pu­do ha­ber si­do peor. El Go­bierno no tie­ne de­ma­sia­do mar­gen y ha­ce lo que pue­de, lo que es­tá al al­can­ce de su mano. Quie­nes cri­ti­can de­be­rían ser cla­ros y con­tar que las al­ter­na­ti­vas son un ce­po cam­bia­rio o un plan Bo­nex”, se que­jó un em­pre­sa­rio que pi­dió re­ser­va.

Es que sa­be que en­tre sus pa­res hay una al­ta sen­si­bi­li­dad por la pen­dien­te que es­tá re­co­rrien­do la actividad eco­nó­mi­ca, con mar­ca­da re­ce­sión y una ca­de­na de pa­gos que va per­dien­do es­la­bo­nes a me­di­da que pa­san los días. El la­men­to es mo­no­to­nía en ca­si to­dos los sec­to­res pro­duc­ti­vos.

Con esa le­ta­nía se desa­yu­nó en Cór­do­ba el se­cre­ta­rio de In­dus­tria na­cio­nal, Fer­nan­do Gras­so. En ri­gor, to­do el equi­po que en­ca­be­za el mi­nis­tro del área, Dan­te Si­ca, se ha con­ver­ti­do en una de las ore­jas psi­co­ló­gi­cas del Go­bierno. No pa­re­ce ser mu­cho más lo que pue­de ofre­cer.

En el en­cuen­tro que man­tu­vo con la cú­pu­la de la Unión In­dus­trial de Cór­do­ba (UIC), Gras­so fue pues­to al día de las pe­nu­rias que atra­vie­san, en es­pe­cial, las Py­me del sec­tor. El pa­no­ra­ma no es muy di­fe­ren­te de lo que pa­sa en otros ru­bros y pro­vin­cias.

Un pa­seo di­gi­tal por la cen­tral de deu­do­res que pu­bli­ca el Ban­co Cen­tral bas­ta pa­ra te­ner una idea del uni­ver­so de em­pre­sas con che­ques re­cha­za­dos y en si­tua­cio­nes de ries­go me­dio y al­to de in­sol­ven­cia pa­ra pa­gar prés­ta­mos to­ma­dos en el sis­te­ma fi­nan­cie­ro for­mal.

Desde ha­ce se­ma­nas es­tán en bo­ca del sec­tor lác­teo las des­ven­tu­ras de una tra­di­cio­nal em­pre­sa cor­do­be­sa que en ape­nas tres se­ma­nas ya acu­mu­ló al­go más de mil va­lo­res im­pa­gos por 57,4 mi­llo­nes de pe­sos. El Mi­nis­te­rio de In­dus­tria pro­vin­cial es­tá al tan­to de los ava­ta­res de esa in­dus­tria, pe­ro re­co­no­ce que no son mu­chas las he­rra­mien­tas que pue­de ofre­cer­le pa­ra ali­viar ese es­trés de li­qui­dez.

“Ni si­quie­ra sa­be­mos si real­men­te le sir­ve en­trar en el pa­ra­guas del pro­ce­di­mien­to pre­ven­ti­vo de cri­sis, porque su problema no es pro­duc­ti­vo, es una cues­tión fi­nan­cie­ra que tie­ne su tiem­po y que se agra­vó con es­ta co­yun­tu­ra”, ex­pli­có un fun­cio­na­rio del área.

En­tre las in­dus­trias hay una mar­ca­da in­quie­tud por el cor­to pla­zo y por có­mo evo­lu­cio­na­rá la con­flic­ti­vi­dad ha­cia fin de año.

Pe­ro sa­ben que el kit de he­rra­mien­tas del Go­bierno na­cio­nal es li­mi­ta­do pa­ra cu­rar las he­ri­das. “Sand­le­ris as­pi­ra a má­xi­ma po­ten­cia con ta­sas exor­bi­tan­tes, mien­tras Si­ca ape­nas tie­ne una na­va­ji­ta sui­za”, iro­ni­zó un di­ri­gen­te Py­me.

El pro­pio Si­ca re­co­no­ció que las ta­sas de in­te­rés son “in­com­pa­ti­bles” con la pro­duc­ción, pe­ro re­mar­có que son co­yun­tu­ra­les e in­sis­tió con bus­car es­pe­ran­zas en el agro, en Va­ca Muer­ta y en sec­to­res que me­jo­ra­ron su ecua­ción pa­ra ex­por­tar.

Es ex­tra­ño: su es­fuer­zo por mos­trar lo que hay del otro la­do de la mon­ta­ña cho­ca con la bru­tal ho­nes­ti­dad de otras vo­ces ofi­cia­les. La más des­tem­pla­da es la de la dipu­tada Eli­sa Ca­rrió, pa­ra quien es­ta­mos en­tran­do “en los me­ses más di­fí­ci­les de la his­to­ria de la Na­ción”, aun­que lo im­por­tan­te es el “cambio ra­di­cal del mo­de­lo eco­nó­mi­co”.

El mi­nis­tro de Ha­cien­da, Ni­co­lás Du­jov­ne, habla en igual sin­to­nía, aun­que se ani­mó a de­cir que no atra­ve­sa­mos una cri­sis, sino só­lo una re­ce­sión. Es­tá cla­ro que no hay sa­li­da sim­pá­ti­ca. La du­da es cuán tolerable es el nue­vo plan, so­cial y po­lí­ti­ca­men­te.

ES­TÁ CLA­RO QUE NO HAY SA­LI­DA SIM­PÁ­TI­CA. LA DU­DA ES CUÁN TOLERABLE ES EL NUE­VO PLAN, SO­CIAL Y PO­LÍ­TI­CA­MEN­TE.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.