Clá­si­ca:

Re­ci­tal del pia­nis­ta An­drás Schiff. Pro­gra­ma: “El cla­ve bien tem­pe­ra­do, Li­bro I”, de Johann Se­bas­tian Bach. Nuo­va Har­mo­nia. Tea­tro Colón.

Noticias - - SUMARIO -

Re­ci­tal del pia­nis­ta An­drás Schiff. Pro­gra­ma: “El cla­ve bien tem­pe­ra­do, Li­bro I”, de Johann Se­bas­tian Bach. Nuo­va Har­mo­nia. Tea­tro Colón.

An­drás Schiff es uno de los pia­nis­tas más bri­llan­tes, pro­fun­dos y sen­si­bles del pa­no­ra­ma mu­si­cal. Só­lo un ar­tis­ta como él pue­de ani­mar­se a en­ca­rar en un con­cier­to una obra mo­nu­men­tal como El cla­ve bien tem­pe­ra­do, que po­de­mos in­cluir en­tre las crea­cio­nes más per­fec­tas de la his­to­ria de la hu­ma­ni­dad. Bach con­ci­bió es­ta co­lec­ción como una obra teó­ri­ca en dos li­bros, ca­da uno de ellos con­for­ma­do por vein­ti­cua­tro pre­lu­dios y fu­gas es­cri­tos en ca­da una de las to­na­li­da­des, mayores y me­no­res.

En su re­ci­tal pa­ra Nuo­va Har­mo­nia, Schiff in­ter­pre­tó ín­te­gra­men­te el pri­mer li­bro de es­ta co­lec­ción, con una ac­ti­tud de ab­so­lu­ta entrega y com­pe­ne­tra­ción con la mú­si­ca. Ca­da so­ni­do, ca­da fra­se, ca­da diá­lo­go en­tre vo­ces co­bró sen­ti­do y ra­zón de ser en la mi­ra­da de Schiff. El ex­cep­cio­nal pia­nis­ta, co­no­ce­dor pro­fun­do de la mú­si­ca y de las ideas de Bach, hil­va­nó la su­ce­sión de pre­lu­dios y fu­gas con ad­mi­ra­ble mu­si­ca­li­dad y con des­lum­bran­te aten­ción a ca­da de­ta­lle. Schiff lle­vó ade­lan­te un re­co­rri­do fas­ci­nan­te, po­nien­do en re­lie­ve los ma­ti­ces, co­lo­res y con­tras­tes de un dis­cur­so mu­si­cal de inigua­la­ble be­lle­za.

Las ova­cio­nes que sa­lu­da­ron a Schiff al fi­na­li­zar la úl­ti­ma fu­ga fue­ron una mues­tra de pura gra­ti­tud an­te la ma­ra­vi­llo­sa la­bor del ar­tis­ta. Él agra­de­ció con mo­des­tia, aun­que na­da ha­cía pen­sar que, tras se­me­jan­te tour de force, vol­ve­ría a brin­dar más mú­si­ca. Fi­nal­men­te, pa­ra sor­pre­sa y de­lei­te de los pre­sen­tes, Schiff re­gre­só pa­ra in­ter­pre­tar otras dos pie­zas de Bach: el pri­mer mo­vi­mien­to del “Con­cier­to ita­liano”, y el aria de las “Va­ria­cio­nes Gold­berg”, un cie­rre ín­ti­mo y su­til pa­ra uno de los con­cier­tos más su­bli­mes de la tem­po­ra­da.

AN­DRÁS SCHIFF. Uno de los pia­nis­tas más bri­llan­tes, pro­fun­dos y sen­si­bles del pa­no­ra­ma mu­si­cal en el Colón.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.