Mi­ran­do al su­des­te:

Tras el con­flic­to con Corea en el Su­des­te Asiá­ti­co, el pre­si­den­te con­cen­tra su aten­ción en Su­da­mé­ri­ca: renegociación del Naf­ta y Ve­ne­zue­la.

Noticias - - STAFF -

tras el con­flic­to con Corea en el su­des­te asiá­ti­co, el pre­si­den­te con­cen­tra su aten­ción en Su­da­mé­ri­ca. Renegociación del NAF­TA y Ve­ne­zue­la.

Un Es­ta­dos Uni­dos que no se preo­cu­pa del mun­do sino só­lo de sí mis­mo no se­rá un Es­ta­dos Uni­dos gran­de", de­cla­ró es­ta se­ma­na An­ge­la Mer­kel tras la de­ci­sión del pre­si­den­te es­ta­dou­ni­den­se de dar mar­cha atrás con la re­ti­ra­da de sus tro­pas de Af­ga­nis­tán: Do­nald Trump anun­ció el lu­nes pa­sa­do una nue­va es­tra­te­gia pa­ra la re­gión, que im­pli­ca re­for­zar la lu­cha con­tra el te­rro­ris­mo con un ma­yor com­pro­mi­so de re­cur­sos.

La me­di­da con­tra­di­ce la po­si­ción de Trump de de­jar la OTAN, y el pro­ble­ma en ma­nos de los eu­ro­peos. Y como en otros fren­tes, mues­tra una cla­ra reaper­tu­ra de la po­lí­ti­ca in­ter­na­cio­nal es­ta­dou­ni­den­se, in­fluí­da claramente por el pro­pio partido Re­pu­bli­cano, y per­so­ni­fi­ca­da mu­chas ve­ces en Mi­ke Pen­ce, el vi­ce­pre­si­den­te que se pro­yec­ta como la voz de la cor­du­ra.

AMÉ­RI­CA. Tras lle­var durante me­ses las ne­go­cia­cio­nes con alia­dos en el Su­des­te Asiá­ti­co (el vi­ce se mo­vió de acá pa­ra allá en­tre Corea del Sur, Ja­pón y Chi­na), Pen­ce des­em­bar­có la se­ma­na pa­sa­da en el “su­des­te” ame­ri­cano. Con el con­flic­to ve­ne­zo­lano como prio­ri­dad en la agen­da, y va­rios acuer­dos co­mer­cia­les por fir­mar, su gi­ra arran­có en Co­lom­bia con Juan Ma­nuel Santos, el ve­cino más opo­si­tor del “dic­ta­dor Ma­du­ro”, como ca­li­fi­có Pen­ce al pre­si­den­te ve­ne­zo­lano.

Pre­ce­di­do por las de­cla­ra­cio­nes de Trump, que ha­bía ad­ver­ti­do un día an­tes que no des­car­ta­ba una invasión a Ve­ne­zue­la, Pen­ce se apres­tó a ba­jar el tono cuan­do el co­lom­biano le pi­dió “des­car­tar una po­si­ble in­ter­ven­ción mi­li­tar”: "Amé­ri­ca es un con­ti­nen­te de paz, man­ten­gá­mos­lo así", di­jo Santos fiel a su tí­tu­lo de Pre­mio No­bel.

La gi­ra si­guió por Ar­gen­ti­na, don­de Pen­ce se cru­zó con su par Ga­brie­la Mi­chet­ti en Casa Ro­sa­da, y con el pre­si­den­te Mau­ri­cio Ma­cri

en Oli­vos. Al­gu­nas si­tios web die­ron cuen­ta tras la reunión de un su­pues­to “aprie­te” del es­ta­dou­ni­den­se pa­ra que Ar­gen­ti­na apo­ye la op­ción mi­li­tar pa­ra de­rro­car a Ni­co­lás Ma­du­ro. Pe­ro la op­ción fue des­car­ta­da pú­bli­ca­men­te por am­bos pre­si­den­tes tras la reunión, y a NO­TI­CIAS por fuen­tes de la can­ci­le­ría ar­gen­ti­na y la Em­ba­ja­da de EE.UU: “No se ha­bló de in­ter­ven­ción mi­li­tar, pe­ro Pen­ce si le mar­có a Ma­cri que la con­de­na de la OEA y el Mer­co­sur -don­de Ve­ne­zue­la ya su­fre la sus­pen­sión po­lí­ti­ca- de­be ser más enér­gi­ca”.

Sin em­bar­go, el te­ma vol­vió a so­nar en la si­guien­te es­ca­la de Pen­ce en Chi­le. Mi­che­lle Ba­che­let di­jo al tér­mino de la reunión: "Quie­ro ser muy cla­ra, Chi­le ha­rá to­do lo po­si­ble por apo­yar a los ve­ne­zo­la­nos a en­con­trar el ca­mino pa­cí­fi­co pa­ra res­ta­ble­cer su de­mo­cra­cia, pe­ro Chi­le no apoyará ni gol­pes de Es­ta­do ni in­ter­ven­cio­nes mi­li­ta­res". Pen­ce acu­só el gol­pe: "El pre­si­den­te Trump me en­vió con un men­sa­je que de­be que­dar cla­ro en to­da Amé­ri­ca La­ti­na. Los Es­ta­dos Uni­dos no se van a que­dar con los bra­zos cru­za­dos cuan­do Ve­ne­zue­la se es­tá des­tru­yen­do.

El pre­si­den­te Trump tiene mu­chas op­cio­nes a dis­po­si­ción, pe­ro cree­mos que al in­cre­men­tar la pre­sión di­plo­má­ti­ca y eco­nó­mi­ca so­bre Ma­du­ro, no só­lo en el con­ti­nen­te sino en to­do el mun­do, va­mos a lo­grar por me­dios pa­cí­fi­cos que re­gre­se la de­mo­cra­cia", ase­gu­ró el vi­ce­pre­si­den­te es­ta­dou­ni­den­se an­tes de par­tir a Panamá, don­de ce­rró la gi­ra la­ti­na en par­te: el miér­co­les pa­sa­do, en Do­ral, una ciu­dad del con­da­do de Mia­mi don­de en los úl­ti­mos tiem­pos se ha ido con­cen­tran­do la co­mu­ni­dad ve­ne­zo­la­na que es­ca­pa del ham­bre, Pen­ce se reunió con lí­de­res lo­ca­les y fun­cio­na­rios pa­ra trans­mi­tir­les el apo­yo de la Casa Blan­ca.

Acom­pa­ña­do por el go­ber­na­dor de Flo­ri­da, Rick Scott, Pen­ce ade­lan­tó san­cio­nes: la po­si­bi­li­dad de un em­bar­go pe­tro­le­ro a Ve­ne­zue­la.

SAN­CIO­NES. A la ho­ra de mos­trar fuer­za, Es­ta­dos Uni­dos tiene cla­ro los pa­sos. La mi­li­tar es el úl­ti­mo re­cur­so, y fa­lla­da la di­plo­ma­cia la eco­no­mía es el pri­me­ro. En su dis­cur­so los con­cep­tos de apo­yo y abun­dan­cia es­tu­vie­ron en­tre­la­za­dos: “Es­ta­dos Uni­dos tiene mu­chas op­cio­nes pa­ra Ve­ne­zue­la”, pe­ro “ne­ce­si­ta apo­yo”, de­cía. Y des­pués pro­me­tía in­ver­sio­nes: “Vi­sua­li­zó un fu­tu­ro bri­llan­te en Amé­ri­ca La­ti­na”, sos­tu­vo. “Es­ta­dos Uni­dos quie­re in­ver­tir más en Amé­ri­ca La­ti­na”, agre­gó. “El pre­si­den­te Do­nald Trump es­tá to­man­do ac­cio­nes pa­ra que con­ti­núe esa pros­pe­ri­dad”, mar­có.

Pe­ro el man­tra de Trump de “Ha­cer a Amé­ri­ca gran­de de nue­vo” es a tra­vés de la re­vi­sión y di­so­lu­ción de tra­ta­dos que crean ba­rre­ras co­mer­cia­les. Y si no es­tán los apo­yos que re­cla­man, los acuer­dos se­rán me­nos be­né­vo­los. Así, el lar­go acuer­do pa­ra que Ar­gen­ti­na ex­por­te sus li­mo­nes a Es­ta­dos Uni­dos, uno de los te­mas tra­ta­dos en la reunión de Trump y Ma­cri en Es­ta­dos Uni­dos en abril, se re­sol­vió en la vi­si­ta de Pen­ce con una con­di­ción: que nues­tro país com­pre cer­do nor­te­ame­ri­cano.

El mi­nis­tro de Agroin­dus­tria ar­gen­tino, Ri­car­do Bur­yai­le, y el se­cre­ta­rio de Co­mer­cio, Miguel Braun, con­fir­ma­ron que el acuer­do for­mó "par­te de una ne­go­cia­ción ge­ne­ral". Y los pro­duc­to­res lo­ca­les hi­cie­ron sen­tir su que­ja: "Pe­di­mos con­di­cio­nes co­mer­cia­les si­mi­la­res y res­guar­do sa­ni­ta­rio. Es­ta­dos Uni­dos tar­da dos años en abrir un mer­ca­do pa­ra Ar­gen­ti­na, y acá an­tes de fin de año va a lle­gar el pri­mer em­bar­que de cer­do” de­cla­ró el pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Ar­gen­ti­na de Pro­duc­to­res Por­ci­nos, Juan Uc­ce­lli.

"El anun­cio de hoy es una gran ga­nan­cia pa­ra los pro­duc­to­res es­ta­dou­ni­den­ses de cer­do y prue­ba que el pre­si­den­te Trump es­tá lo­gran­do re­sul­ta­dos reales pa­ra los gran­je­ros y ga­na­de­ros de Es­ta­dos Uni­dos", in­di­có Pen­ce en un co­mu­ni­ca­do. Y unos días más tar­de, Washington le pa­sa­ría otra fac­tu­ra al go­bierno ar­gen­tino, con un au­men­to del aran­cel al bio­com­bus­ti­ble de en­tre 50,29 y 64,17 por cien­to.

"Es­ta­dos Uni­dos va­lo­ra sus re­la­cio­nes con Ar­gen­ti­na, pe­ro in­clu­so

PEN­CE. Con Santos y Ma­cri ha­bló de las op­cio­nes pa­ra ais­lar a Ma­du­ro y for­zar su sa­li­da. Los pre­si­den­tes la­ti­noa­me­ri­ca­nos en con­tra de la invasión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.