Ma­de in Chong­qing

Parabrisas - - CONTACTO -

Chi­na ha sa­cu­di­do el es­ce­na­rio mun­dial en mu­chos as­pec­tos. En el ru­bro au­to­mo­tor, el co­lo­so asiá­ti­co es el pri­mer fa­bri­can­te con 28,1 mi­llo­nes de uni­da­des se­gún da­tos de 2016, es el ma­yor ex­por­ta­dor, con dos mi­llo­nes de uni­da­des anua­les, y el país con el ma­yor par­que de uni­da­des eléc­tri­cas del mun­do, con unos 700.000 vehícu­los. Es­te país de tra­di­cio­nes mi­le­na­rias es la ca­sa de mar­cas glo­ba­les las cua­les, en to­dos los ca­sos, es­tán aso­cia­das con com­pa­ñías es­ta­ta­les en par­tes igua­les. Pe­ro tam­bién hay ter­mi­na­les de ca­pi­ta­les pri­va­dos en­tre las cua­les apa­re­ce Lifan, la com­pa­ñía in­dus­trial más gran­de del país en­tre las de su ti­po: en la dé­ca­da de 1990 em­pe­zó su his­to­ria fa­bri­can­do mo­to­res de mo­tos, lue­go in­cor­po­ró pro­duc­tos de fuer­za y, fi­nal­men­te, en 2006, fa­bri­có su pri­mer auto, el 520.

La plan­ta por den­tro

La pri­me­ra par­te del re­co­rri­do fue por la fa­bri­ca mo­to­res de mo­tos. Es un pro­ce­so au­to­ma­ti­za­do pe­ro con mu­cha par­ti­ci­pa­ción hu­ma­na, va­rias lí­neas de ar­ma­do con gran pre­sen­cia fe­me­ni­na. Allí se pro­du­cen 150.000 uni­da­des mo­tri­ces anua­les, es de­cir la mi­tad de la pro­duc­ción to­tal de la fá­bri­ca. De­ja­mos el rui­do en­sor­de­ce­dor de ese sec­tor y pa­sa­mos al si­len­cio del área de In­ves­ti­ga­ción y Desa­rro­llo, es­pa­cio en el que nos fue ve­da­do to­mar fo­to­gra­fías. Con­tem­pla­mos los en­sa­yos de au­to­no­mía en un 520 EV (se­dán cien­to por cien­to eléc­tri­co), tes­teos que se rea­li­zan en el la­bo­ra­to­rio que uti­li­zan pa­ra me­dir emi­sio­nes. Lue­go, el ta­ller don­de los ar­te­sa­nos del di­se­ño le dan for­ma a sus crea­cio­nes. Allí de­ter­mi­nan las se­ñas par­ti­cu­la­res de los nue­vos mo­de­los. En­tre ma­que­tas de ma­si­lla a es­ca­la real (tam­bién de pie­zas del in­te­rior), en al­gu­nos pi­za­rro­nes vi­mos fo­tos de los mo­de­los que ser­vían de ins­pi­ra­ción pa­ra los pro­yec­tos en pro­gre­so. Pa­sa­mos a la na­ve de es­tam­pa­do, un gi­gan­tes­co gal­pón (10.000 m2) en el que tra­ba­jan las pren­sas que le dan for­ma a 150.000 vehícu­los por año. Las pie­zas que allí se cor­tan avan­zan en la ca­de­na de mon­ta­je pa­san­do por Sol­da­du­ra, tal vez el sec­tor más au­to­ma­ti­za­do, do­ta­do de as­cen­so­res y ro­bots que, pun­ta­da tras pun­ta­da, van dán­do­le for­ma de­fi­ni­ti­va a la uni­dad. A pe­sar de los ro­bots, es­te es el sec­tor más hu­ma­ni­za­do de la lí­nea: con­té un pro­me­dio de tres ope­ra­rios por is­la de tra­ba­jo, cuan­do en las plan­tas más avan­za­das hay uno o nin­guno... Tra­ta­mien­tos an­ti­co­rro­sión, pin­tu­ra, el ar­ma­do del in­te­rior, la ins­ta­la­ción de los vi­drios; lue­go, el mo­tor, tre­nes de ro­da­je, de­ta­lles de ter­mi­na­ción y la ve­ri­fi­ca­ción fi­nal pa­ra ce­rrar un pro­ce­so que ve sa­lir una uni­dad ca­da tres mi­nu­tos en pro­me­dio.

En la plan­ta de Chong­qing tam­bién se fa­bri­ca el M7, mo­de­lo fa­mi­liar de sie­te asien­tos (de di­se­ño muy si­mi­lar al Ford S-Max) que lle­ga­rá a Ar­gen­ti­na a fin de año.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.