Con­tac­to:

La más pe­que­ña de la fa­mi­lia lle­gó a nues­tro país con ar­gu­men­tos de so­bra pa­ra po­si­cio­nar­se con fuer­za en el mer­ca­do. Po­see un bi­ci­lín­dri­co de 40 CV y una equi­li­bra­da par­te ci­clo que le per­mi­te afron­tar via­jes lar­gos, deam­bu­lar por la ciu­dad y, cla­ro, baj

Parabrisas - - SUMARIO -

Ka­wa­sa­ki Versys X300

La re­cien­te­men­te lle­ga­da X 300 se eri­ge co­mo una mo­to mul­ti­pro­pó­si­to ideal pa­ra sa­lir a la ru­ta y tam­bién pa­ra afron­tar ca­mi­nos más com­pli­ca­dos. Es el mo­de­lo de en­tra­da a la ga­ma de la fa­mi­lia Versys y se co­mer­cia­li­za en nues­tro país jun­to con sus her­ma­nas de 650 y 1.000 cm3. Ade­más de li­via­na y ágil, es­ta Ka­wa­sa­ki es bas­tan­te ba­ja y jun­to a su es­tre­cho cha­sis se con­vier­te en una op­ción ideal pa­ra pi­lo­tos que bus­can aden­trar­se por pri­me­ra vez en es­te ti­po de mo­tos. La po­si­ción de ma­ne­jo es er­gui­da y re­la­ja­da, mien­tras que el ca­re­na­do y la pan­ta­lla (no tie­ne po­si­bi­li­dad de re­gu­lar­se) ofre­cen una bue­na pro­tec­ción an­te el vien­to.

El asien­to, por su par­te, cuen­ta con un ge­ne­ro­so es­pa­cio ‒de re­lleno al­go du­ro‒ que be­ne­fi­cia el con­fort a bor­do cuan­do se viaja por va­rias ho­ras. In­clu­so el even­tual pa­sa­je­ro tam­bién en­con­tra­rá una po­si­ción bas­tan­te có­mo­da, con un sec­tor de bue­nas di­men­sio­nes, am­plios apo­ya­pies ‒sin re­cu­bri­mien­to de go­ma co­mo los del con­duc­tor‒ y ge­ne­ro­sas aga­rra­de­ras. Pa­ra la car­ga exis­te un ro­bus­to por­tae­qui­pa­je que pue­de re­ci­bir un top­ca­se, pe­ro op­cio­nal­men­te tam­bién se le pue­den ane­xar va­li­jas la­te­ra­les ori­gi­na­les (ade­más de cu­bre­pu­ños, ca­ba­lle­te cen­tral, fa­ros au­xi­lia­res, y cu­bre­mo­tor). Er­go­nó­mi­ca­men­te se eri­ge co­mo una mo­to que in­vi­ta a re­la­jar­se y dis­fru­tar del via­je con com­pa­ñía.

Per­so­nal

En ma­te­ria es­té­ti­ca hay una reali­dad in­elu­di­ble: la mo­to pa­re­ce más gran­de de los que es. Al pri­mer gol­pe de vis­ta po­dría ima­gi­nar­se de se tra­ta de al­go más que una 300 cm3. Gus­ta. Sus for­mas en­cuen­tran cier­to equi­li­brio en­tre aris­tas afi­la­das y sua­ves cur­vas, lo­gran­do una ima­gen bas­tan­te per­so­nal. La di­fe­ren­cia es­té­ti­ca más vi­si­ble res­pec­to del res­to de las Versys es que en su fren­te lu­ce un úni­co fa­ro ha­ló­geno (sus her­ma­nas ma­yo­res po­seen una óp­ti­ca do­ble). El ma­ni­llar es an­cho (lla­man la aten­ción sus con­tra­pe­sos de for­mas có­ni­cas) y las ma­nos lo en­cuen­tran na­tu­ral­men­te. Mien­tras, el ta­ble­ro de ins­tru­men­tos se com­po­ne por un ta­có­me­tro analó­gi­co y un dis­play di­gi­tal que al­ber­ga ve­lo­cí­me­tro, in­di­ca­dor de mar­cha en­gra­na­da, odó­me­tro to­tal y par­cial, y la in­for­ma­ción que brin­da la compu­tado­ra de a bor­do. To­do de cla­ra e in­tui­ti­va lec­tu­ra.

La Versys X 300 se im­pul­sa por me­dio del pro­ba­do bi­ci­lín­dri­co en pa­ra­le­lo de 296 cm3, re­fri­ge­ra­do por lí­qui­do, que ofre­ce una cur­va de par muy apro­ve­cha­ble en la ga­ma ba­ja y me­dia de re­vo­lu­cio­nes, así co­mo una bue­na do­sis de po­ten­cia pa­ra uti­li­zar en ru­ta du­ran­te via­jes de lar­go al­can­ce. Gran par­te de su agi­li­dad pue­de atri­buir­se a su in­yec­ción di­gi­tal de com­bus­ti­ble, que co­la­bo­ra a con­tro­lar el arran­que en frío y a la vez pro­por­cio­na una res­pues­ta efi­caz del ace­le­ra­dor. El de­pó­si­to de com­bus­ti­ble ‒de es­tu­dia­das for­mas‒ tie­ne ca­pa­ci­dad pa­ra 17 li­tros, y brin­da una co­rrec­ta au­to­no­mía.

El mo­tor es muy sua­ve y prác­ti­ca­men­te no emi­te vi­bra­cio­nes (en es­to co­la­bo­ra el eje ba­lan­cea­dor in­terno). Los man­dos es­tán en la mis­ma sin­to­nía: el em­bra­gue se ac­cio­na “con un de­do” y la pa­lan­ca de cam­bios ofre­ce un re­co­rri­do cor­to y muy pre­ci­so. La ca­ja de seis ve­lo­ci­da­des es­tá per­fec­ta­men­te es­ca­lo­na­da y se aso­cia muy bien con el mo­tor pa­ra ofre­cer siem­pre lo mejor de sí. Un plus de es­ta pe­que­ña aven­tu­re­ra es su am­plio án­gu­lo de gi­ro, que fa­ci­li­ta la ma­nio­bra­bi­li­dad a bajas ve­lo­ci­da­des y, por con­se­cuen­cia, su uti­li­dad ge­ne­ral.

Efi­cien­te

El cha­sis de la X 300 es un sim­ple es­pi­na dor­sal, sin sub­cha­sis, de gran ro­bus­tez y elas­ti­ci­dad. El set­ting de fá­bri­ca de las sus­pen­sio­nes ofre­ce mu­cha con­fian­za y se­gu­ri­dad a la ho­ra de to­mar cur­vas y se desen­vuel­ven sin res­que­mo­res al mo­men­to de afron­tar te­rre­nos po­co ami­ga­bles. La hor­qui­lla Sho­wa de 41 mm cuen­ta con apro­ve­cha­bles 130 mm de re­co­rri­do, mien­tras que el sis­te­ma Uni-Trak (de ca­rre­ra lar­ga y co­ne­xión in­fe­rior) con

mo­no­amor­ti­gua­dor re­gu­la­ble en pre­car­ga del re­sor­te, ga­ran­ti­za es­ta­bi­li­dad y con­fort. Por su par­te, los neu­má­ti­cos de 19 pul­ga­das ade­lan­te y 17 atrás lu­cen una con­fi­gu­ra­ción mix­ta, aun­que es­tán más orien­ta­dos al uso as­fál­ti­co que a los ca­mi­nos de ri­pio.

El aplo­mo es fan­tás­ti­co y per­mi­te cir­cu­lar por ru­ta a buen rit­mo con mu­cha sol­tu­ra. Pe­ro tam­bién es muy idó­nea pa­ra ro­dar por la ciu­dad da­da su agi­li­dad y es­tre­chez del con­jun­to. El equi­li­brio de la par­te ci­clo es ab­so­lu­to. A la ho­ra de la fre­na­da, es­ta Ka­wa­sa­ki es­tá a la al­tu­ra de las cir­cuns­tan­cias, sa­can­do a re­lu­cir la bue­na per­for­man­ce de las pin­zas Nis­sin que tra­ba­jan so­bre dis­cos al­veo­la­dos de 290 y 220 mm.

La res­pues­ta del freno de­lan­te­ro es do­si­fi­ca­ble y el tra­se­ro acom­pa­ña en la fae­na. Y si la co­sa se com­pli­ca un po­co apa­re­ce en es­ce­na el ABS que, a prio­ri, no se mues­tra pa­ra na­da in­tru­si­vo.

A gol­pe de vis­ta la Versys 300 pa­re­ce un mo­de­lo de ma­yor ci­lin­dra­da. La prin­ci­pal di­fe­ren­cia con sus her­ma­nas ma­yo­res es el fa­ro úni­co; las otras uti­li­zan fa­ro do­ble.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.