Le­gis­la­do­res tu­cu­ma­nos ame­na­zan con prohi­bir el ma­ní cor­do­bés en los ba­res

Perfil Cordoba - - Sociedad - ARIEL BOGDANOV FLO­REN­CIA GOR­DI­LLO

La me­di­da se im­pul­sa­ría co­mo re­pre­sa­lia a la prohi­bi­ción de so­bre­ci­tos de azú­car.

La apro­ba­ción por par­te del Con­ce­jo De­li­be­ran­te de res­trin­gir el con­su­mo de azú­car desató una “gue­rra” en­tre Tu­cu­mán y Córdoba que pa­re­ce to­mar ri­be­tes ca­da vez más in­só­li­tos y re­pre­sa­lias que po­drían re­sul­tar im­pen­sa­das has­ta ha­ce po­co tiem­po.

Al­gu­nos dia­rios tu­cu­ma­nos, en­tre ellos La Ga­ce­ta, in­for­ma­ron en la jor­na­da de ayer que un gru­po de le­gis­la­do­res lo­ca­les, in­dig­na­dos por la me­di­da cor­do­be­sa, bro­mea­ron con prohi­bir el sa­la­me de Co­lo­nia Ca­ro­ya co­mo for­ma de re­pre­sa­lia a la de­ci­sión en con­tra del azú­car.

La ini­cia­ti­va, que co­men­zó con tono jo­co­so, no es­ta­ría del to­do des­car­ta­da se­gún ex­pli­có a PER­FIL COR­DO­BA Gus­ta­vo Gas­sen­bauer, vi­ce­pre­si­den­te pri­me­ro de la Le­gis­la­tu­ra.

“El tema sur­gió en una char­la con la ra­dio LV2 de Tu­cu­mán, don­de en mo­do de bro­ma le pro­me­tí a un oyen­te que si Córdoba no da­ba mar­cha atrás con la prohi­bi­ción del azú­car, yo mis­mo me pa­ra­ba en la ru­ta, en la fron­te­ra con Córdoba y no iba a de­jar pa­sar nin­gún sa­la­me de la Co­lo­nia, pe­ro to­do fue en for­ma chis­to­sa. Lo que sí pue­do de­cir es que en ca­so de con­ti­nuar es­ta me­di­da, y si es­to si­gue avan­zan­do, voy a pro­po­ner prohi­bir en los ba­res el ma­ní cor­do­bés que acom­pa­ña a la cer­ve­za. Es co­no­ci­do por to­dos que el ma­ní con­tie­ne gran­des can­ti­da­des de sal y eso ge­ne­ra gra­ves con­se­cuen­cias pa­ra la sa­lud, co­mo por ejem­plo, la hi­per­ten­sión ar­te­rial”, ex­pli­có el fun­cio­na­rio, muy mo­les­to por la ini­cia­ti­va del Con­ce­jo De­li­be­ran­te cor­do­bés.

“A lo­co, lo­co y me­dio. Es una me­di­da a la al­tu­ra de la del azú­car. No po­de­mos se­guir con una me­di­da tan ri­dí­cu­la co­mo la que im­pul­sa el in­ten­den­te Ra­món Mestre”, com­ple­tó Gas­sen­bauer.

La or­de­nan­za apro­ba­da por el Con­ce­jo el pa­sa­do 07 de sep­tiem­bre, la cual li­mi­ta la pro­vi­sión de azú­car en lo­ca­les gas­tro­nó­mi­cos, avan­za en la ca­lle y se apli­ca en al­gu­nos ba­res ca­pi­ta­li­nos que ya sa­ca­ron los azu­ca­re­ros de las me­sas con los tra­di­cio­na­les so­bre­ci­tos. La or­de­nan­za in­di­ca ade­más que en las pró­xi­mas se­ma­nas los ba­res que ya aca­ta­ron la ini­cia­ti­va co­men­za­rán a ex­hi­bir en lu­ga­res bien vi­si­bles car­te­les con la le­yen­da: “El con­su­mo ex­ce­si­vo de azú­car es per­ju­di­cial pa­ra la sa­lud”. La me­di­da ya con­tó con la opo­si­ción del Cen­tro Azu­ca­re­ro Ar­gen­tino que bus­ca que la me­di­da no se ex­tien­da ha­cia el res­to del país. El Mi­nis­te­rio de Tra­ba­jo de la Na­ción eva­lúa mo­di­fi­car el ré­gi­men de las li­cen­cias pa­ren­ta­les -re­gu­la­do por la Ley de Con­tra­to de Tra­ba­jo N° 20.744- que ac­tual­men­te pre­vé no­ven­ta días de li­cen­cia por ma­ter­ni­dad y so­lo dos días co­rri­dos pa­ra los pa­dres, cuan­do el em­pleo es en re­la­ción de de­pen­den­cia. En Ar­gen­ti­na, so­lo el 50,4% de las tra­ba­ja­do­ras y el 49% de los tra­ba­ja­do­res es­tán cu­bier­tos por las li­cen­cias fa­mi­lia­res. Es­tán con­fi­gu­ra­das co­mo de­re­chos de los tra­ba­ja­do­res y, a su vez, de­ben ga­ran­ti­zar el de­re­cho de ni­ños y ni­ñas a es­tar acom­pa­ña­dos por sus pro­ge­ni­to­res.

Fren­te al es­ca­so ac­ce­so a las li­cen­cias, el Cen­tro de Im­ple­men­ta­ción de Po­lí­ti­cas Pú­bli­cas pa­ra la Equi­dad y el Cre­ci­mien­to (Cip­pec) ela­bo­ró un in­for­me don­de sos­tie­ne que “así, los ni­ños y ni­ñas de la Ar­gen­ti­na re­ci­ben, des­de su pri­me­ra in­fan­cia, un tra­to dis­cri­mi­na­to­rio se­gún la in­ser­ción de sus pa­dres en el mer­ca­do la­bo­ral. Es­ta inequi­dad de ori­gen in­ci­de en to­do el ci­clo de vi­da de la per­so­na, por­que afec­ta su desa­rro­llo (bá­si­co y su­pe­rior)”. Las es­ta­dís­ti­cas en Ar­gen­ti­na mues­tran que 5 de ca­da 10 mu­je­res con hi­jos tra­ba­jan de ma­ne­ra pre­ca­ri­za­da, lo que se tra­du­ce en la au­sen­cia de los de­re­chos bá­si­cos re­co­no­ci­dos a tra­vés de las le­yes la­bo­ra­les y en dis­pa­ri­dad res­pec­to al tra­ba­jo fue­ra del hogar. En las fa­mi­lias con más de dos hi­jos la bre­cha al­can­za has­ta un 33%.

CEDOC PER­FIL

EN LA MI­RA. Los so­bre­ci­tos de azú­car desata­ron un con­flic­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.