La cla­se me­dia pa­ga­rá la fac­tu­ra más ca­ra por los cam­bios en los im­pues­tos

Los cor­do­be­ses de ma­yor po­der ad­qui­si­ti­vo de­be­rán ir pre­pa­ran­do la bi­lle­te­ra pa­ra pa­gar más im­pues­tos pa­tri­mo­nia­les, ga­nan­cias, apor­tes ju­bi­la­to­rios y con­su­mos pre­mium más ca­ros.

Perfil Cordoba - - Economia - NOR­MA LEZ­CANO

Aun­que aún que­dan di­fe­ren­tes ins­tan­cias le­gis­la­ti­vas y de­ba­tes que se an­ti­ci­pan com­ple­jos, la re­for­ma im­po­si­ti­va que pro­po­ne el Go­bierno de la Na­ción, su­ma­da a los cam­bios tri­bu­ta­rios que de­ben ha­cer las pro­vin­cias (pa­ra ali­near­se a los pa­rá­me­tros ma­cro­eco­nó­mi­cos na­cio­na­les) ya tie­nen iden­ti­fi­ca­do al sec­tor don­de im­pac­ta­rán con ma­yor cru­de­za: las cla­ses me­dia y me­diaal­ta.

Es­to es co­mo con­se­cuen­cia de que el nue­vo di­se­ño im­po­si­ti­vo se en­fo­ca en seis pun­tos fun­da­men­ta­les:

1) Ga­nan­cias: se am­plió el uni­ver­so de he­chos im­po­ni­bles y ya no son so­lo las per­so­nas ju­rí­di­cas, sino tam­bién las per­so­nas hu­ma­nas las que se­rán al­can­za­das por al­gu­nas im­po­si­cio­nes, res­pec­to de las cua­les an­tes es­ta­ban ex­cep­tua­das. Es­to ha­rá que due­ños de em­pre­sas co­mien­cen a tri­bu­tar per­so­nal­men­te por con­cep­tos que, de al­gún mo­do, ya es­tán gra­ba­dos en el marco de su ac­ti­vi­dad em­pre­sa­rial o tri­bu­ten por in­gre­sos ex­tra que ob­tie­nen en la ges­tión de la em­pre­sa, que an­tes no te­nían car­ga im­po­si­ti­va.

2) Ren­ta fi­nan­cie­ra: que­da­ron al­can­za­dos por nue­vos im­pues­tos ca­si to­dos los ins­tru­men­tos fi­nan­cie­ros de aho­rro (Ver “Aho­ra, re­sul­ta­rá más cos­to­so aho­rrar e in­ver­tir…”).

3) In­ver­sio­nes: con ex­cep­ción de la vi­vien­da úni­ca, to­da trans­fe­ren­cia de bie­nes in­mue­bles que in­te­gran un pa­tri­mo­nio es­ta­rán afec­ta­dos, co­mo así tam­bién, los ins­tru­men­tos de in­ver­sión vin­cu­la­dos a la ac­ti­vi­dad inmobiliaria. (Ver “Aho­ra, re­sul­ta­rá más cos­to­so aho­rrar e in­ver­tir…”).

4) Con­tri­bu­ción de apor­tes: se eli­mi­nó el to­pe má­xi­mo de $82.000 de suel­do so­bre el que se rea­li­za­ban apor­tes; aho­ra se con­tri­bu­ye en re­la­ción con lo que se ga­na. Por ejem­plo, si el suel­do es de $120.000, el apor­te se calculará so­bre ese mon­to. En los he­chos y a pe­sar de que es­to es un di­fe­ri­mien­to (es el apor­te pa­ra una ju­bi­la­ción fu­tu­ra), en el cor­to pla­zo es­te cam­bio ope­ra co­mo una suer­te de “im­pues­to a las ga­nan­cias ex­tra”, que pa­ra es­te sec­tor lle­va­rá la car­ga to­tal del 35% al 41,5%.

5) Con­su­mos pre­mium y no bá­si­cos con más im­pues­tos: pa­ra ae­ro­na­ves, las alí­cuo­tas su­ben de 10% a 20%; em­bar­ca­cio­nes de ga­ma al­ta (más de $430.000) du­pli­can sus tri­bu­tos in­ter­nos de 10% a 20%; mo­tos de al­ta ga­ma (más de $140.000) tam­bién pa­san del 10% al 20%. Res­pec­to de be­bi­das, aún no es­tá na­da de­fi­ni­do, más allá de la pro­me­sa de re­vi­sar la si­tua­ción par­ti­cu­lar de vi­nos y cer­ve­zas. En prin­ci­pio, que­da­rían en pie: whisky, co­ñac y otras be­bi­das blan­cas (del 20% al 29%) y es­pu­man­tes del 0% al 17%. Tam­bién es­tá en dis­cu­sión el ca­so de las ga­seo­sas (pa­sa­rían del 4 al 17%). Ci­ga­rri­llos ten­drán una ta­sa del 70%.

6) Im­pues­tos pa­tri­mo­nia­les y ser­vi­cios pro­vin­cia­les: des­de el fren­te pro­vin­cial, la cla­se me­dia re­ci­bi­rá el prin­ci­pal im­pac­to por la ac­tua­li­za­ción de los im­pues­tos In­mo­bi­lia­rios Ru­ral y Ur­bano. Res­pec­to del pri­me­ro, las subas irían del 27% (so­lo pa­ra 6% de pro­duc­to­res) has­ta el 42% (pa­ra una gran ma­yo­ría); ade­más, se es­ta­ble­ce­rá una ac­tua­li­za­ción de ese tri­bu­to pa­ra to­dos los pro­duc­to­res de un 25%, en lí­nea con el al­za en el ín­di­ce de pre­cios. A su vez, el Ur­bano su­fri­rá una ac­tua­li­za­ción de en­tre el 20% y el 22%.

En Cór­do­ba, adi­cio­nal­men­te, la cla­se me­dia de­be eva­luar en­tre sus car­gas im­po­si­ti­vas esen­cia­les el cos­to de un ser­vi­cio bá­si­co –el de elec­tri­ci­dad– que por sus ni­ve­les de ac­tua­li­za­ción y pre­cio fi­nal ya ac­túa co­mo una suer­te de “tri­bu­to en­cu­bier­to” en per­ma­nen­te al­za. En di­ciem­bre se sen­ti­rán las con­se­cuen­cias del úl­ti­mo ajus­te au­to­ri­za­do, que pa­ra los re­si­den­cia­les que con­su­men 200 ki­lo­va­tios al mes sig­ni­fi­ca­rá un in­cre­men­to del 12,15%; y pa­ra quie­nes lle­gan a 600 ki­lo­va­tios al mes, el au­men­to se­rá del 12,97%.

¿Fun­cio­na­rá to­do es­te es­que­ma? Aun­que en el cor­to pla­zo la re­for­ma im­po­si­ti­va na­cio­nal es un “ma­za­zo” a la ca­be­za de los seg­men­tos de con­su­mo más al­tos, a me­diano y lar­go pla­zo, el Go­bierno na­cio­nal ase­gu­ra que el gra­dua­lis­mo de otras me­di­das ter­mi­na­rá pro­du­cien­do una ba­ja glo­bal de la pre­sión fis­cal del 1,5% en 4 años.

El es­que­ma ce­rra­rá, ex­pli­can los eco­no­mis­tas, si la Na­ción con­si­gue ba­jar el dé­fi­cit fis­cal y, por efec­to del ajus­te en el gas­to, la eco­no­mía co­mien­za a cre­cer sos­te­ni­da­men­te. Con cre­ci­mien­to só­li­do y me­di­das adi­cio­na­les de re­duc­ción im­po­si­ti­va (co­mo las que aún restan en las pro­vin­cias, con In­gre­sos Bru­tos y Se­llos), a me­diano pla­zo el bol­si­llo de los que aho­ra de­ben aguan­tar la ma­yor pre­sión se ve­rían com­pen­sa­dos.

CEDOC PER­FIL

GA­NAN­CIAS. Al le­van­tar­se el to­pe de al­tos sa­la­rios pa­ra rea­li­zar apor­tes, aho­ra ca­da quien con­tri­bui­rá con­for­me lo que ga­na. Es co­mo un “se­gun­do im­pues­to a las Ga­nan­cias”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.