Se­na­do de­fi­ne ley que evi­ta­ría per­der 16 mi­llo­nes de to­ne­la­das de ali­men­tos

Perfil Cordoba - - Sociedad - N. L.

Seis mi­llo­nes de ar­gen­ti­nos que pa­de­cen ham­bre es­pe­ran la san­ción de la ley Do­nal. La Cá­ma­ra al­ta debe tra­tar mo­di­fi­ca­cio­nes in­tro­du­ci­das por Dipu­tados, que evi­ta­rían esa pér­di­da anual.

El ham­bre apa­re­ce por mu­chas cau­sas (tie­rras po­bres, cam­bios de cli­ma y fal­ta de ac­ce­so al agua). Pe­ro ese no es el pro­ble­ma en la Ar­gen­ti­na. El país pro­du­ce ali­men­tos pa­ra 400 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes -10 ve­ces su po­bla­ción- y anual­men­te desecha 16 mi­llo­nes de to­ne­la­das de ali­men­tos que aún son ap­tos pa­ra el consumo. Son 365 ki­los por año por ha­bi­tan­te; un ki­lo por día.

In­cohe­ren­te­men­te, es­ta reali­dad de abun­dan­cia se des­plie­ga fren­te a unos seis mi­llo­nes de ar­gen­ti­nos que han to­ca­do el fon­do de su con­di­ción social y pa­de­cen ham­bre, se­gún mues­tran las es­ta­dís­ti­cas del Ob­ser­va­to­rio de la Deu­da Social Ar­gen­ti­na (UCA). De acuer­do a es­ta fuente, el dra­ma ha ve­ni­do re­cru­de­cien­do des­de fi­na­les de 2017 y en el pre­sen­te hay un 10,4% de los chi­cos en to­do el país que pa­sa ham­bre.

La po­bre­za y el ham­bre se trans­for­ma­ron en reali­da­des mul­ti­cau­sa­les y es­truc­tu­ra­les en la eco­no­mía que pre­su­me ser el ‘gra­ne­ro del mun­do’; un gra­ne­ro don­de la pro­duc­ción agrí­co­la in­dus­trial de Córdoba es una de las pro­ta­go­nis­tas. Sin em­bar­go, la pro­vin­cia tam­po­co es­ca­pa a la obs­ce­ni­dad social de per­mi­tir ni­ños con in­su­fi­cien­cia ali­men­ta­ria.

Se­gún el In­di­ca­dor Ba­rrial de Si­tua­ción Nu­tri­cio­nal 2017, que ela­bo­ra la or­ga­ni­za­ción Ba­rrios de Pie jun­to al Ins­ti­tu­to de In­ves­ti­ga­ción Social, Eco­nó­mi­ca y Po­lí­ti­ca Ciu­da­da­na (Isep­ci), el 47% de los ni­ños y ado­les­cen­tes de 2 a 19 años de 20 ba­rrios de Córdoba con al­ta vul­ne­ra­bi­li­dad so­cio­sa­ni­ta­ria-am­bien­tal pa­de­ce al­gu­na de las va­rian­tes de malnu­tri­ción.

Los ci­clos re­cu­rren­tes de cri­sis eco­nó­mi­cas son la prin­ci­pal cau­sa de es­te la­ce­ran­te pa­no­ra­ma. No obs­tan­te, el re­la­to del fe­nó­meno no exi­me de la res­pon­sa­bi­li­dad de una ur­gen­te bús­que­da de so­lu­cio­nes. El ham­bre no es­pe­ra que los mer­ca­dos con­fíen, los po­lí­ti­cos se pon­gan de acuer­do, los fun­cio­na­rios ati­nen a dar con las me­di­das ade­cua­das y la co­rrup­ción aca­be. Ca­da día sin ali­men­to o ali­men­to in­su­fi­cien­te son cé­lu­las que van per­dien­do nu­trien­tes y se van de­te­rio­ran­do.

En el 2004 se san­cio­nó en la Ar­gen­ti­na la ley 25.989 -Ré­gi­men es­pe­cial pa­ra la do­na­ción de ali­men­tos- co­no­ci­da co­mo Ley Do­nal, con el ob­je­ti­vo de in­cen­ti­var a las em­pre­sas del sec­tor ali­men­ti­cio a ha­cer do­na­cio­nes. La ley es­ti­pu­la quié­nes pue­den do­nar, qué pro­duc­tos, có­mo debe ha­cer­se y los de­re­chos y obli­ga­cio­nes de ca­da par­te.

“En la re­dac­ción ori­gi­nal de esa ley, el ar­tícu­lo 9 es­ta­ble­cía que, en ca­so de ha­ber­se en­tre­ga­do los ali­men­tos en bue­na fe, cum­plien­do con las exi­gen­cias bro­ma­to­ló­gi­cas y de inocui­dad del có­di­go ali­men­ta­rio ar­gen­tino, el do­nan­te que­da­ba li­be­ra­do de res­pon­sa­bi­li­dad por los da­ños y per­jui­cios que pu­die­ran pro­du­cir­se, sal­vo que exis­tie­ran he­chos u omi­sio­nes que de­ge­ne­ra­ran en de­li­tos de de­re­cho cri­mi­nal”, ex­pli­ca la le­gis­la­do­ra Leo­nor Mar­tí­nez Vi­lla­da (Coa­li­ción Cí­vi­ca). Sin em­bar­go, es­te ar­tícu­lo fue ve­ta­do el mis­mo año en que se apro­bó la ley. Hoy, la nor­ma vi­gen­te no con­tem­pla en su ar­ti­cu­la­do una dis­po­si­ción que li­mi­te la res­pon­sa­bi­li­dad del do­nan­te; por en­de, el po­si­ble do­nan­te de ali­men­tos no tie­ne nin­gún res­guar­do le­gal y an­te ello op­ta por ti­rar pro­duc­tos que aún son con­su­mi­bles.

“Son pro­duc­tos que tie­nen al­gún de­fec­to de pac­ka­ging, que es­tán a unos tres o cua­tro días de ven­cer, ver­du­ras que tie­nen al­gún ma­gu­llón”, ex­pli­ca Mar­tí­nez Vi­lla­da.

Exis­tien­do en to­do el país una or­ga­ni­za­ción co­mo la Red Na­cio­nal de Ban­cos de Ali­men­tos (REDB­dA) con la ca­pa­ci­dad lo­gís­ti­ca pa­ra re­ci­bir es­tos pro­duc­tos, se­lec­cio­nar­los, frac­cio­nar­los y ha­cer­los lle­gar en tiem­po a las or­ga­ni­za­cio­nes que atien­den co­me­do­res y me­ren­de­ros, “la pér­di­da de ali­men­tos es un ver­da­de­ro es­cán­da­lo”, di­ce Mar­tí­nez Vi­lla­da. En 2017, REDB­dA dis­tri­bu­yó más de nue­ve mi­llo­nes de ki­los de ali­men­tos im­pac­tan­do po­si­ti­va­men­te a 332.619 per­so­nas. En Córdoba, el ban­co que ope­ra a es­ca­la pro­vin­cial, en­tre­gó 1.309.950 ki­los, be­ne­fi­cian­do a 18.163 per­so­nas (73% ni­ños).

Muy pro­ba­ble­men­te se po­dría y, se­gu­ra­men­te, la reali­dad de­man­da­rá que así sea. El 14 de ju­lio pa­sa­do, el de­ba­te en la Cá­ma­ra de Dipu­tados de la Na­ción dio un gi­ro cuan­do el dic­ta­men de mi­no­ría pre­sen­ta­do por el dipu­tado Marcos La­vag­na (Fren­te Re­no­va­dor) pro­pu­so re­in­cor­po­rar el ar­tícu­lo 9. La pro­pues­ta tu­vo 145 vo­tos afir­ma­ti­vos, dos abs­ten­cio­nes y 48 vo­tos opo­si­to­res del Fren­te pa­ra la Vic­to­ria y del Fren­te de Iz­quier­da. Es­tos dos par­ti­dos ar­gu­men­ta­ron que “se es­tá bus­can­do dar un man­to de co­ber­tu­ra a em­pre­sas de­seo­sas de des­ha­cer­se de ali­men­tos dán­do­se­los a los po­bres”. Aho­ra el pro­yec­to vol­vió al Se­na­do, don­de de­be­rá te­ner tra­ta­mien­to en los pró­xi­mos días.

FOTOS CEDOC PER­FIL

RES­PUES­TA EFEC­TI­VA. La Red Na­cio­nal de Ban­cos de Ali­men­tos dis­tri­bu­ye unos nue­ve mi­llo­nes de ki­los de ali­men­tos anua­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.