El si­len­cio de la sa­lud y la jus­ti­cia

Perfil Cordoba - - Sociedad - BETIANA CA­BRE­RA FASOLIS*

En el de­ba­te par­la­men­ta­rio so­bre la le­ga­li­za­ción del abor­to, en­tre las múl­ti­ples vo­ces en con­tra, al­gu­nas ape­la­ban al sen­ti­do co­mún y a la su­pues­ta gra­dua­li­dad de las po­lí­ti­cas de sa­lud, cuan­do de­cían: “Apli­can­do co­rrec­ta­men­te la edu­ca­ción se­xual in­te­gral no de­be­rían exis­tir em­ba­ra­zos no in­ten­cio­na­les”. Agre­ga­ban, tam­bién: “Exis­ten una de­ce­na de mé­to­dos an­ti­con­cep­ti­vos pa­ra evi­tar los em­ba­ra­zos”. Y, por su­pues­to, en aque­llos hi­po­té­ti­cos ca­sos que no se ajus­ta­ban a las pre­mi­sas an­te­rio­res -y que in­vo­lu­cran cues­tio­nes aje­nas a la vo­lun­tad de la mu­jer, co­mo una vio­la­ción o una con­di­ción que pon­gan en ries­go su sa­lud o vi­da-, se­ña­la­ban: “El abor­to ya es le­gal en la Ar­gen­ti­na”.

De ese mo­do, esas vo­ces jus­ti­fi­ca­ron abs­ten­cio­nes o vo­tos en con­tra.

Pe­ro en la pro­vin­cia de Córdoba no son las vo­ces el pro­ble­ma, sino el si­len­cio en­sor­de­ce­dor.

Es­ta se­ma­na se­gui­mos la si­tua­ción de una ni­ña de 11 años em­ba­ra­za­da pro­duc­to de un abu­so se­xual, cu­ya ma­dre so­li­ci­tó ac­ce­der a un abor­to le­gal, que sí po­día ser efec­tua­do en el hos­pi­tal re­gio­nal.

Una si­tua­ción por de­más ex­cep­cio­nal, por­que el Mi­nis­te­rio de Sa­lud de la Pro­vin­cia no exige a sus ins­ti­tu­cio­nes que cuen­ten con los me­dios y los pro­fe­sio­na­les dis­pues­tos a rea­li­zar la prác­ti­ca, que­dan­do a ple­na vo­lun­tad y com­pro­mi­so in­di­vi­dual.

Es de­cir, el Mi­nis­te­rio no de­man­da que se ga­ran­ti­cen de­re­chos con­tem­pla­dos des­de ha­ce un si­glo en nues­tro país, y so­bre es­to na­da di­ce. La fa­mi­lia de­bió tras­la­dar­se ca­si 200 km a la Ma­ter­ni­dad Na­cio­nal don­de fue ga­ran­ti­za­da fi­nal­men­te la prác­ti­ca.

Así, el Mi­nis­te­rio se de­sen­ten­dió una vez más de su rol. A los mé­di­cos nos en­can­tan los pro­to­co­los y guías y re­vi­sio­nes de sa­lud por­que nos in­di­can de prin­ci­pio a fin có­mo ac­tuar fren­te a de­ter­mi­na­das si­tua­cio­nes clíO­tro ni­cas, nos da se­gu­ri­dad, nos apor­ta un mé­to­do. Así y to­do, los pro­fe­sio­na­les de la sa­lud sa­be­mos que no exis­te pro­to­co­lo que pa­se por en­ci­ma de una ley na­cio­nal. Tam­bién en­ten­de­mos que el si­len­cio es una or­den ba­ja­da ver­ti­cal­men­te por me­mo en las ins­ti­tu­cio­nes pú­bli­cas -que en un mar­co de fle­xi­bi­li­za­ción la­bo­ral sig­ni­fi­ca fran­co dis­ci­pli­na­mien­to- cohe­ren­te con la aver­sión del mi­nis­tro de opi­nar pú­bli­ca­men­te so­bre es­tos te­mas.

si­len­cio que ha­ce rui­do es el de la Jus­ti­cia: ha­ce cua­tro años que el Tri­bu­nal Su­pe­rior de Jus­ti­cia no se ex­pi­de so­bre el re­cur­so in­ter­pues­to por el Por­tal de Be­lén pa­ra que no se cum­pla el pro­to­co­lo de in­te­rrup­cio­nes le­ga­les del em­ba­ra­zo. Al­go que la mis­ma Cor­te Su­pre­ma de Jus­ti­cia de­man­da a las pro­vin­cias a tra­vés del fa­llo FAL.

¿Có­mo jus­ti­fi­ca es­te si­len­cio el TSJ que, en la prác­ti­ca, sig­ni­fi­ca que des­de ha­ce seis años los hos­pi­ta­les pú­bli­cos pro­vin­cia­les no prac­ti­quen abor­tos que son le­ga­les des­de el año 1921? Y tam­bién ca­be la pre­gun­ta so­bre có­mo jus­ti­fi­ca el eje­cu­ti­vo pro­vin­cial su inac­ción ac­tual, en es­te sen­ti­do, por­que en un pri­mer mo­men­to sí rea­li­za­ron pre­sen­ta­cio­nes ju­di­cia­les ofi­cia­les pa­ra evi­tar es­ta sus­pen­sión, (y tam­bién pa­ra evi­tar re­cur­sos in­ter­pues­tos por la mis­ma ONG con­tra la an­ti­con­cep­ción de emer­gen­cia y el DIU).

Con el ca­so de la ni­ña de 11 años se pu­do arri­bar a la so­lu­ción de una par­te de esa si­tua­ción de vio­len­cia ex­tre­ma, pe­ro re­sul­ta im­po­si­ble no pen­sar en las ni­ñas y mu­je­res que se pier­den en es­te la­be­rin­to. Y có­mo no te­ner la lec­tu­ra de que es­tos si­len­cios son cóm­pli­ces de la clan­des­ti­ni­dad, que vio­len­ta y po­ne en pe­li­gro la sa­lud y vi­da de las mu­je­res cor­do­be­sas.

CEDOC PER­FIL

TEXTUAL."¿Có­mo jus­ti­fi­ca es­te si­len­cio el TSJ que, sig­ni­fi­ca que des­de ha­ce seis años los hos­pi­ta­les pú­bli­cos pro­vin­cia­les no prac­ti­quen abor­tos que son le­ga­les?"

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.