Aho­ra si­guen la pis­ta eco­nó­mi­ca en el cri­men de No­ra Dal­mas­so

Perfil Cordoba - - Sociedad - M. E. R.

Es­ta se­ma­na sor­pren­die­ron las de­cla­ra­cio­nes del fis­cal Ale­jan­dro Moyano que alu­dió a la vie­ja hi­pó­te­sis del mó­vil eco­nó­mi­co del ase­si­na­to de la rio­cuar­ten­se.

A ca­si 12 años del ase­si­na­to de No­ra Dal­mas­so, ocu­rri­do el 26 de no­viem­bre de 2006, apa­re­ce una nue­va teo­ría so­bre el o los au­to­res de su muer­te. Sa­cu­dió el le­tar­go el an­ti­ci­po del fis­cal ge­ne­ral, Ale­jan­dro Moyano, res­pec­to de una hi­pó­te­sis fir­me en la in­ves­ti­ga­ción que lle­va ade­lan­te el quin­to fis­cal de­sig­na­do en el ex­pe­dien­te. Moyano no es un fun­cio­na­rio de al­to per­fil a pe­sar del car­go que os­ten­te. Por esa ra­zón sor­pren­dió cuan­do dio la no­ti­cia en de­cla­ra­cio­nes a FM Gos­pel de Río Cuar­to.

El fis­cal del ca­so Luis Pi­za­rro, en cam­bio, se man­tu­vo to­da la se­ma­na en si­len­cio. La hi­pó­te­sis que so­bre­vue­la no es nue­va. El mó­vil de la muer­te de No­ra se­ría el eco­nó­mi­co: aca­llar­la pa­ra evi­tar que pu­die­ra mos­trar o cues­tio­nar ne­go­cios os­cu­ros que ha­brían con­so­li­da­do su ma­ri­do, Mar­ce­lo Ma­ca­rrón –úni­co impu­tado en la ac­tua­li­dad-, el em­pre­sa­rio Mi­guel Roh­rer y el ex vo­ce­ro del viu­do, el abo­ga­do Da­niel La­ca­se.

El le­tra­do es apun­ta­do so­lo por la pren­sa has­ta aho­ra. El miér­co­les pre­sen­tó un es­cri­to en la fis­ca­lía de Río Cuar­to, asis­ti­do por los pe­na­lis­tas Jor­ge Val­ver­de y Jus­to Jo­sé Ca­sa­do. El ob­je­ti­vo de la pre­sen­ta­ción fue ob­te­ner una de­fi­ni­ción de Pi­za­rro so­bre la si­tua­ción de La­ca­se. En de­cla­ra­cio­nes a Per­fil, Ca­sa­do se­ña­ló: “es­ta­mos dis­pues­tos a eva­cuar cual­quier du­da”, “es­ta cau­sa se li­ti­gó siem­pre an­tes en los me­dios y des­pués en la Jus­ti­cia”. El po­der de­trás. En su tra­yec­to­ria, Da­niel La­ca­se os­ten­ta víncu­los po­lí­ti­cos tras­cen­den­tes. Du­ran­te el me­ne­mis­mo se­cun­dó a Ju­lio César Aráoz en la Se­cre­ta­ría de Lu­cha con­tra el Nar­co­trá­fi­co. Y po­co tiem­po an­tes del cri­men de No­ra, los ar­chi­vos del dia­rio La Voz del In­te­rior re­cuer­dan que inau­gu­ró su quin­ta dé­ca­da con una gran fies­ta a la que asis­tió el en­ton­ces go­ber­na­dor, Jo­sé Ma­nuel de la So­ta; el fis­cal Ge­ne­ral de aquel mo­men­to, Gus­ta­vo Vidal Las­cano; el exin­ten­den­te de Río Cuar­to An­to­nio Be­nigno Rins; e in­clu­so su ami­go per­so­nal Ju­lio César Aráoz, quien via­jó

Hi­pó­te­sis va­ria­das. La muer­te de No­ra Dal­mas­so pa­só por to­das las es­pe­cu­la­cio­nes po­si­bles. La pri­me­ra fue ex­po­ner­la co­mo una mu­jer desea­da que mu­rió en un jue­go se­xual per­ver­so. Pa­só lue­go al pin­tor que rea­li­za­ba ta­reas en la ca­sa, des­pués a la au­to­ría de al­gún aman­te des­pe­cha­do, has­ta lle­gar a la in­creí­ble teo­ría que co­lo­có a su hi­jo Fa­cun­do en el cen­tro de las sos­pe­chas.

Da­niel Mi­ra­lles, el fis­cal que an­te­ce­dió a Pi­za­rro, im­pu­tó al viu­do Mar­ce­lo Ma­ca­rrón por los aná­li­sis ge­né­ti­cos en­con­tra­dos no so­lo en el cuer­po de No­ra, sino en la ba­ta y la cin­ta con la que fue ahor­ca­da. Pe­ro Ma­ca­rrón es­ta­ba en Pun­ta del Es­te par­ti­ci­pan­do de un tor­neo de golf. Por ese mo­ti­vo, es­gri­mió ar­gu­men­tos so­bre un po­si­ble vue­lo de in­cóg­ni­to en un avión pri­va­do que lo pu­do traer en ho­ras pa­ra co­lo­car­lo en la es­ce­na del cri­men.

La­ca­se tam­bién es­ta­ba con él. ¿Se­gui­rá Pi­za­rro la mis­ma hi­pó­te­sis de Mi­ra­lles con la exis­ten­cia de ese vue­lo? ¿O a am­bos los co­lo­ca­rá en la au­to­ría in­te­lec­tual de un cri­men por en­car­go que ha­bría eje­cu­ta­do un si­ca­rio?

En re­la­ción con Roh­rer “el Fran­cés”, ca­be re­cor­dar que en 2015, la re­vis­ta El Sur pu­bli­có la trans­crip­ción de es­cu­chas te­le­fó­ni­cas or­de­na­das por la Jus­ti­cia Fe­de­ral que com­pro­me­tían a los po­li­cías en­car­ga­dos de in­ves­ti­gar el cri­men de No­ra en diá­lo­go con agen­tes de la ex-si­de. “De la lec­tu­ra de las es­cu­chas sur­gía ní­ti­da la ma­nio­bra de dos po­li­cías que de­cla­ra­ron en la cau­sa pa­ra des­pe­gar al “fran­cés” –por en­ton­ces sin­di­ca­do co­mo pre­sun­to aman­te de la víc­ti­ma- de un da­to in­con­tras­ta­ble que arro­ja­ron las an­te­nas de te­le­fo­nía ce­lu­lar: que uno de sus te­lé­fo­nos mó­vi­les es­tu­vo en Río Cuar­to la no­che del cri­men de No­ra Dal­mas­so”, re­cor­dó es­ta se­ma­na el di­rec­tor de la pu­bli­ca­ción, Her­nán Va­ca Nar­va­ja.

CEDOC PER­FIL CEDOC PER­FIL

LA­CA­SE. Es­ta se­ma­na el fis­cal Moyano re­flo­tó la pis­ta eco­nó­mi­ca en el cri­men de Dal­mas­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.