Ma­ña­na co­mien­za el jui­cio con­tra el ‘cha­po’ Guz­mán

Perfil Cordoba - - Internacionales - AFP

El ca­po nar­co me­xi­cano el Cha­po Guz­mán, du­ran­te años el hom­bre más bus­ca­do por Es­ta­dos Uni­dos, vi­ve su peor pe­sa­di­lla tras las re­jas de una pri­sión neo­yor­qui­na: se­rá juz­ga­do des­de ma­ña­na en una cor­te fe­de­ral de Brooklyn y pue­de ser sen­ten­cia­do a ca­de­na per­pe­tua.

En­car­ce­la­do des­de ha­ce ca­si dos años en Man­hat­tan en ca­si to­tal ais­la­mien­to, Guz­mán no pue­de ver a su jo­ven es­po­sa, Em­ma Co­ro­nel, ni a nin­gún fa­mi­liar, sal­vo a sus hi­jas me­lli­zas de 7 años, y so­lo a tra­vés de un vi­drio.

Con el ca­be­llo cor­ta­do al ras, sin bi­go­te y ves­ti­do con un tra­je de pre­si­dia­rio azul, el Cha­po, de 61 años y po­co más de 1,60 m de al­tu­ra, ha per­di­do mu­cho de su au­ra de im­pla­ca­ble je­fe nar­co, y es­pe­ra su jui­cio “tan es­pe­ran­za­do co­mo pue­de es­tar­lo”, se­gún su abo­ga­do, Jef­frey Licht­man.

Ha ba­ja­do de pe­so, di­ce te­ner pro­ble­mas de sa­lud y en las au­dien­cias en la cor­te fe­de­ral de Brooklyn no se ha es­cu­cha­do su voz, ya que el juez no le per­mi­te ha­blar en la sa­la. Tor­tu­ra. “Su­fro de dolores de ca­be­za to­dos los días. Vo­mi­to ca­si to­dos los días. No me han arre­gla­do dos mue­las y me due­len mu­cho”, se que­jó en su úni­ca co­mu­ni­ca­ción di­rec­ta con el juez Brian Co­gan, una car­ta en­via­da en fe­bre­ro.

“Si no es­tá muy frío, ha­ce de­ma­sia­do ca­lor” en la cel­da, es­cri­bió el acu­sa­do de tra­fi­car du­ran­te 25 años más de 155 to­ne­la­das de co­caí­na a Es­ta­dos Uni­dos, to­ne­la­das de he­roí­na, me­tan­fe­ta­mi­nas y ma­rihua­na. “Es una tor­tu­ra de 24 ho­ras por día”, con­clu­yó.

AP

TRAS­LA­DO. En 2006 lle­gó de­te­ni­do a Es­ta­dos Uni­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.