El efec­to Bol­so­na­ro en Cór­do­ba

Aler­ta en­tre em­pre­sa­rios por Bra­sil-de­pen­den­cia

Perfil Cordoba - - Portada - NOR­MA LEZ­CANO

El Plan Bol­so­na­ro po­dría afec­tar a la pro­vin­cia al de­bi­li­tar las ven­ta­jas la pro­duc­ción bra­si­le­ña por menores cos­tos. Re­cla­man es­ta­bi­li­dad que tie­nen las em­pre­sas por el Mer­co­sur y al vol­ver más atrac­ti­va ma­cro, me­nos tri­bu­tos e in­fra­es­truc­tu­ra efi­cien­te.

La lle­ga­da de Jair Bol­so­na­ro a la pre­si­den­cia del Bra­sil po­dría apu­rar la re­con­ver­sión del per­fil ex­por­ta­dor de la Ar­gen­ti­na en ge­ne­ral, y de Cór­do­ba en par­ti­cu­lar.

Es­to se pro­yec­ta a par­tir de dos es­tra­te­gias an­ti­ci­pa­das por el nue­vo Go­bierno bra­si­le­ño: la bús­que­da de una ma­yor com­pe­ti­ti­vi­dad de su eco­no­mía y una po­lí­ti­ca de aper­tu­ra co­mer­cial que po­dría ha­cer con­vi­vir al Mer­co­sur con acuer­dos bi­na­cio­na­les y acer­ca­mien­tos a otros blo­ques re­gio­na­les co­mo la Alian­za del Pa­cí­fi­co.

El he­cho de que Bol­so­na­ro ha­ya prio­ri­za­do a Chi­le en su pri­me­ra agen­da de vi­si­tas in­ter­na­cio­na­les va mar­can­do el rum­bo.

Aun­que los mo­vi­mien­tos que se reali­cen des­de Brasilia no se­rán de im­pac­to en el cor­to pla­zo, los ex­per­tos ad­vier­ten que las pri­me­ras olas ex­pan­si­vas lle­ga­rán a me­di­da que las re­for­mas es­truc­tu­ra­les pre­vis­tas en su plan de Go­bierno lo­gren atra­ve­sar el de­ba­te po­lí­ti­co.

“Ha­brá que ver si lo lo­gran, pe­ro si ello ocu­rre se van a ace­le­rar los tiem­pos en la Ar­gen­ti­na. De lo con­tra­rio, la Ar­gen­ti­na se que­da­rá so­la. Bra­sil es de los po­cos mer­ca­dos don­de nues­tras ex­por­ta­cio­nes son com­pe­ti­ti­vas”, sos­tie­ne el pre­si­den­te de la Cá­ma­ra de Co­mer­cio Ex­te­rior de Cór­do­ba (Ca­cec), Mar­ce­lo Ol­me­do.

Des­de los des­pa­chos de las em­pre­sas cor­do­be­sas, em­pie­za a ge­ne­rar in­quie­tud (y al­go de ‘sa­na en­vi­dia’), la re­for­ma tri­bu­ta­ria que in­clu­ye el Plan Bol­so­na­ro.

Pre­vé la uni­fi­ca­ción de cin­co im­pues­tos es­pe­cí­fi­cos en uno que gra­ba­rá los bie­nes y ser­vi­cios, y la re­duc­ción de la pre­sión fis­cal to­tal que re­cae so­bre las em­pre­sas, del 34% ac­tual al 15%.

La me­ta es am­bi­cio­sa, pe­ro si la al­can­zan su car­ga tri­bu­ta­ria que­da­rá por de­ba­jo de la que tie­nen ac­tual­men­te Chi­le (20,4%), Co­lom­bia (19,4%) o Mé­xi­co (17%).

Fren­te a ese pa­no­ra­ma, el em­pre­sa­ria­do cor­do­bés en­fren­ta­rá el 2019 so­por­tan­do una pre­sión de no me­nos de 36%.

Se­gún explican los em­pre­sa­rios con­sul­ta­dos, es­ta so­la me­di­da so­me­te­rá a las em­pre­sas cor­do­be­sas a gran­des desafíos.

Pri­me­ro, por­que los pro­duc­tos bra­si­le­ños que im­por­ta la Ar­gen­ti­na se­rán ca­da vez más com­pe­ti­ti­vos. Se­gun­do, por­que las em­pre­sas bra­si­le­ñas que­da­rán en un es­tán­dar com­pe­ti­ti­vo si­mi­lar al de otros paí­ses de la re­gión y ello pue­de alen­tar a que Bra­sil bus­que acuer­dos bi­la­te­ra­les con ter­ce­ros, que em­pie­cen a res­tar ven­ta­jas y opor­tu­ni­da­des a los bie­nes y ser­vi­cios ar­gen­ti­nos.

“No ve­mos gran­des im­pac­tos so­bre el Mer­co­sur por­que el blo­que tie­ne una se­rie de acuer­dos ins­ti­tu­cio­na­li­za­dos, so­bre to­do en el ru­bro au­to­mo­tor. Sin em­bar­go, aquí lo im­por­tan­te del mo­men­to es que te­ne­mos que vol­ver a ser com­pe­ti­ti­vos y no so­lo con Bra­sil”, di­ce el pre­si­den­te de la Ca­cec. (Ver más en “Es una bue­na no­ti­cia”).

Ma­triz aco­ta­da. Cuan­do se ob­ser­van los nú­me­ros del per­fil ex­por­ta­dor pro­vin­cial se per­ci­be has­ta qué pun­to el pro­ce­so bra­si­le­ño es de­ter­mi­nan­te.

El sec­tor ex­terno (que re­pre­sen­ta un ter­cio de su pro­duc­to bru­to geo­grá­fi­co), ex­por­ta un por­ta­fo­lio de 537 ti­pos de pro­duc­tos, pe­ro los 10 ru­bros más im­por­tan­tes con­cen­tran el 83% de las ven­tas.

De esos 10 ru­bros, la ma­yo­ría son com­mo­di­ties; so­lo el com­ple­jo au­to­mo­tor (au­tos y au­to­par­tes) tie­ne re­le­van­cia en ma­te­ria de va­lor agre­ga­do y su con­so­li­da­ción se al­can­zó gra­cias a las ven­ta­jas pro­te­gi­das por el Mer­co­sur.

Cuan­do se ob­ser­van los des­ti­nos, se re­pi­te el mo­de­lo de la con­cen­tra­ción: Bra­sil es el prin­ci­pal des­tino y jun­to a él se lle­ga al 54% del to­tal ex­por­ta­do con en­víos menores a Egip­to, In­dia, Paí­ses Ba­jos, Chi­le, Ar­ge­lia, EEUU y un gru­po de paí­ses asiá­ti­cos.

A ex­cep­ción de los mer­ca­dos bra­si­le­ño y chi­leno, el res­to de Amé­ri­ca La­ti­na no es­tá en el radar de la ex­por­ta­ción cor­do­be­sa.

“No se de­be res­tar im­por­tan­cia a La­ti­noa­mé­ri­ca, allí exis­te un gran po­ten­cial pa­ra la ge­ne­ra­ción de en­ca­de­na­mien­tos pro­duc­ti­vos fa­vo­ra­bles a la ca­pa­ci­dad ins­ta­la­da en Cór­do­ba”, ad­vier­te el In­for­me Diag­nós­ti­co ex­por­ta­dor de la Pro­vin­cia de Cór­do­ba, ela­bo­ra­do por la fun­da­ción Cen­tro de Es­tu­dios In­ter­na­cio­na­les Con­tem­po­rá­neos (Ceic).

De la mano de una po­lí­ti­ca na­cio­nal orien­ta­da a pri­vi­le­giar el Mer­co­sur, Cór­do­ba no

avan­zó en el desa­rro­llo de mer­ca­dos la­ti­noa­me­ri­ca­nos, y con­fió (aún lo ha­ce) en que de la mano del Mer­co­sur al­can­za­rá un acuer­do in­ter­blo­ques su­pe­ra­dor con la Unión Eu­ro­pea (UE).

Aho­ra, el pun­to crí­ti­co es tam­bién cons­truir la me­jor re­la­ción po­si­ble con la nue­va Ad­mi­nis­tra­ción Bol­so­na­ro pa­ra no ero­sio­nar es­te an­sia­do puen­te ha­cia un mer­ca­do de gran va­lor co­mo es el eu­ro­peo.

La úl­ti­ma pa­la­bra. Co­mo ad­vier­ten des­de la Cá­ma­ra de Co­mer­cio Ex­te­rior de Cór­do­ba, “en lo in­me­dia­to, la es­ta­bi­li­dad ma­croe­co­nó­mi­ca, la re­duc­ción de los im­pues­tos, un fun­cio­na­mien­to efi­cien­te del Es­ta­do y una in­fra­es­truc­tu­ra lo­gís­ti­ca com­pe­ti­ti­va, son las cla­ves pa­ra que Ar­gen­ti­na pue­da ha­cer fren­te y to­mar las ven­ta­jas que pro­duz­ca una era Bol­so­na­ro”.

La de­va­lua­ción del 110% que se pro­du­jo des­de di­ciem­bre úl­ti­mo a la fe­cha con­si­guió que el país es­ca­la­rá 10 pues­tos en el ran­king de Cos­to La­bo­ral Uni­ta­rio Glo­bal de Ma­nu­fac­tu­ras (Clu) que rea­li­za la con­sul­to­ra Abe­ceb.

“De to­das for­mas, Ar­gen­ti­na si­gue sien­do un país con una es­truc­tu­ra de cos­tos ele­va­da y, a la vez, po­co pro­duc­ti­va, aun cuan­do los cos­tos la­bo­ra­les ha­yan dis­mi­nui­do 50% en dó­la­res res­pec­to al pro­me­dio del año pa­sa­do”, ex­pli­có Al­ber­to Schus­ter, di­rec­tor de la Uni­dad de Com­pe­ti­ti­vi­dad de Abe­ceb.

Pa­ra al­gu­nos ob­ser­va­do­res, ese im­por­tan­te re­ajus­te cam­bia­rio en Ar­gen­ti­na con el Par­ti­do de los Tra­ba­ja­do­res en el Go­bierno de Bra­sil hu­bie­ra da­do ma­yo­res már­ge­nes a las em­pre­sas na­cio­na­les pa­ra ir es­ca­lan­do gra­dual­men­te la com­pe­ti­ti­vi­dad, por­que el pro­tec­cio­nis­mo hu­bie­ra se­gui­do en el cen­tro de la es­ce­na.

Bol­so­na­ro pa­teó el ta­ble­ro y no so­lo en­te­rró las ló­gi­cas de gra­dua­lis­mo, sino que pa­re­ce ha­ber to­ma­do no­ta de sus con­se­cuen­cias y ace­le­ra­rá las re­for­mas es­truc­tu­ra­les de su país. Si con­si­gue ins­ta­lar en su eco­no­mía el pa­ra­dig­ma de la com­pe­ti­ti­vi­dad (te­rri­to­rio en el que ya ha­bi­tan Chi­le, Co­lom­bia, Mé­xi­co y en me­nor me­di­da Perú y Ecua­dor), a la Ar­gen­ti­na le que­dan dos ca­mi­nos: si­gue la sen­da o que­da ais­la­da.

CEDOC PER­FIL

CEDOC PER­FIL

AL MUN­DO. Ar­gen­ti­na bus­ca su­pe­rar de­va­lua­ción la fal­ta de com­pe­ti­ti­vi­dad. Tal vez, un Bra­sil más abier­to ter­mi­ne ace­le­ran­do esa re­con­ver­sión.

CEDOC PER­FIL

CEDOC PER­FIL

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.