Tras el ve­to, pre­pa­ran nue­va ley

Perfil (Domingo) - - CIENCIA - F. B.

A f i nes de 2016 Maur icio Macr i ve­tó la ley de trom­bo­fi­lia. La nor­ma no con­ta­ba con el aval de las so­cie­da­des cien­tí­fi­cas y te­nía va­rias fa­llas con­cep­tua­les. “En pri­mer lu­gar, con­si­de­ra­ba a la trom­bo­fi­lia co­mo una en­fer­me­dad cuan­do es un fac­tor de ries­go y obli­ga­ba a la rea­li­za­ción in­dis­cri­mi­na­da de es­tu­dios en mu­je­res jó­ve­nes y sa­nas, sin nin­gu­na evi­den­cia cien­tí­fi­ca que lo ava­le”, ex­pli­ca­ron des­de el Gru­po Coo­pe­ra­ti­vo de He­mos­ta­sia y Trom­bo­sis.

Tras el ve­to, en la Cá­ma­ra ba­ja se pu­so en mar­cha una nue­va ini­cia­ti­va. “A di­fe­ren­cia de la ley ve­ta­da, es­te nue­vo pro­yec­to, pre­vé ga­ran­ti­zar la co­ber­tu­ra de los es­tu­dios y aná­li­sis he­ma­to­ló­gi­cos, así co­mo to­dos los pro­ce­di­mien­tos de eva­lua­ción y diag­nós­ti­co ne­ce­sa­rios, me­di­ca­men­tos y otros tra­ta­mien­to 3 al 6% pue­den te­ner SAF”, in­di­ca­ron Zer­ga y Ca­sa­li. Por­ta­do­ras. En cam­bio, las trom­bo­fi­lias he­re­di­ta­rias son más fre­cuen­tes. “Lo tie­nen el 30% de las mu­je­res con as­cen­den­cia eu­ro­pea. Es al­go muy pre­va­len­te en la po­bla­ción, por eso se en­cuen­tra fre­cuen­te­men­te”, sos­tu­vo Le­gui­za­món. Sin em­bar­go, la re­la­ción de las trom­bo­fi­lias he­re­di­ta­rias y las com­pli­ca­cio­nes obs­té­tri­cas no es tan cla­ra, “ya que se pue­de ser por­ta­do­ra, sin que ne­ce­sa­ria­men­te se desa­rro­lle una trom­bo­sis y/o una com­pli­ca­ción en el em­ba­ra­zo”. Y tam­po­co hay aval en el uso de he­pa­ri­na en es­tos ca­sos.

Los mé­di­cos ad­vier­ten que exis­te un so­bre­diag­nós­ti­co de las trom­bo­fi­lias. “Se pi­de el test a mu­je­res que no hay que pe­dír­se­lo. Uno de­be­ría ha­cer el test so­la­men­te a la mu­jer que tu­vo una trom­bo­sis o un fa­mi­liar de pri­mer gra­do que tu­vo una trom­bo­sis sien­do jo­ven”, in­di­có Le­gui­za­món. “En a las mu­je­res cu­yo mé­di­co lo in­di­que”, ex­pli­có la dipu­tada Ca­ro­li­na Gai­llard (FpV-PJ). Tan­to el blo­que Cam­bie­mos co­mo los fun­cio­na­rios del Mi­nis­te­rio de Sa­lud se ma­ni­fes­ta­ron en con­tra del pro­yec­to por­que “no apor­ta ni co­rri­ge la ley an­te­rior”. Ar­gen­ti­na el te­ma trom­bo­fi­lia ha si­do so­bre­di­men­sio­na­do. En gi­ne­co­lo­gía tie­ne va­lor el es­tu­dio cuan­do hu­bo an­te­ce­den­tes clí­ni­cos”, opi­nó Ste­lla Lan­cu­ba, vi­ce­pre­si­den­te de la So­cie­dad Ar­gen­ti­na de Me­di­ci­na Re­pro­duc­ti­va.

¿La trom­bo­fi­lia pue­de ser mo­ti­vo de in­di­ca­ción mé­di­ca pa­ra re­cu­rrir al al­qui­ler de vien­tre? “No. Las mu­je­res em­ba­ra­za­das y con sín­dro­me an­ti­fos­fo­li­pí­di­co pue­den cur­sar un em­ba­ra­zo nor­mal con el ade­cua­do mo­ni­to­reo con­jun­to del obs­te­tra y del he­ma­tó­lo­go”, ex­pli­có Zer­ga. “Es muy ra­ro que un mé­di­co le in­di­que a una mu­jer que no se em­ba­ra­ce”, ad­vir­tió Le­gui­za­món. “Uno de­be ase­so­rar, ex­pli­car cua­les son los ries­gos y las al­ter­na­ti­vas y la que de­ci­de siem­pre es la pa­cien­te. El úte­ro sus­ti­tu­to se usa en pa­to­lo­gias de al­to ries­go. Las trom­bo­fi­lias con­gé­ni­tas en una pa­cien­te que nun­ca tu­vo una trom­bo­sis, de nin­gu­na ma­ne­ra es una si­tua­ción de al­to ries­go”, con­clu­yó.

DE­BA­TE. La nor­ma bus­ca la de­tec­ción pre­coz de la trom­bo­fi­lia y su tra­ta­mien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.