Aler­tan por ‘die­tas mi­la­gro­sas’ que da­ñan gra­ve­men­te la sa­lud

El vier­nes se co­no­ció el ca­so de una mu­jer men­do­ci­na en co­ma por con­su­mir Nuez de la In­dia, un pro­duc­to prohibido por la ANMAT.

Perfil (Domingo) - - SOCIEDAD -

El anun­cio de la Nuez de la In­dia pro­me­te “adel­ga­zar sin die­ta ni ejer­ci­cios”. Quie­nes la co­mer­cia­li­zan, ase­gu­ran que es una “se­mi­lla mi­la­gro­sa”, ca­paz de lo­grar la pérdida de pe­so, de for­ma rá­pi­da y sin su­fri­mien­to, dis­mi­nuir el ape­ti­to, eli­mi­nar la ce­lu­li­tis y curar el co­les­te­rol.

Pe­ro la reali­dad es­tá le­jos de es­ta pu­bli­ci­dad en­ga­ño­sa. Es­ta se­ma­na se dio a co­no­cer el ca­so de una mu­jer men­do­ci­na de 33 años, que se en­cuen­tra in­ter­na­da en es­ta­do crí­ti­co, a raíz de una die­ta a ba­se de es­te pro­duc­to, un fru­to ori­gi­na­rio de In­do­ne­sia prohibido en Ar­gen­ti­na. La mu­jer iden­ti­fi­ca­da co­mo Ju­lia C., su­frió un pa­ro car­día­co, y per­ma­ne­ció por ca­si 30 mi­nu­tos sin sig­nos vi­ta­les.

Des­de ha­ce dos se­ma­nas per­ma­ne­ce en co­ma in­du­ci­do, sin ac­ti­vi­dad ce­re­bral, en el Hos­pi­tal Cen­tral de Men­do­za, y se­gún el úl­ti­mo par­te mé­di­co di­fun­di­do por las au­to­ri­da­des del cen­tro de sa­lud, “se en­cuen­tra sin res­pi­ra­dor y será tras­la­da­da a una sa­la co­mún”, aun­que “su es­ta­do neu­ro­ló­gi­co no ha evo­lu­cio­na­do”. Al­tos ries­gos. Los nu­tri­cio­nis­tas aler­tan que las die­tas ex­tre­mas, con pro­duc­tos que no es­tán au­to­ri­za­dos, pue­den te­ner gra­ves consecuencias en la sa­lud. “Es un ries­go con­su­mir esos pro­duc­tos por­que uno no sa­be es­pe­cí­fi­ca­men­te con qué es­tán he­chos”, ex­pli­ca Ga­brie­la Fe­de­le, mé­di­ca es­pe­cia­lis­ta en nu­tri­ción. Y agre­ga: “Por lo ge­ne­ral, di­cen ser na­tu­ra­les pe­ro es­tán fa­bri­ca­dos con la­xan­tes, diu­ré­ti­cos, hor­mo­na ti­roi­dea y an­fe­ta­mi­nas, que pue­den cau­sar des­de des­ma­yos, des­hi­dra­ta­ción, y has­ta arrit­mias car­día­cas”.

Pa­ra Al­ber­to Cor­mi­llot los da­ños que ge­ne­ra la nuez de la In­dia son gra­ves: “es­ta se­mi­lla es un po­de­ro­so la­xan­te con ele­men­tos tó­xi­cos pa­ra el or­ga­nis­mo. Cau­sa una des­hi­dra­ta­ción pro­fun­da co­mo si tu­vie­ras có­le­ra, con pérdida de so­dio, po­ta­sio, ba­jas y subas de pre­sión,

“Es­ta se­mi­lla es un po­de­ro­so la­xan­te con ele­men­tos tó­xi­cos”, ex­pli­ca Al­ber­to Cor­mi­llot

y has­ta la po­si­bi­li­dad de te­ner ac­ci­den­tes car­dio­vas­cu­la­res”.

Se­gún el re­co­no­ci­do mé­di­co es­pe­cia­lis­ta en nu­tri­ción y obe­si­dad, las per­so­nas acu­den a mé­to­dos al­ter­na­ti­vos por­que “re­sul­tan atrac­ti­vos por pro­ve­nir de paí­ses exó­ti­cos”.

La pro­pues­ta de ba­jar ki­los sin ha­cer die­ta ni ejer­ci­cios, aun­que es al­go im­po­si­ble, re­sul­ta atrac­ti­va pa­ra mu­chos. “Hay una exi­gen­cia muy gran­de por al­can­zar el cuer­po per­fec­to pe­ro al mis­mo tiem­po na­die quie­re pri­var­se de al­go tan pla­cen­te­ro co­mo es co­mer”, ana­li­za Cor­mi­llot.

Fe­de­le coin­ci­de en que los re­sul­ta­dos má­gi­cos son un en­ga­ño: “Una die­ta con­lle­va tiem­po, cam­biar há­bi­tos, y es­tos pro­duc­tos ven­den por­que pro­me­ten re­sul­ta­dos sin es­fuer­zo”.

Si bien, la Ad­mi­nis­tra­ción Na­cio­nal de Me­di­ca­men­tos, Ali­men­tos y Tec­no­lo­gía Mé­di­ca (ANMAT) prohi­bió el uso y co­mer­cia­li­za­ción de la nuez de la In­dia en el país, se pue­de con­se­guir en In­ter­net y al­gu­nos co­mer­cios.

“Las nue­vas tec­no­lo­gías fa­ci­li­ta­ron la lle­ga­da de las die­tas má­gi­cas y en ge­ne­ral cuan­do lle­gan al con­sul­to­rio, los pa­cien­tes ya pa­sa­ron por to­do ti­po de op­cio­nes co­mo es­tas que no les re­sul­ta­ron”, ase­gu­ra Fe­de­le.

Se­gún los es­pe­cia­lis­tas, son po­cas las cam­pa­ñas de pre­ven­ción y se co­no­cen po­cos ca­sos. Sin em­bar­go, en fe­bre­ro, se re­gis­tra­ron tres muer­tos en Bra­sil, y al mes si­guien­te cua­tro per­so­nas fue­ron in­ter­na­das en Con­cor­dia, En­tre Ríos.

SHUTTERSTOCK

FAL­SAS PRO­ME­SAS. El avi­so so­bre es­ta se­mi­lla ase­gu­ra que se pue­de adel­ga­zar sin die­ta ni ejer­ci­cios. Los nu­tri­cio­nis­tas ad­vier­ten que pue­de ge­ne­rar pro­ble­mas car­día­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.