To­mar un li­tro de ma­te diario ayu­da a re­du­cir el co­les­te­rol y a ba­jar de pe­so

Es de­bi­do a los com­po­nen­tes de la yer­ba, co­mo las sa­po­ni­nas y los po­li­fe­no­les. Acon­se­jan con­su­mir­lo sin azú­car y no muy ca­lien­te.

Perfil (Domingo) - - CIENCIA - FLO­REN­CIA BALLARINO

Es la in­fu­sión pre­fe­ri­da de los ar­gen­ti­nos: ocho de ca­da diez to­man ma­te. Pe­ro po­co se co­no­ce so­bre los be­ne­fi­cios pa­ra la sa­lud de su con­su­mo. Aho­ra la cien­cia echa luz so­bre sus pro­pie­da­des fun­cio­na­les. Du­ran­te la IV Jor­na­da Yer­ba Ma­te y Sa­lud, or­ga­ni­za­da por la Fa­cul­tad de Cien­cias Mé­di­cas de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal de Ro­sa­rio y el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de la Yer­ba Ma­te (INYM), se pre­sen­ta­ron va­rias in­ves­ti­ga­cio­nes re­la­cio­na­das con la “in­fu­sión na­cio­nal”. En­tre ellas, dos es­tu­dios cien­tí­fi­cos de la Uni­ver­si­dad Juan Agus­tín Ma­za, de Men­do­za, con el apo­yo del INYM, que con­clu­ye­ron que una ma­tea­da diaria –con un li­tro de agua y 50 gra­mos de yer­ba– ayu­da a con­tro­lar el co­les­te­rol y ba­jar de pe­so.

El pri­mer tra­ba­jo, pu­bli­ca­do en la re­vis­ta Nu­tri­ción hos­pi­ta­la­ria, ana­li­zó la in­fluen­cia del con­su­mo de ma­te so­bre el per­fil li­pí­di­co en una mues­tra de 352 per­so­nas de en­tre 40 y 60 años. Los vo­lun­ta­rios no de­bían con­su­mir ma­te por seis se­ma­nas, tam­po­co va­riar su die­ta o ac­ti­vi­dad fí­si­ca. Se les reali­zó una eva­lua­ción an­tro­po­mé­tri­ca y nutricional y se les mi­dió el co­les­te­rol y los tri­gli­cé­ri­dos. Lue­go se les in­di­có el con­su­mo de 50 gra­mos de yer­ba ma­te dia­rios por seis se­ma­nas (a to­dos se les en­tre­gó la mis­ma mar­ca co­mer­cial y lo­te de yer­ba). Se los eva­luó nue­va­men­te y se re­pi­tió la úl­ti­ma eta­pa.

“No hu­bo va­ria­ción en la die­ta ni en el pe­so. Vi­mos que el he­cho de con­su­mir ma­te ya de por sí per­mi­tía ba­jar un 12% los ni­ve­les de co­les­te­rol ma­lo (LDL) y tri­gli­cé­ri­dos, en un lap­so de do­ce se­ma­nas”, ex­pli­có Rafael Pérez Eli­zal­de, di­rec­tor del La­bo­ra­to­rio de En­fer­me­da­des Me­ta­bó­li­cas. Es­to se de­be, se­gún el ex­per­to, a los com­po­nen­tes de la yer­ba ma­te co­mo las sa­po­ni­nas, que blo­quean la ab­sor­ción de co­les­te­rol a ni­vel in­tes­ti­nal, y los po­li­fe­no­les que ac­túan so­bre la en­zi­ma HMG-CoA re­duc­ta­sa (co­mo las es­ta­ti­nas) in­hi­bien­do la sín­te­sis de co­les­te­rol en­dó­geno. Gra­sa cor­po­ral. El se­gun­do es­tu­dio ana­li­zó el efec­to del ma­te so­bre el des­cen­so de pe­so y el per­fil li­pí­di­co en una mues­tra de se­sen­ta mu­je­res con so­bre­pe­so y so­me­ti­das a una die­ta hi­po­ca­ló­ri­ca (1.600 ca­lo­rías). A un gru­po se le in­di­có que to­me dos li­tros de ma­te por día y al otro que to­me dos li­tros de agua por día por un lap­so de do­ce se­ma­nas.

“Las per­so­nas que to­ma­ron ma­te ba­ja­ron 3,04 ki­los y las otras 2,45. Hay unos 400 gra­mos de di­fe­ren­cia, pe­ro lo más im­por­tan­te es que hu­bo una ven­ta­ja en la pér­di­da de gra­sa

“Es coad­yu­van­te de la die­ta. Ac­túa a ni­vel de la lep­ti­na, la hor­mo­na de la sa­cie­dad.”

cor­po­ral. Aque­llas que to­ma­ron ma­te per­die­ron más gra­sa que las que to­ma­ron agua”, sos­tu­vo Die­go Mes­si­na, de la Fa­cul­tad de Cien­cias de la Nu­tri­ción.

Las mu­je­res que ha­bían con­su­mi­do la in­fu­sión por do­ce se­ma­nas tam­bién te­nían un 10% menos de co­les­te­rol to­tal, 15% menos de LDL y 35% menos de tri­gli­cé­ri­dos. “El ma­te es un coad­yu­van­te en un plan ali­men­ta­rio pa­ra te­ner un me­jor des­cen­so de pe­so por­que ac­túa a ni­vel de la lep­ti­na, que es la hor­mo­na que re­gu­la la sa­cie­dad”, afir­mó Pérez Eli­zal­de. Ade­más de una dis­mi­nu­ción de la in­ges­ta de ali­men­tos, pro­du­ce un aumento del gas­to de ener­gía y tie­ne un po­ten­cial efec­to an­ti­in­fla­ma­to­rio.

En re­fe­ren­cia a los efec­tos ad­ver­sos, só­lo un 13% de los pa­cien­tes ma­ni­fes­ta­ron te­ner aci­dez en las pri­me­ras se­ma­nas. “Se su­gi­rió que uti­li­za­ran agua menos ca­lien­te, a 70º. Gra­cias a eso las per­so­nas que ma­ni­fes­ta­ron aci­dez lue­go pu­die­ron con­ti­nuar el es­tu­dio sin nin­gún pro­ble­ma”, acla­ró Mes­si­na.

Pa­ra el re­co­no­ci­do es­pe­cia­lis­ta en nu­tri­ción Al­ber­to Cor­mi­llot, quien no par­ti­ci­pó del es­tu­dio, la bi­blio­gra­fía científica que exis­te so­bre el te­ma mues­tra un dis­cre­to aumento del gas­to ca­ló­ri­co y des­cen­so del co­les­te­rol aso­cia­do al con­su­mo de ma­te. “Es una muy bue­na in­fu­sión. Se re­co­mien­da el con­su­mo de ma­te en un plan de des­cen­so de pe­so. Pe­ro hay que te­ner cui­da­do con los ‘agre­ga­dos’, no hay que po­ner­le azú­car o acom­pa­ñar­lo con biz­co­chi­tos o fac­tu­ras”.

UN SANO EN­CUEN­TRO. El 65% de los ar­gen­ti­nos de­cla­ran que to­man ma­te en com­pa­ñía, mien­tras que

MAR­CE­LO ABALLAY

úni­ca­men­te el 33% lo con­su­me so­lo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.