no­bel ma­chis­ta: pre­mia­ron só­lo a 18 mu­je­res des­de 1901

El pre­mio se con­ce­dió a 581 hom­bres, el 97% del to­tal. Cien­tí­fi­cas que fue­ron in­jus­ta­men­te ol­vi­da­das y el fe­nó­meno del te­cho de cris­tal.

Perfil (Domingo) - - CIENCIA - FLO­REN­CIA BALLARINO

Es­ta se­ma­na se co­no­cie­ron los ga­na­do­res del Pre­mio No­bel en Cien­cias 2017, en­tre los cua­les –una vez más– no hu­bo nin­gu­na mu­jer lau­rea­da. En Medicina se pre­mió a Jef­frey C. Hall, Mi­chael Ros­bash y Mi­chael W. Young, por des­ci­frar el me­ca­nis­mo de los re­lo­jes bio­ló­gi­cos; en Fí­si­ca, a Rai­ner Weiss, Barry Ba­rish y Kip Thor­ne, por su con­tri­bu­ción a la de­tec­ción y la ob­ser­va­ción de las on­das gra­vi­ta­cio­na­les; y en Quí­mi­ca, a Ri­chard Hen­der­son, Jac­ques Du­bo­chet y Joa­chim Frank, por desa­rro­llar la crio­mi­cros­co­pia elec­tró­ni­ca.

Des­de 1901, los No­bel han pre­mia­do a 581 hom­bres y úni­ca­men­te a 18 mu­je­res. Es­to sig­ni­fi­ca que ellas só­lo han re­ci­bi­do el 3% de los No­bel en cien­cias. “Es ver­gon­zo­so que só­lo 18 mu­je­res ha­yan ga­na­do el Pre­mio No­bel en Cien­cia. Evi­den­te­men­te hay un ses­go ma­chis­ta en la co­mi­sión que eli­ge. His­tó­ri­ca­men­te ha ha­bi­do mu­je­res con gran­des des­cu­bri­mien­tos a las que no les han da­do el pre­mio, co­mo la as­tró­no­ma es­ta­dou­ni­den­se Vera Ru­bin”, opi­nó la in­ves­ti­ga­do­ra del Co­ni­cet Ana Ma­ría Fran­chi, pre­si­den­ta de la Red Ar­gen­ti­na de Gé­ne­ro, Cien­cia y Tec­no­lo­gía (Ragcyt).

La au­sen­cia de mu­je­res no se de­be a la fal­ta de can­di­da­tas. En Fí­si­ca, la da­ne­sa Le­ne Ves­ter­gaard Hau, de la Uni­ver­si­dad de Har­vard, es­ta­ba en­tre las fa­vo­ri­tas por lo­grar re­du­cir la ve­lo­ci­dad de un ra­yo de luz has­ta los 17 me­tros por se­gun­do. En Quí­mi­ca, so­na­ba fuer­te la es­ta­dou­ni­den­se Ca­ro- lyn Ber­toz­zi, de la Uni­ver­si­dad de Stan­ford, por ilu­mi­nar la co­mu­ni­ca­ción en­tre las cé­lu­las. Y en Medicina eran can­di­da­tas la fran­ce­sa Em­ma­nue­lle Char­pen­tier y la es­ta­dou­ni­den­se Jen­ni­fer Doud­na, por desa­rro­llar la téc­ni­ca de edi­ción ge­né­ti­ca Cris­per.

Para Fran­chi, lo que ocu­rre en los Pre­mios No­bel se re­fle­ja en otras si­tua­cio­nes, co­mo el ac­ce­so de las mu­je­res a los pues­tos je­rár­qui­cos den­tro de las uni­ver­si­da­des o en los or­ga­nis­mos de cien­cia y téc­ni­ca. En Ar­gen­ti­na, seis de ca­da diez be­ca­rios del Co­ni­cet son mu­je­res. Sin em­bar­go, su pre­sen­cia dis­mi­nu­ye sis­te­má­ti­ca­men­te a la me­di­da que se pro­gre­sa en la ca­rre­ra, a tal pun­to que cons­ti­tu­yen ape­nas el 25% de los in­ves­ti­ga­do­res su­pe­rio­res. Po­der. “En un gru­po de tra­ba­jo don­de va­rios in­te­gran­tes con­tri­bu­yen a la cons­truc­ción de co­no­ci­mien­to, los más vi­si­bles son los je­fes. En el mo­men­to de re­par­tir mé­ri­tos, pe­ro tam­bién en la au­to­ría de los tra­ba­jos, los hom­bres apa­re­cen más vi­si­bles por­que tie­nen lu­ga­res de po­der, lo que no sig­ni­fi­ca que se co­rre­la­cio­ne con la real cons­truc­ción de ese co­no­ci­mien­to”, sos­tu­vo Sil­via Ko­chen, di­rec­to­ra del Cen­tro de Neu­ro­cien­cias Clí­ni­ca y Ex­pe­ri­men­tal (UBA-Co­ni­cet) y se­cre­ta­ria de la Ragcyt.

Para la so­ció­lo­ga e his­to­ria­do­ra Do­ra Ba­rran­cos, in­te­gran­te del di­rec­to­rio del Co­ni­cet, las mu­je­res han te­ni­do y si­guen te­nien­do enor­mes di­fi­cul­ta­des para el re­co­no­ci­mien­to, y no só­lo en el cam­po cien­tí­fi­co. “Las ad­ver­si­da­des re­fie­ren a las for­mas pa­triar­ca­les, a la dis­cre­cio­na­li­dad con que han si­do tra­ta­das las cien­tí­fi­cas, a las pe­ri­pe­cias para ob­te­ner bue­nos lu­ga­res en la au­to­ría de las pu­bli­ca­cio­nes. No es­ca­pa tam­po­co que para las mu­je­res se ha­ce di­fí­cil com­pe­tir en igual­dad de opor­tu­ni­da­des

por­que, aun­que se de­di­quen a la cien­cia, tie­nen que li­diar, co­mo to­das las mu­je­res, con la ge­ren­cia do­més­ti­ca, con la crian­za de los hi­jos. En to­do ca­so, tam­bién es­ta obli­ga­ción es un pre­su­pues­to cen­tral del sis­te­ma pa­triar­cal”.

Carl-Hen­rik Hel­din, pre­si­den­te de la Fun­da­ción No­bel, re­co­no­ció un pro­ble­ma de di­ver­si­dad de gé­ne­ro en los pre­mios. “Es cier­to que ha ha­bi­do po­cas mu­je­res pre­mia­das con el No­bel. Es­to se de­be en par­te a que los ga­lar­do­nes que se otor­gan aho­ra co­rres­pon­den a tra­ba­jos lle­va­dos a ca­bo mu­chos años atrás, cuan­do no ha­bía tan­tas in­ves­ti­ga­do­ras”, jus­ti­fi­có an­te la agen­cia Sinc. Pe­ro no men­cio­nó ini­cia­ti­vas para que la si­tua­ción cam­bie.

FO­TOS: CEDOC PER­FIL

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.