La opo­si­ción a Vidal di­vi­de aguas en el PJ Bo­nae­ren­se

Al­gu­nos im­pul­san una con­fron­ta­ción di­rec­ta y otros pre­fie­ren mos­trar­se co­mo ga­ran­tes de la go­ber­na­bi­li­dad en la le­gis­la­tu­ra.

Perfil (Domingo) - - POLITICA - RO­SA­RIO AYERDI

In­có­mo­do, el pe­ro­nis­mo de la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res co­men­za­rá a bus­car la for­ma de for­ta­le­cer­se co­mo opo­si­ción en un te­rri­to­rio go­ber­na­do por Ma­ría Eugenia Vidal, la di­ri­gen­te con me­jor ima­gen en to­do el país. La elec­ción de­jó a al­gu­nos lí­de­res de la opo­si­ción en el ca­mino e hi­zo re­sur­gir otros nom­bres, de los cua­les aún no so­bre­sa­le nin­gu­na fi­gu­ra que pue­da dispu­tar el po­der en 2019.

Un in­ten­den­te de la ter­ce­ra sec­ción elec­to­ral que aún ga­na los co­mi­cios en su dis­tri­to con­fía en que jun­to al res­to de los je­fes co­mu­na­les del PJ pue­den ha­cer cre­cer a cual­quier per­so­na­je que ten­ga pa­ra mos­trar una ges­tión or­de­na­da y no res­te vo­tos. Re­cuer­da que pa­ra los co­mi­cios 2003, fue­ron ellos los que no le per­mi­tie­ron a Jo­sé Ma­nuel De La So­ta cre­cer en el te­rri­to­rio con el 38% del pa­drón elec­to­ral y, en cam­bio, sí hi­cie­ron que Nés­tor Kirch­ner pu­die­ra so­ñar con la pre­si­den­cia. Sin em­bar­go, des­pués de la de­rro­ta de 2015, in­ten­ta­ron ar­mar un es­pa­cio com­pe­ti­ti­vo y ter­mi­na­ron pi­dién­do­le a Cristina Kirch­ner que fue­ra candidata. Al­go que po­dría vol­ver a su­ce­der.

Aho­ra, co­men­za­rán a bus­car la re­no­va­ción de au­to­ri­da­des del PJ bo­nae­ren­se. “Es el es­pa­cio que te­ne­mos, en el que sabemos que Cristina no quie­re par­ti­ci­par por­que ya nos di­jo a to­dos que el PJ no sir­ve pa­ra na­da”, re­pi­te un in­ten­den­te de la pri­me­ra sec­ción, mien­tras dis­cu­ten si lle­gan a una lis­ta de uni­dad o si van a elec­cio­nes in­ter­nas. Los je­fes co­mu­na­les se di­vi­den en­tre los que plan­tean sos­te­ner una opo­si­ción du­ra a Vidal y los que pre­fie­ren mos­trar­se co­mo ga­ran­tía de go­ber­na­bi­li­dad. Vidal sue­le de­cir que só­lo hay tres man­da­ta­rios lo­ca­les con los que no pue­de ha­blar: Ve­ró­ni­ca Ma­ga­rio (que ten­drá dos re­pre­sen­tan­tes en Dipu­tados pa­ra re­sis­tir pro­yec­tos co­mo la di­vi­sión de La Ma­tan­za), Jor­ge Fe­rra­re­si (Ave­lla­ne­da) y Wal­ter Fes­ta (Mo­reno).

Quie­nes re­sur­gie­ron y pre­fie­ren mos­trar­se más con­ci­lia­do­res son Mar­tín In­sau­rral­de (Lo­mas de Za­mo­ra), Fer­nan­do Gray (Es­te­ban Eche­ve­rría) y Ariel Su­jar­chuk (Es­co­bar).

En la Le­gis­la­tu­ra bo­nae­ren­se, a di­fe­ren­cia del se­llo par­ti­da­rio, Cristina Kirch­ner ten­drá fuer­te in­je­ren­cia, ya que lo­gró que di­ri­gen­tes lea­les a su fi­gu­ra ga­nen ban­cas. En la Cá­ma­ra de Dipu­tados, don­de hoy el pe­ro­nis­mo es­tá di­vi­di­do en tres blo­ques, el ob­je­ti­vo es lo­grar la uni­dad y lle­gar a un blo­que de 34 dipu­tados.

Aun­que pue­dan uni­fi­car­se, las di­fe­ren­cias en el blo­que no tar­da­rán en lle­gar. Hay cam­po­ris­tas que cum­pli­rán ca­da or­den de Cristina, co­mo Ma­ria­na La­rro­que (her­ma­na de An­drés “Cuer­vo” La­rro­que) y di­ri­gen­tes kirch­ne­ris­tas co­mo Car­los “Cu­to” Mo­reno, fren­te a otros co­mo el in­ten­den­te con uso de li­cen­cia Ju­lio Pe­rey­ra, quien en ca­da reunión ad­vier­te que no lo lla­men por te­lé­fono por­que él no tie­ne je­fes.

El Fren­te Re­no­va­dor de Ser­gio Massa fue uno de los gran­des per­de­do­res. En el Se­na­do pa­sa­rá de 9 le­gis­la­do­res a 2 y en Dipu­tados con­ta­rá con 13 ban­cas. Jor­ge Do­no­frio po­dría ser el ti­tu­lar del blo­que, el cual se­gui­rá mos­tran­do una opo­si­ción mo­de­ra­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.