Pro­me­sa del Go­bierno a em­pre­sa­rios: fiesta 2019.

En reunio­nes con eje­cu­ti­vos pre­sen­tan a Ma­cri co­mo un “pre­si­den­te fir­me” y a la ca­be­za de un pro­yec­to que du­ra­rá ocho años. “Pi­lo­to de tor­men­tas” en­tre CFK y el pe­ro­nis­mo.

Perfil (Domingo) - - PORTADA - JAIRO STRACCIA

A tra­vés del ami­go pre­si­den­cial Ni­co­lás Capu­to (foto), bus­ca se­du­cir al es­ta­blish­ment. Pi­de apo­yo y ofre­ce pros­pe­ri­dad. Qué opi­nan los hom­bres de ne­go­cios.

Si en el mo­men­to más crí­ti­co de la eco­no­mía Mau­ri­cio Ma­cri y María Eu­ge­nia Vidal in­ter­ca­lan tim­breos con apa­ri­cio­nes en te­le­vi­sión pa­ra con­te­ner el mal­hu­mor social, el em­pre­sa­rio “her­mano de la vi­da” del Pre­si­den­te, Ni­co­lás Capu­to, y un pu­ña­do de fun­cio­na­rios ca­mi­nan los lob­bies de ho­te­les cin­co es­tre­llas pa­ra sos­te­ner el áni­mo del es­ta­blish­ment em­pre­sa­rial y con­ven­cer­lo de que en el me­dio de la dis­pa­ra­da del dó­lar y la ace­le­ra­ción de la in­fla­ción hay al­go así co­mo un rum­bo.

“¿Có­mo an­da to­do en Sin­ga­pur?”, pre­gun­tó PER­FIL a Capu­to el úl­ti­mo miér­co­les en el Al­vear Pa­la­ce Ho­tel, a pro­pó­si­to del pin que lu­ce co­mo em­ba­ja­dor de ese país, y que has­ta ha­ce po­co usa­ba pa­ra evi­tar ha­blar de la po­lí­ti­ca local es­cu­dán­do­se en su ex­tra­ño rol di­plo­má­ti­co. An­te la pre­gun­ta, aho­ra, no di­jo na­da.

—¿Có­mo es­tá Ma­cri?

—Es­tá a la de­fen­si­va, cla­ra­men­te, pe­ro es­tá fir­me y tran­qui­lo has­ta el fi­nal del man­da­to.

—¿Se vie­nen más cam­bios de ga­bi­ne­te?

—Aca­bo de vol­ver de Ita­lia, de­ja­me que me aco­mo­de y te di­go.

—¿No par­ti­ci­pó de aquél fin de se­ma­na en Oli­vos?

—Si a mí ni me de­jan en­trar (ri­sas).

Capu­to es­ta­ba exul­tan­te, suel­to de cuer­po, evi­tan­do cual­quier con­fi­den­cia­li­dad. “Si te po­nés ade­lan­te de Ma­cri, te co­me el bra­zo”, des­li­za­ba an­te los que le pre­gun­ta­ban por el Pre­si­den­te. “Tie­ne es­pí­ri­tu ague­rri­do”, re­cal­ca­ba.

Es­pal­da. La eco­no­mía se en­ca­mi­na a va­rios tri­mes­tres de fuer­te caí­da con­tra el año pa­sa­do. Jor­ge Bri­to (hi­jo), del Ban­co Ma­cro, va­ti­ci­na un cor­te en la ca­de­na de pa­gos. La suba del dó­lar, que aún no se sa­be si ha lle­ga­do a un ni­vel es­ta­ble, se tras­la­da en cuo­tas mes a mes a los pre­cios y la in- fla­ción pin­ta pa­ra la más al­ta des­de 1991. En ese contexto, se vie­nen pro­tes­tas gre­mia­les y ten­sión en la ca­lle. Con ese pa­no­ra­ma, des­de la Ca­sa Ro­sa­da sa­lie­ron a bus­car con­ver­tir­se en “la” al­ter­na­ti­va del círcu­lo ro­jo, lue­go de que hu­bie­ra con­tac­tos des­de el Fren­te Re­no­va­dor con im­por­tan­tes hom­bres de ne­go­cios y tam­bién lue­go de al­gu­nos puen­tes con po­pes del es­ta­blish­ment des­de el pe­ro­nis­mo fe­de­ral.

El Go­bierno tien­de puen­tes en mo­men­tos de pu­ja des­pués de la me­ga­de­va­lua­ción: el cam­po, por las re­ten­cio­nes tem­po­ra­rias; la in­dus­tria, por la caí­da del consumo, las re­ten­cio­nes y la ba­ja de re­in­te­gros; las pe­tro­le­ras, an­te un re­cor­te de los sub­si­dios pa­ra Va­ca Muer­ta y al­gún to­pe a los pre­cios de las naf­tas.

Así, los ar­gu­men­tos son dos: la Ar­gen­ti­na tie­ne una sen­da de cre­ci­mien­to e in­ver­sión que se ve­nía dan­do en 2017, di­ce Cambiemos, has­ta mar­zo de es­te año, en con­di­cio­nes fi­nan­cie­ras nor­ma­les; y si el cli­ma fi­nan­cie­ro se en­ra­re­ce co­mo des­de en­ton­ces, Ma­cri es “el pi­lo­to de tor­men­tas” más ca­pa­ci­ta­do. “Sin pi­lo­to de tor men­tas no hu­bié­ra­mos con­se­gui­do el res­pal­do in­ter­na­cio­nal del Fon­do Mo­ne­ta­rio”, les di­jo por ejem-

FOTOS: PA­BLO CUARTEROLO

SUEL­TOS. El em­pre­sa­rio y “her­mano de la vi­da” del Pre­si­den­te, Ni­co­lás Capu­to (cen­tro), des­pa­rra­ma op­ti­mis­mo en el círcu­lo ro­jo.

RI­SAS. Fri­ge­rio, Gab­bi y Weiss, el miér­co­les en el ho­tel Al­vear.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.