Chi­na: la re­vo­lu­ción del pa­go vir­tual abre du­das por la ex­tin­ción del efec­ti­vo

El 70% de las transac­cio­nes ya se rea­li­zan con “bi­lle­te­ra elec­tró­ni­ca”. Es más se­gu­ro y prác­ti­co, pe­ro po­dría lle­var a la ex­clu­sión fi­nan­cie­ra de ciu­da­da­nos no ban­ca­ri­za­dos.

Perfil (Domingo) - - INTERNACIONALES - FA­CUN­DO F. BA­RRIO* *Des­de Bei­jing.

En la puer­ta de la es­ta­ción Jian­guo­men, en el cen­tro de Bei­jing, un se­ñor ex­pri­me na­ran­jas a mano so­bre una me­si­ta y ven­de ju­go a diez yua­nes. Na­die le pa­ga con bi­lle­tes ni mo­ne­das. Cuan­do tie­ne que co­brar una ven­ta, el hom­bre mues­tra un có­di­go QR en la pan­ta­lla de su te­lé­fono mó­vil. Los clien­tes lo es­ca­nean con sus pro­pios smartp­ho­nes y eso es to­do: transac­ción he­cha, en un se­gun­do y sin di­ne­ro me­dian­te. O me­jor di­cho: sin di­ne­ro vi­si­ble.

La es­ce­na se re­pi­te en ca­si cual­quier rincón de Chi­na don­de ha­ya al­go que pa­gar. El uso de efec­ti­vo es una cos­tum­bre en ex­tin­ción en es­te país. El 70% de las transac­cio­nes co­mer­cia- les se ha­ce hoy de ma­ne­ra vir­tual, se­gún los úl­ti­mos da­tos del Cen­tro de In­for­ma­ción de la Red de In­ter­net de Chi­na, la agen­cia gu­ber­na­men­tal que con­tro­la la cir­cu­la­ción de da­tos en la web.

El sis­te­ma de “bi­lle­te­ra elec­tró­ni­ca” re­vo­lu­cio­nó las for­mas de pa­go en la na­ción con el mer­ca­do de con­su­mo más di­ná­mi­co del mun­do. Se uti­li­za pa­ra su­per­mer­ca­dos, res­tau­ran­tes, trans­por­te, im­pues­tos, pues­tos ca­lle­je­ros y cual­quier transac­ción co­ti­dia­na, in­clu­so pa­ra trans­fe­ren­cias en­tre per­so­nas. Se tra­ta de un nue­vo pa­ra­dig­ma mu­cho más prác­ti­co y se­gu­ro que la mo­ne­da fí­si­ca, aun­que tam­bién tie­ne su la­do B: el boom del di­ne­ro vir­tual po­dría de­jar ex­clui­dos a de­ce­nas de mi­llo­nes de chi­nos no ban­ca­ri­za­dos que hoy es­tán ex­clui­dos de su uso.

Los pa­gos elec­tró­ni­cos se ope­ran a tra­vés de dos apli­ca­cio­nes: WeChat y Ali­pay, que per­te­ne­cen a las gi­gan­tes tec­no­ló­gi­cas Ten- cent y Ali­ba­ba res­pec­ti­va­men­te. Ali­pay fun­cio­na de ma­ne­ra si­mi­lar al sis­te­ma Pay­pal. WeChat, en cam­bio, es una apli­ca­ción mul­ti­uso que, ade­más de ser­vir co­mo ca­nal de chat y red so­cial, ofre­ce el ser­vi­cio de WeChat Pay.

Ca­da usua­rio pue­de aso­ciar la app a su cuen­ta ban­ca­ria y de­ri­var sal­do a WeChat. Ese sal­do es el que se usa pa­ra los pa­gos. Si uno va al su­per­mer­ca­do, al lle­gar a la ca­ja ge­ne­ra un có­di­go QR y se lo mues­tra al ca­je­ro, que lo es­ca­nea con un lec­tor lá­ser y de­bi­ta el di­ne­ro. Tam­bién fun­cio­na de ma­ne­ra in­ver­sa: a ve­ces son los co­mer­cios los que mues­tran el có­di­go QR, y el usua­rio los es­ca­nea con el mó­vil. En los ba­res, por ejem­plo, ca­da me­sa tie­ne pe­ga­do un có­di­go al que se le van compu­tan­do los con­su­mos has­ta el mo­men­to de abo­nar.

El uso del di­ne­ro vir­tual cre­ce a rit­mo ver­ti­gi­no­so: las transac­cio­nes elec­tró­ni­cas au­men­ta­ron un 10% de 2016 a 2017. Al­gu­nas ini­cia­ti­vas lo­ca­les de “ciu­da­des en efec­ti­vo” in­clu­so abrie­ron un de­ba­te acer­ca de si los pa­gos mó­vi­les po­drían lle­gar a sus­ti­tuir le­gal­men­te al yuan.

Pe­ro los re­gu­la­do­res ofi­cia­les em­pie­zan a ob­ser­var la ten­den­cia con cier­ta preo­cu­pa­ción. Se­gún el Ban­co Mun­dial, unos 200 mi­llo­nes de chi­nos de zo­nas ru­ra­les no es­tán ban­ca­ri­za­dos. Si el di­ne­ro vir­tual re­em­pla­za­ra de­fi­ni­ti­va­men­te al efec­ti­vo co­mo for­ma de pa­go por de­fault, esos ciu­da­da­nos que­da­rían mar­gi­na­dos de los cir­cui­tos co­mer­cia­les.

Pa­ra Chi­na, el de­sa­fío es evi­tar que la bi­lle­te­ra elec­tró­ni­ca cau­se ex­clu­sión fi­nan­cie­ra. Que la ex­tin­ción del efec­ti­vo no ge­ne­re una bre­cha en­tre ri­cos y po­bres, ciu­da­da­nos ur­ba­nos y ru­ra­les, jó­ve­nes y vie­jos. Una cues­tión no me­nor pa­ra un país que apues­ta al con­su­mo in­terno ma­si­vo co­mo vía pa­ra con­ver­tir­se en la pri­me­ra po­ten­cia mun­dial.

AFP

SIN BI­LLE­TES. Los co­mer­cian­tes tie­nen un có­di­go QR que los clien­tes es­ca­nean con el mó­vil pa­ra pa­gar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.