Pe­lléas y pe­leas

Perfil (Domingo) - - CULTURA - RAUL H. AL­VA­REZ

Es­te mes he­mos dis­fru­ta­do en el Tea­tro Co­lón de una mag­ní­fi­ca ver­sión de la ópe­ra Pe­lléas y Me­li­san­de, de Clau­de De­bussy, con pues­ta de Su­sa­na Gó­mez, di­rec­ción or­ques­tal de En­ri­que Die­mec­ke y con Giu­sep­pe Fi­lia­no­ti y Verónica Can­ge­mi en los ro­les pro­ta­gó­ni­cos.

Es in­tere­san­te re­cor­dar que el li­bre­to es­tá ba­sa­do en la obra Pe­lléas et Me­li­san­de de Mau­ri­ce Maeterlinck y que su es­treno en el tea­tro Ope­ra-Co­mi­que de Pa­rís el 30 de abril de 1902 ori­gi­nó una pe­lea en­tre el poe­ta bel­ga y el com­po­si­tor fran­cés de­bi­do a que la no­via del pri­me­ro, la can­tan­te de ópe­ra fran­ce­sa Geor­get­te Le­blanc que ha­bía si­do de­sig­na­da ini­cial­men­te pa­ra in­ter­pre­tar el rol de Me­li­san­de, fue fi­nal­men­te re­em­pla­za­da por la so­prano es­co­ce­sa Mary Gar­den. La ira de Maeterlinck con­tra De­bussy lo lle­vó has­ta a ame­na­zar­lo con ini­ciar una de­man­da ju­di­cial y a de­tes­tar pro­fun­da­men­te esa ópe­ra.

Geor­get­te Le­blanc, na­ci­da en 1869, tra­ba­jó ini­cial­men­te co­mo ac­triz de tea­tro y lue­go de es­tu­diar con Ju­les Mas­se­net de­bu­tó en el can­to lírico en 1893 en la ópe­ra L’At­ta­que du Mou­lin, de Al­fred Bru­neau. Un año des­pués pro­ta­go­ni­zó la ópe­ra Car­men, de Geor­ges Bi­zet, y pos­te­rior­men­te cum­plió los ro­les prin­ci­pa­les de La Na­va­rrai­se y Thaïs, de quien ha­bía si­do su pro­fe­sor. Le­blanc ini­ció su re­la­ción con Maeterlinck en 1895, lue­go de ha­ber atra­ve­sa­do un in­fe­liz ma­tri­mo­nio con un es­pa­ñol. La pa­re­ja com­par­tía una re­si­den­cia en Pa­rís y una ca­sa de ve­ra­neo en Nor­man­día. En ese pe­río­do ella pro­ta­go­ni­zó va­rias obras de Maeterlinck y tam­bién ofre­ció re­ci­ta­les y ac­tuó en la ópe­ra Sap­ho de Mas­se­net, y gra­bó al­gu­nas arias acom­pa­ña­da en el piano por el au­tor.

En 1906 Maeterlinck y Le­blanc se mu­da­ron a la Ri­vie­ra Fran­ce­sa y com­par­tie­ron su­ce­si­va­men­te lu­jo­sas re­si­den­cias en Gras­se y en Ni­za. La ca­rre­ra lí­ri­ca de Le­blanc se ex­ten­dió a los Es­ta­dos Uni­dos y fi­nal­men­te se dio el gus­to de pro­ta­go­ni­zar la ópe­ra Pe­lléas y Me­li­san­de cuan­do se es­tre­nó en Bos­ton en 1912. Al ter­mi­nar su re­la­ción amo­ro­sa con Maeterlinck en 1918, su ca­rre­ra co­mo can­tan­te es­ta­ba lle­gan­do a su fin pe­ro con­ti­nuó lle­van­do una ac­ti­va vi­da so­cial y sen­ti­men­tal, y pro­ta­go­ni­zó en 1924 La in­hu­ma­na, una pe­lí­cu­la de cien­cia fic­ción, y es­cri­bió cuentos pa­ra ni­ños, su bio­gra­fía, y el li­bro Sou­ve­nirs, en el que na­rra su re­la­ción con el cé­le­bre es­cri­tor. Geor­get­te Le­blanc mu­rió en Can­nes en 1941.

CEDOC PER­FIL

Geor­get­te Le­blanc y Mau­ri­ce Mar­ter­linck.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.