Go­bierno as­pi­ra a re­cu­pe­rar bie­nes de la co­rrup­ción en la cam­pa­ña 2019

En la ro­sa­da se en­tu­sias­man con rea­li­zar anun­cios so­bre la re­cu­pe­ra­ción de di­ne­ro en ple­na dispu­ta elec­to­ral. Los tiem­pos de la Jus­ti­cia y la fal­ta de una ley de de­co­mi­so, los li­mi­tan­tes. Di­fe­ren­cias res­pec­to al mon­to fi­nal.

Perfil (Domingo) - - PORTADA - GA­BRIEL ZIBLAT

A par­tir del avan­ce de cau­sas ju­di­cia­les y el tra­ba­jo de la Ofi­ci­na An­ti­co­rrup­ción, UIF y AFIP creen que po­drán iden­ti­fi­car y re­pa­triar par­te del di­ne­ro su­cio. Lo usa­rían co­mo eje de po­la­ri­za­ción elec­to­ral.

“Es­te día tan im­por­tan­te, que em­pie­za a re­pa­rar tan­to da­ño que se ha he­cho de la mano de la co­rrup­ción, y trans­for­mar­lo en al­go con­cre­to pa­ra el fu­tu­ro de to­dos”. Con esas pa­la­bras, Mau­ri­cio Ma­cri anun­cia­ba ha­ce un mes la inau­gu­ra­ción de un jar­dín de in­fan­tes en Vi­lla Bo­ni­ta, Misiones, que se cons­tru­yó con par­te de los US$ 800 mil que se le ha­bían in­cau­ta­do al ve­ne­zo­lano An­to­ni­ni Wil­son. En Cam­bie­mos, hay quie­nes se ilu­sio­nan con que esa ima­gen pue­da ser un ac­to de cam­pa­ña re­pe­ti­do du­ran­te la ca­rre­ra elec­to­ral de 2019.

El Go­bierno ya sa­be que el año pró­xi­mo se­rá di­fí­cil ha­cer cam­pa­ña ha­blan­do de la si­tua­ción eco­nó­mi­ca, por lo que el eje se man­ten­drá en lí­nea con el dis­cur­so de un cam­bio cul­tu­ral y la bús­que­da de un país “nor­mal”. En ese pun­to, la lu­cha con­tra la co­rrup­ción pro­me­te ser cen­tral, y en ese mar­co hay fun­cio­na­rios que ya es­tán pla­nean­do ha­cer cam­pa­ña con anun­cios so­bre la re­cu­pe­ra­ción de bie­nes de la co­rrup­ción.

“Re­cu­pe­rar lo ro­ba­do”, es el le­ma de las cam­pa­ñas que se ha­cen en re­des so­cia­les. El año pró­xi­mo pro­me­te ser muy ac­ti­vo en lo que se re­fie­re a jui­cios ora­les con­tra ex fun­cio­na­rios del kirch­ne­ris­mo. Sin em­bar­go, el te­ma pue­de ter­mi­nar sien­do re­dun­dan­te (de he­cho, la ima­gen de Cris­ti­na Kirch­ner ya pa­re­ce in­mu­ne a cual­quier nue­vo pa­so por Tri­bu­na­les). Así, los anun­cios so­bre bie­nes re­cu­pe­ra­dos po­drían con­ver­tir­se en la ve­det­te de la cam­pa­ña.

“Va­mos a re­cu­pe­rar mu­cha pla­ta el año que vie­ne”. Esa fra­se re­so­nó en una ofi­ci­na de la Ca­sa Ro­sa­da. Des­de allí es- tán si­guien­do ac­ti­va­men­te lo que ha­cen las dis­tin­tas de­pen­den­cias del Es­ta­do que es­tán tra­ba­jan­do en la bús­que­da de bie­nes pro­ve­nien­tes de he­chos de co­rrup­ción. El Mi­nis­te­rio de Jus­ti­cia, la Ofi­ci­na An­ti­co­rrup­ción, la Uni­dad de In­for­ma­ción Fi­nan­cie­ra (UIF), e in­clu­so la AFIP es­tán tra­ba­jan­do co­mo sa­bue­sos pa­ra ce­rrar acuer­dos de coope­ra­ción con otros paí­ses que ayu­den a en­con­trar los bie­nes. Hay otro ca­mino tam­bién pa­ra ras­trear el di­ne­ro: con­tra­tar a ter­ce­ros pa­ra que ha­gan un tra­ba­jo de de­tec­ti­ves. ¿Es­tá pen­san­do el Go­bierno en avan­zar por ese ca­mino? Di­fí­cil que lo con­fir­men, so­bre to- do por­que creen que cual­quier fil­tra­ción per­ju­di­ca­ría la bús­que­da.

Al­go por el es­ti­lo pa­so con el ca­so Mu­ñoz. A tra­vés de con­ve­nios de coope­ra­ción de la UIF, Es­ta­dos Uni­dos en­con­tró pro­pie­da­des vin­cu­la­das al ex se­cre­ta­rio pri­va­do de Nés­tor Kirch­ner en Nue­va York y Mia­mi. Esa in­for­ma­ción lle­gó al juz­ga­do de Luis Ro­drí­guez -que te­nía la cau­sa has­ta que es­ta se­ma­na se la qui­ta­rá la Cá­ma­ra Fe­de­ral-, se fil­tró y los alle­ga­dos a Mu­ñoz pu­die­ron ven­der par­te de esos bie­nes y gi­rar­los a otros paí­ses. Uno de los fun­cio­na­rios in­vo­lu­cra­dos en la te­má­ti­ca se ima­gi­na ya via­jan­do a Es­ta­dos Uni­dos a re­ci­bir un che­que por los mon­tos res­ti­tui­dos. Has­ta aho­ra ha­bía de­tec­ta­dos unos US$ 70 mi­llo­nes y una nue­va arre­pen­ti­da ha­bría apor­ta­do in­for­ma­ción por otros US$ 20 mi­llo­nes.

Pa­ra avan­zar con el re­cu­pe­ro de los bie­nes hay un li­mi­tan­te: el Con­gre­so si­gue di­la­tan­do la apro­ba­ción de la ley de ex­tin­ción de do­mi­nio. Sin em­bar­go, los or­ga­nis­mos ofi­cia­les vie­nen tra­ba­jan­do en con­jun­to con el Mi­nis­te­rio Público Fis­cal pa­ra que se pue­da avan­zar por otras vías. En el ca­so de los cua­der­nos, por ejem­plo, ya es­tán tra­ba­jan­do en con­jun­to en los acuer­dos que los fis­ca­les ha­cen con los arrepentidos, pa­ra po­der iden­ti­fi­car más bie­nes.

Un ata­jo que se bus­ca apli­car tie­ne co­mo ba­se el ar­tícu­lo 305 del Có­di­go Pe­nal, que es­ta­ble­ce la po­si­bi­li­dad del de­co­mi­so sin con­de­na en ope­ra­cio­nes de la­va­do de ac­ti­vos. El pro­ble­ma es que los jue­ces no son adep­tos a con­si­de­rar­lo. Es­te mes, sin em­bar­go, hu­bo un cam­bio: el juez Sebastián Ca­sa­ne­llo lo apli­có.

¿Cuán­to se pue­de re­cu­pe­rar? Es un mis­te­rio. En el mun­do se sue­le es­ti­mar en­tre el 1% y el 5% de lo ro­ba­do, pe­ro hay quie­nes se en­tu­sias­man de lle­var ese nú­me­ro al 10%. So­lo en el ca­so de los cua­der­nos, es­ti­man que se per­die­ron US$ 36 mil mi­llo­nes, por lo que el 10% se­ría US$ 3.600 mi­llo­nes. En las cau­sas que lle­va la OA, sin con­tar el ca­so Mu­ñoz, lle­van em­bar­ga­dos o in­hi­bi­dos bie­nes por $ 210 mi­llo­nes.

“Es­tá el com­pro­mi­so y es via­ble iden­ti­fi­car los bie­nes, pe­ro el tra­ba­jo de re­cu­pe­rar es muy di­fí­cil, por­que la pla­ta se mue­ve rá­pi­do”, ex­pre­só otra fuen­te que pre­fi­rió la cau­te­la y con­cen­trar­se en iden­ti­fi­car la ma­yor can­ti­dad de bie­nes.

“Va­mos a re­cu­pe­rar mu­cha pla­ta el año que vie­ne”, se ilu­sio­nan

PRE­SI­DEN­CIA

MISIONES. El mes pa­sa­do, Ma­cri inau­gu­ró un jar­dín he­cho con di­ne­ro de la va­li­ja de An­to­ni­ni.

CE­DOC PER­FIL

n El ya­te de Jai­me El ca­so del ex se­cre­ta­rio de Trans­por­te fue de los pri­me­ros en avan­zar en el de­co­mi­so de los bie­nes. Un ya­te in­cau­ta­do fue en­tre­ga­do a Pre­fec­tu­ra y se le pu­so la le­yen­da “em­bar­ca­ción re­cu­pe­ra­da de la co­rrup­ción”.

n El Ca­so Mu­ñoz Las au­to­ri­da­des de Es­ta­dos Uni­dos de­tec­ta­ron em­pre­sas y pro­pie­da­des de per­so­nas vin­cu­la­das al ex se­cre­ta­rio pri­va­do de Kirch­ner, por más de US$ 70 mi­llo­nes. In­clu­so dos de­par­ta­men­tos en el Pla­za de Nue­va York, fren­te al tra­di­cio­nal Cen­tral Park.

La cuen­ta de Wag­ner. Ha­ce unas se­ma­nas, la UIF de­tec­tó una cuen­ta en Sui­za del em­pre­sa­rio de la cons­truc­ción (arre­pen­ti­do en el ca­so de los cua­der­nos) con unos US$ 20 mi­llo­nes. Bo­na­dio or­de­nó em­bar­gar­la y ana­li­zar su ori­gen.

Las es­tan­cias de Báez. En el ca­so de las pro­pie­da­des, el Go­bierno es­pe­ra que ha­ya una con­de­na pa­ra que la Jus­ti­cia de­fi­na el re­ma­te de los bie­nes y se pue­da ha­cer uso de esos fon­dos. Los bie­nes de Báez fue­ron ta­sa­dos en US$ 180 mi­llo­nes.

Vehícu­los de Lá­za­ro. Es­ta se­ma­na, se co­no­ció que la Jus­ti­cia le ce­dió al Mu­ni­ci­pio de Río Ga­lle­gos unos 40 vehícu­los que per­te­ne­cían Aus­tral Cons­truc­cio­nes, la em­pre­sa de Báez. Hay des­de mi­ni­bu­ses has­ta ma­qui­na­rias.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.