Ti­me

Perfil (Domingo) - - LA SEMANA INTERNACIONAL -

El odio se per­ci­be en la po­lí­ti­ca, en di­fe­ren­tes pla­ta­for­mas, en la pren­sa y en los en­cuen­tros p pri­va­dos. Y cuan­to m más avan­za la cam­pa­ña, más fuer­te se sien­te. Mu­chos po­lí­ti­cos es­ta­dou­ni­den­ses lla­man a la uni­dad en el país. Sin em­bar­go, de­mo­ni­zan a los ad­ver­sa­rios y mi­ni­mi­zan las ame­na­zas. Si lo con­tra­rio de amor no es odio sino in­di­fe­ren­cia, en­ton­ces el an­tí­do­to pa­ra odiar es el com­pro­mi­so. Y vie­ne, por ejem­plo, de los ciu­da­da­nos que rea­li­zan ac­cio­nes con el ob­je­ti­vo de con­se­guir un cam­bio.

Có­mo lu­char con­tra el odio

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.