El Go­bierno in­sis­te en ba­jar la edad y di­ce que hu­bo me­no­res en 255 ho­mi­ci­dios

Martín Ca­sa­res, sub­se­cre­ta­rio de Po­lí­ti­ca Cri­mi­nal e im­pul­sor de la pro­pues­ta, res­pon­de a las crí­ti­cas.

Perfil (Sabado) - - POLITICA - DIE­GO EZE­QUIEL SAN­CHEZ

La pro­pues­ta del Go­bierno de re­du­cir la edad de impu­tabi­li­dad pa­ra que jó­ve­nes de en­tre 14 y 16 años que ha­yan de­lin­qui­do pue­dan ser con­de­na­dos co­mo adul­tos desató la po­lé­mi­ca. Las crí­ti­cas lle­ga­ron de di­fe­ren­tes flan­cos, tan­to de la opo­si­ción, que pi­dió ser te­ni­da en cuen­ta al dis­cu­tir un nue­vo ré­gi­men pe­nal pa­ra los jó­ve­nes, co­mo de la Igle­sia y Uni­cef, que creen que el pro­ble­ma de­be en­fo­car­se con otras prio­ri­da­des. El Go­bierno se de­fen­dió con el ar­gu­men­to de que no se tra­ta de una cues­tión elec­to­ra­lis­ta y fi­jó co­mo pla­zo fin de año pa­ra pre­sen­tar al Con­gre­so un nue­vo pro­yec­to de ré­gi­men pe­nal ju­ve­nil.

Martín Ca­sa­res, sub­se­cre­ta­rio de Po­lí­ti­ca Cri­mi­nal del Mi­nis­te­rio de Jus­ti­cia –a car­go de la ini­cia­ti­va–, ase­gu­ró a PER­FIL que se bus­ca una “res­pues­ta ade­cua­da” pa­ra las víc­ti­mas, y un mar­co le­gal “acor­de a la Con­ven­ción de De­re­chos del Ni­ño” y des­es­ti­ma, al mis­mo tiem­po, un ré­gi­men que no con­si­de­re la po­si­bi­li­dad de ba­jar la edad, co­mo re­cla­ma Uni­cef. —¿Có­mo se apli­ca­ría? —No­so­tros pe­di­mos que se ana­li­ce una res­pues­ta ade­cua­da con mi­ras a las víc­ti­mas y que, an­te de­li­tos que aten­tan con­tra la vida, co­mo ho­mi­ci­dios, ro­bo con ar­mas, vio­la­cio­nes y se­cues­tros ex­tor­si­vos, un fis­cal ten­ga la po­si­bi­li­dad de plan­tear­le a un juez que ese me­nor com­pren­día la cri­mi­na­li­dad del he­cho, y que el juez de- ci­da si es o no impu­table. El jo­ven va a te­ner in­clu­so su de­re­cho a defensa, que hoy no tie­ne.

—Uno de los ar­gu­men­tos de re­cha­zo es que la can­ti­dad de ca­sos es ín­fi­ma

—La in­for­ma­ción, si bien es cier­ta, es par­cial. En Ar­gen­ti­na no te­ne­mos sis­te­mas de in­for­ma­ción ju­di­cial com­ple­tos, Por un la­do, en 2015 la can­ti­dad de alo­ja­dos en ins­ti­tu­tos de me­no­res fue de 1.305, pe­ro tam­bién in­gre­sa­ron a la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res 26.798 cau­sas al Fue­ro Pe­nal Ju­ve­nil; en San­ta Fe, 8.610, y en Sal­ta, 5.233.

—En la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res, las ONG sos­tie­nen que só­lo el 1% de esas cau­sas son de de­li­tos gra­ves

—Co­mo to­do, la es­ta­dís­ti­ca, sin for­zar­la, pue­de mos­trar una par­te. Si se quie­re dis­cu­tir la gra­ve­dad, se­gún el Cen- so de 2014, so­bre 1.142 (me­no­res) de­te­ni­dos, en 502 ca­sos –el 58%– hu­bo uso de ar­mas. Del to­tal, el 42% ya ha­bía de­lin­qui­do y, a su vez, 255 fue­ron ho­mi­ci­dios. Es poco, pe­ro no son pa­va­das.

—Tam­bién se cri­ti­ca que se pro­pon­gan nue­vos cam­bios mien­tras si­gue sin cum­plir­se con po­lí­ti­cas de de­re­chos pa­ra jó­ve­nes, co­mo por ejem­plo la crea­ción de un de­fen­sor especial.

—Pa­ra avan­zar en un tra­to ade­cua­do, se­gún la Con­ven­ción de De­re­chos del Ni­ño, son ne­ce­sa­rias me­di­das de pre­ven­ción. Pe­ro con el ar­gu- men­to de que no se es­tá cum­plien­do, no se pue­de se­guir man­te­nien­do un de­cre­to ley de la dic­ta­du­ra.

—Aho­ra, ¿có­mo pue­de pen­sar­se que fun­cio­ne ese sis­te­ma si con los adul­tos su­ce­de poco?

—A di­fe­ren­cia de los adul­tos, la po­bla­ción alo­ja­da se­ría mu­cho me­nor, lo que fa­ci­li­ta­ría las co­sas. Con acom­pa­ña­mien­to pre­su­pues­ta­rio, te­ne­mos que ga­ran­ti­zar que to­dos los jó­ve­nes es­tén en con­di­cio­nes idea­les, aun­que hay que acla­rar que los ins­ti­tu­tos de me­no­res co­rres­pon­den a ca­da pro­vin­cia.

—¿Por qué vuel­ve a sur­gir en un año elec­to­ral el te­ma?

—No es al­go im­pro­vi­sa­do u opor­tu­nis­ta, es un tra­ba­jo que se ini­ció en 2016. La pro­pues­ta es con­ti­nuar dis­cu­tien­do en el mar­co de una me­sa de ex­per­tos pa­ra, lue­go de las elec­cio­nes, in­gre­sar un pro­yec­to al Con­gre­so

—Cuan­do el mi­nis­tro Ger­mán Ga­ra­vano plan­teó este te­ma, men­cio­nó a Uni­cef, pe­ro el or­ga­nis­mo di­jo que era un re­tro­ce­so.

—Hi­ci­mos un ci­clo de diá­lo­gos el año pa­sa­do de dos días ba­jo el le­ma de “Ha­cia una nue­va ley pe­nal ju­ve­nil” en el que par­ti­ci­pó Uni­cef y pa­ra el que con­vo­ca­mos a es­pe­cia­lis­tas en to­do el país. Es­ta­mos de acuer­do en ca­si to­do con Uni­cef, sim­ple­men­te pro­po­ne­mos eva­luar la ba­ja de la edad de impu­tabi­li­dad a los 14 años en ca­sos con­cre­tos. En ese pun­to, no sé si nos va­mos a po­ner de acuer­do.

“So­bre 1.142 ca­sos de me­no­res de­te­ni­dos, en 502 he­chos hu­bo uso de ar­mas.”

CE D O C PE RF IL

AR­GU­MEN­TOS. El sub­se­cre­ta­rio de Po­lí­ti­ca Cri­mi­nal ase­gu­ra que los jó­ve­nes ten­drán un me­jor ac­ce­so a la defensa y di­ce que la me­di­da no es “opor­tu­nis­ta”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.