Ran­daz­zo em­pie­za a im­pa­cien­tar a los in­ten­den­tes por su fal­ta de de­fi­ni­cio­nes

Perfil (Sabado) - - POLITICA - RO­SA­RIO AYER­DI

Le­jos de apro­ve­char el ve­rano y la are­na pa­ra en­con­trar­se con dis­tin­tos di­ri­gen­tes, Flo­ren­cio Ran­daz­zo des­can­sa en Va­le­ria del Mar jun­to a su fa­mi­lia, des­co­nec­ta­do de la po­lí­ti­ca bo­nae­ren­se que se em­pie­za a im­pa­cien­tar por su fal­ta de ar­ma­do y mo­vi­mien­tos pú­bli­cos que alien­ten su can­di­da­tu­ra pa­ra las elec­cio­nes de este año.

El ex mi­nis­tro del In­te­rior re­co­no­ce que en los pri­me­ros días de 2017 los lla­ma­dos se in­ten­si­fi­ca­ron, pe­ro en sus va­ca­cio­nes pre­fie­re no aten­der a na­die. Co­mo to­dos los años, Ran­daz­zo via­jó a la cos­ta bo­nae­ren­se a fes­te­jar fin de año jun­to a su mu­jer, An­drea Pan­ta­na­li, sus hi­jos, sus seis her­ma­nos y su ma­dre, con quie­nes pla­nea que­dar­se has­ta el 15 de enero.

Las reunio­nes po­lí­ti­cas las re­to­ma­rá a su re­gre­so, pa­ra de­cir lo que ya vie­ne re­pi­tien­do: quie­re un pe­ro­nis­mo uni­do que de­fi­na sus pe­leas in­ter­nas en la elec­ción pri­ma­ria de agos­to. Si Cris­ti­na Kirch­ner y Da­niel Scio­li quie­ren com­pe­tir, ase­gu­ra que no ten­drá pro­ble­mas en dar pe­lea.

Los in­ten­den­tes del co­n­ur­bano bo­nae­ren­se re­co­no­cen que fue­ron ellos quie­nes lo fue­ron a bus­car pe­ro aho­ra cri­ti­can su quie­tud. “Flo­ren- cio cree en la inevi­ta­bi­li­dad de su can­di­da­tu­ra y con eso so­lo no al­can­za”, ase­gu­ra un al­cal­de de la ter­ce­ra sec­ción elec­to­ral. Y aler­ta: “Nin­gún in­ten­den­te se va a in­mo­lar por él”.

Su­ce­de que con en­cues­tas en la mano, los in­ten­den­tes co­mien­zan a ol­vi­dar sus pe­leas con la ex pre­si­den­ta y ya ha­blan de una lis­ta de unidad. Ase­gu­ran que en el Co­n­ur­bano, Cris­ti­na Kirch­ner po­see un 40% de in­ten­ción de vo­to. “No es muy des­ca­be­lla­do pen­sar en que pue­de sa­car 36% y ga­nar la elec­ción, si en 2015 el 34% de la gen­te vo­tó a Aní­bal. No va­ya a ser co­sa que ter­mi­ne­mos pi­dién­do­le a Cris­ti­na que por fa­vor com­pi­ta”, ad­mi­te un in­ten­den­te crí­ti­co con el kirch­ne­ris­mo. Los in­ten­den­tes só­lo bus­can con­ser­var sus dis­tri­tos y ase­gu­ran que el cam­bio que se ini­ció en el PJ bo­nae­ren­se con la in­cor­po­ra­ción de dis­tin­tos apo­de­ra­dos es un buen co­mien­zo pa­ra con­se­guir los es­pa­cios ne­ce­sa­rios en las lis­tas que antes eran ar­ma­das por Car­los Zan­ni­ni. Si Cris­ti­na no com­pi­te no des­car­tan que en esa lis­ta de unidad es­tén Ran­daz­zo, Scio­li y alg unos jefes co­mu­na­les. Los más op­ti­mis­tas has­ta lle­gan a ver a Ran­daz­zo y a Cris­ti­na com­pi­tien­do en una mis­ma lis­ta. “Pú­bli­ca­men­te nun­ca mos­tra­ron su pe­lea”, di­ce un vie­jo di­ri­gen­te bo­nae­ren­se pa­ra jus­ti­fi­car este ar­ma­do. Flo­ren­cio ase­gu­ra que pre­fe­ri­ría dar pe­lea en la in­ter­na jun­to a un gru­po de di­ri­gen­tes que lo apo­yen, mien­tras que del otro la­do se con­cen­tre La Cám­po­ra y el kirch­ne­ris­mo du­ro. “Hoy na­die pue­de ba­jar a na­die”, re­pi­ten en el en­torno del ex fun­cio­na­rio, re­cor­dan­do que “Scio­li pi­dió ba­jar a Ran­daz­zo de la pre­si­den­cial del año pa­sa­do”. Aun­que el ex mi­nis­tro ha­bló du­ran­te el año con la ma­yo­ría de los di­ri­gen­tes, nun­ca hu­bo co­mu­ni­ca­ción con Scio­li. “No hay na­da que ha­blar con él, él ten­drá que re­sol­ver si quie­re com­pe­tir. Des­pués de pe­dir que nos ba­ja­ran, ni si­quie­ra lo lla­mó”, sos­tie­nen cer­ca de Flo­ren­cio.

El ex mi­nis­tro al­go tie­ne seg uro: no se mo­ve­rá del pe­ro­nis­mo. “Aun­que pa­ra los me­dios se mues­tre co­mo opo­si­ción, Mas­sa es so­cio del go­bierno de Mau­ri­cio Ma­cri y Ma­ría Eu­ge­nia Vidal”, re­pi­te y de­car­ta una alian­za.

En las úl­ti­mas se­ma­nas, los in­ten­den­tes tu­vie­ron dos fuer­tes di­fe­ren­cias con Ran­daz­zo. Una, fue la dis­cu­sión del pre­su­pues­to bo­nae­ren­se en la que el ex mi­nis­tro pe­lea­ba por la vi­ce­pre­si­den­cia y los jefes co­mu­na­les por más re­cur­sos pa­ra sus dis­tri­tos; la se­gun­da fue por su au­sen­cia en el Con­gre­so del PJ que él mis­mo mo­ti­vó pa­ra que se con­cre­te. “Aho­ra si quie­re ju­gar, es ho­ra de apa­re­cer. No pue­de re­cién apa­re­cer en ju­nio”, le re­cla­man.

FO­TOS: PATRICIO CA­BRAL

EN VA­LE­RIA DEL MAR. El ex mi­nis­tro ayer fue a la pla­ya jun­to a su mu­jer, An­drea Pan­ta­na­li. Tam­bién via­jó con sus hi­jos y su ma­dre.

EN LA ARE­NA. Se que­da en la cos­ta has­ta el 15 de enero.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.