In­ter­mi­na­ble, iló­gi­ca y muy cur­si

Perfil (Sabado) - - CINE / CRITICA - JUAN CAR­LOS FON­TA­NA

Es in­creí­ble que aún se re­cuer­de el film de Ku­brick 2001: Odi­sea del es­pa­cio (1968) co­mo uno de los hi­tos de la cien­cia fic­ción. De lo úl­ti­mo res­ca­ta­ble del mis­mo gé­ne­ro, tal vez Interestelar (2014).

La ac­tual ge­ne­ró ex­pec­ta­ti­va: cin­co mil per­so­nas trans­por­ta­das des­de la Tie­rra en una gi­gan­tes­ca na­ve, en es­ta­do de hi­ber­na­ción, con el fin de que cien años des­pués des- pier­ten en un pla­ne­ta co­lo­nia lla­ma­do Ho­mes­tead II, y una pa­re­ja que des­pier­ta antes, de­bi­do a una fa­lla me­cá­ni­ca, permite a un re­la­to de cien­cia fic­ción ahon­dar en va­rios te­mas. Pe­ro al neo­yor­quino Jon Spaihts ( Doc­tor Stran­ge) só­lo se le ocu­rrió con­tar un dra­ma ro­mán­ti­co, con to­dos los cli­chés po­si­bles.

En el me­dio, co­rri­das por lar­gos pa­si­llos, na­dar en una pis­ci­na so­ña­da o sim­ple­men­te ha­blar­le a una pan­ta­lla y que és­ta res­pon­da lo que no se le pre­gun­ta. A es­to se su­ma que al guio­nis­ta se le ocu­rrie­ron diá­lo­gos cur­sis, al es­ti­lo de ma­nual de au­to­ayu­da, co­mo de­cir: “Si es­tás in­có­mo­do aquí, es por­que lo es­ta­rías en cual­quier par­te; só­lo de­bes en­con­trar­te a ti mis­mo”, o cri­ti­car el mi­llo­na­rio ne­go­cio de los que quie­ren viajar a co­lo­nias fue­ra de la Tie­rra.

La pre­gun­ta es: si Pratt pu­do res­ca­tar a Law­ren­ce de una cáp­su­la de hi­ber­na­ción, ¿por qué no res­ca­tó a los otros y ha­cían una fies­ta? No tie­ne ex­pli­ca­ción, co­mo tam­po­co mos­trar la di­fe­ren­cia de cla­ses –a ella se le permite un desa­yuno va­ria­do por­que, se­gún pa­re­ce, abo­nó más ca­ro el pa­sa­je, y a él só­lo un ca­fé y un ce­real–.

Con sal­tos na­rra­ti­vos, se­cuen­cias dis­con­ti­nuas que re­sul­tan te­dio­sas, el film só­lo se sal­va por Jen­ni­fer Law­ren­ce y un ti­bio Ch­ris Pratt, que acá, a pe­di­do del di­rec­tor, lu­ce sus glú­teos de gim­na­sio.

SONY

PA­RE­JA. Pratt y Law­ren­ce des­pier­tan en una na­ve, mien­tras el es­pec­ta­dor se duer­me en la sa­la de ci­ne.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.