La gráfica, an­te el pa­so de la era Gu­tem­berg a la era Zuc­ker­berg

El achi­que del sec­tor coin­ci­de con el cre­ci­mien­to de há­bi­tos di­gi­ta­les en los con­su­mi­do­res. Una in­dus­tria que es­tá en eter­na trans­for­ma­ción.

Perfil (Sabado) - - ECONOMIA - PATRICIA VALLI

El sec­tor de pro­duc­ción gráfica, de Gu­tem­berg en ade­lan­te, lle­va dé­ca­das adap­tán­do­se a nue­vas tec­no­lo­gías. Y aun­que al­gu­nos aná­li­sis es­ti­man que en unos vein­te años lle­ga­rá la muer­te del pa­pel, en la in­dus­tria apues­tan a mu­tar, una vez más, pa­ra re­sis­tir en la era di­gi­tal, que li­de­ran fir­mas co­mo Fa­ce­book, fun­da­da por Mark Zuc­ker­berg.

La lí­nea de tiem­po de ex­tin­ción de los dia­rios en pa­pel de la Fu­tu­re Ex­plo­ta­rion Net­work se­na­la que pa­ra 2040 de­ja­rán de exis­tir. Has­ta en­ton­ces, los em­pleos van mi­gran­do del pa­pel a la web y, en el ca­so de la in­dus­tria gráfica, tam­bién a otras ac­ti­vi­da­des, co­mo la im­pre­sión de pac­ka­ging, que en la Ar­gen­ti­na ex­pli­ca el 50% de la ac­ti­vi­dad, ca­da vez me­nos cen­tra­da en re­vis­tas, fac­tu­ras de ser­vi­cios y re­sú­me­nes ban­ca­rios.

El sec­tor hoy ope­ra con un 40% de ca­pa­ci­dad ocio­sa, aun­que más por la co­yun­tu­ra de la caí­da del con­su­mo y au­men­to de las im­por­ta­cio­nes que por el avan­ce tec­no­ló­gi­co, se­gún eva­luó el pre­si­den­te de la Fe­de­ra­ción Ar­gen­ti­na de la In­dus­tria Gráfica, Juan Carlos Sac­co.

“Hay una ca­ma­da sub 20 o sub 30 que va a ele­gir el pa­pel. Pe­ro la ca­pa­ci­dad de com­pren­sión y el ac­ce­so a in­ter­net fue­ra de las gran­des ciu­da­des es só­lo el 17% en el país, se­gún la Unes­co. Por eso no se pue­de con­de­nar a la gen­te a re­cu­rrir a in­ter­net pa­ra pa­gar una fac­tu­ra”, ejem­pli­fi­có Sac­co. El sec­tor dio una pe­lea con­tra una nor­ma que bus­ca­ba tras­la­dar las fac­tu­ras al sis­te­ma elec­tró­ni­co, con los ser­vi­cios de co­rreo tam­bién co­mo alia­dos, por ejem­plo, con­tra la po­lí­ti­ca de pa­pel ce­ro que in­ten­tó el Ban­co Cen­tral pa­ra los re­sú­me­nes ban­ca­rios.

“El des­pla­za­mien­to por la tec­no­lo­gía se ve más en el seg­men­to de re­vis­tas. Mu­chas di­rec­ta­men­te pa­sa­ron a ser re­vis­tas di­gi­ta­les”, re­co­no­ció el se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la Fe­de­ra­ción Gráfica Bo­nae­ren­se, Héctor Ami­chet­ti.

En el con­flic­to por el cie­rre de la plan­ta de Pom­pe­ya de Ar­tes Grá­fi­cas Rio­pla­ten­ses (AGR), el Gru­po Cla­rín se­ña­la en sus co­mu­ni­ca­dos ofi­cia­les que se en­fo­ca­rá en “im­pre­sio­nes di­gi­ta­les va­ria­bles y dis­tri­bu­ción y lo­gís­ti­ca”, de­jan­do de la­do la fá­bri­ca don­de “se im­pri­mían pro­duc­tos ac­tual­men­te dis­con­ti­nua­dos por el cam­bio tec­no­ló­gi­co y de con­su­mo, co­mo guías te­le­fó­ni­cas y ca­tá­lo­gos co­mer­cia­les.

En los úl­ti­mos años, hu­bo dos cie­rres re­so­nan­tes por es­te avan­ce: el de RR Don­ne­lley y la plan­ta World Co­lor, de Quad Grap­hics, una de las ma­yo­res grá­fi­cas a ni­vel mun­dial, lo que re­pre­sen­tó unos 600 pues­tos de tra­ba­jo. A ellos se su­ma aho­ra la plan­ta de AGR Cla­rín, con otros 270 em­plea­dos afec­ta­dos se­gún la fir­ma, aun­que la co­mi­sión in­ter­na con­ta­bi­li­za 380. “El pro­ble­ma, en ese ca­so, es que no han des­apa­re­ci­do los pro­duc­tos sino que se tras­la­dó la pro­duc­ción a otras plan­tas”, afir­ma Ami­chet­ti, en con­tras­te con la ver­sión de la em­pre­sa.

Tác­ti­les. “Cuan­do sa­lió el ebook, la ta­blet, se pen­só que iban a des­apa­re­cer los li­bros. Pe­ro la pro­duc­ción si­gue. Lo que ba­jó co­yun­tu­ral­men­te son las re­vis­tas, los dia­rios”, ase­gu­ró Sac­co, pa­ra quien “to­das las ten­den­cias con­vi­ven”.

En el mun­do edi­to­rial, “el li­bro di­gi­tal es al­go mar­gi­nal. No lle­ga al 5% de las ven­tas”, ex­pli­có la ge­ren­ta de la Cá­ma­ra del Li­bro, Dia­na Se­go­via. Se­gún la CAL, las edi­to­ria­les ofre­cen un 18% de los tí­tu­los en for­ma­to de e-book, lo que da cuen­ta de la ba­ja pe­ne­tra­ción del sis­te­ma en el país, don­de el con­su­mo se si­gue vol­can­do al for­ma­to pa­pel.

“En los 90 se usa­ban los for­mu­la­rios con­ti­nuos pa­ra im­pri­mir fac­tu­ras. Hoy no se usan y hu­bo que adap­tar­se a las ho­jas lá­ser. En el me­dio, “hu­bo in­ver­sio­nes en tec­no­lo­gía”, ex­pli­ca Sac­co. El da­to lo co­rro­bo­ra el gre­mio. “Se in­vir­tie­ron US$ 2.400 mi­llo­nes en los úl­ti­mos diez años pa­ra la re­con­ver­sión y hu­bo un au­men­to del 30% en el em­pleo”, de­ta­lló Ami­chet­ti.

El sec­tor grá­fi­co in­clu­so se ade­lan­tó a la dis­cu­sión que hoy in­ten­ta dar el Go­bierno so­bre los con­ve­nios co­lec­ti­vos de tra­ba­jo y en la re­no­va­ción par­cial de 1989 acor­dó que el tra­ba­ja­dor que fue­ra des­pla­za­do por la re­con­ver­sión tec­no­ló­gi­ca ten­drá prio­ri­dad en la nue­va tec­no­lo­gía.

CEDOC PER­FIL

DE­BA­TE POS­TER­GA­DO. El Ban­co Cen­tral anun­ció y de­bió fre­nar por re­sis­ten­cia gre­mial el re­em­pla­zo de do­cu­men­tos en pa­pel.

CEDOC PER­FIL

CO­YUN­TU­RA Y DESPUES. El con­flic­to en AGR Cla­rín, un ca­so pun­tual en ple­na re­vo­lu­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.