EE.UU. pro­me­tió que res­pe­ta­rá el prin­ci­pio de ‘una so­la Chi­na’

Tras los ro­ces du­ran­te la cam­pa­ña, Trump y Xi Jin­ping ha­bla­ron ayer por te­lé­fono y acor­da­ron re­unir­se en cuan­to sea po­si­ble.

Perfil (Sabado) - - INTERNACIONALES -

Tras dos me­ses de ten­sión, Do­nald Trump ase­gu­ró ayer al pre­si­den­te chino, Xi Jin­ping, que res­pe­ta­rá el “prin­ci­pio de una so­la Chi­na”, que prohí­be cual­quier con­tac­to di­plo­má­ti­co de los paí­ses ex­tran­je­ros con Tai­wán.

“El pre­si­den­te Trump acor­dó, a pe­di­do del pre­si­den­te Xi, res­pe­tar la po­lí­ti­ca de ‘una so­la Chi­na’”, in­di­có la Ca­sa Blan­ca. Se tra­ta de la pri­me­ra con­ver­sa­ción te­le­fó­ni­ca en­tre los dos je­fes de Es­ta­do des­de la lle­ga­da de Do­nald Trump a la Ca­sa Blan­ca.

La is­la de Tai­wán es­tá se­pa­ra­da po­lí­ti­ca­men­te del res­to de Chi­na des­de el fi­nal de la gue­rra ci­vil de 1949. El te­rri- to­rio tie­ne un go­bierno pro­pio pe­ro no es­tá re­co­no­ci­do por la ONU.

Chi­na re­cha­za re­la­cio­nes di­plo­má­ti­cas con los paí­ses que tie­nen re­la­cio­nes con Tai­wán, apli­can­do el prin­ci­pio de “una so­la Chi­na”.

En 1979 Es­ta­dos Uni­dos ce­rró su em­ba­ja­da en Tai­wán y re­co­no­ció el ré­gi­men co­mu­nis­ta de Chi­na con­ti­nen­tal co­mo la úni­ca au­to­ri­dad le­gí­ti­ma. Was­hing­ton con­ti­núa sin em­bar­go te­nien­do in­ter­cam­bios co­mer­cia­les con Tai­wán y ven­dién­do­le ar­ma­men­to.

“Xi Jin­ping se con­gra­tu­la de la re­afir­ma­ción por par­te del se­ñor Trump de la ad­he­sión del go­bierno es­ta­dou­ni­den­se al prin­ci­pio de una so­la Chi­na”, di­jo ayer la te­le­vi­sión ofi­cial CCTV en su web.

Cru­ces. En una en­tre­vis­ta pu­bli­ca­da en enero por el Wall Street Jour­nal, Do­nald Trump ase­gu­ró que es­ta­ba dis­pues­to a rom­per es­te prin­ci­pio afir­man­do que “to­do es­tá so­bre la me­sa, in­clu­so una so­la Chi­na”. El prin­ci­pio “no es ne­go­cia­ble”, res­pon­dió en­ton­ces Pe­kín.

En­tre su vic­to­ria en las pre­si­den­cia­les de no­viem­bre y su in­ves­ti­du­ra a fi­na­les de enero, Trump irri­tó a Bei­jing acep­tan­do una lla­ma­da te­le­fó­ni­ca de la pre­si­den­ta de Tai­wán, Tsai Ing-wen. Y en di­ciem­bre de­cla­ró que no se sen­tía ne­ce­sa­ria­men­te obli­ga­do a res­pe­tar el prin­ci­pio de “una so­la Chi­na”.

Du­ran­te su cam­pa­ña elec­to­ral, Trump ame­na­zó con im­po­ner aran­ce­les del 45% a las im­por­ta­cio­nes chi­nas, acu­san­do al país de ha­ber “ro­ba­do” mi­les de em­pleos a Es­ta­dos Uni­dos. Es­ta po­si­ción preo­cu­pa mu­cho a los di­ri­gen­tes chi­nos.

Pe­ro Trump y Xi in­ter­cam­bia­ron ayer “in­vi­ta­cio­nes pa­ra re­unir­se en sus paí­ses res­pec­ti­vos”, in­di­có la Ca­sa Blan­ca, que ca­li­fi­có las dis­cu­sio­nes de “ex­tre­ma­da­men­te cor­dia­les”.

“Los dos je­fes de Es­ta­do (...) es­tán im­pa­cien­tes por re­unir­se lo an­tes po­si­ble”, di­jo por su par­te la te­le­vi­sión chi­na.

Trump en­vió a Xi Jin­ping, por el Nue­vo Año chino, una car­ta en la que pi­de una “re­la­ción cons­truc­ti­va” en­tre los dos paí­ses.

AP

IM­PA­CIEN­TE. Así di­jo es­tar el lí­der chino por man­te­ner una reunión con su co­le­ga nor­te­ame­ri­cano.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.