Tres aten­ta­dos y nue­va alar­ma en Eu­ro­pa

Una bom­ba ca­se­ra es­ta­lló en el metro lon­di­nen­se de­jan­do 29 he­ri­dos. En Pa­rís un hombre qui­so acu­chi­llar a un sol­da­do, y en Cha­lon-sur-Saô­ne un joven ata­có a mar­ti­lla­zos a dos mujeres.

Perfil (Sabado) - - PORTADA - AFP, ANSA Y DPA

La ex­plo­sión de una bom­ba ca­se­ra en el metro de Londres, en un ata­que reivin­di­ca­do por Es­ta­do Is­lá­mi­co, pro­vo­có ayer 29 he­ri­dos y lle­vó al go­bierno bri­tá­ni­co a au­men­tar el gra­do de ame­na­za te­rro­ris­ta a “crí­ti­co”, el más al­to en la es­ca­la, que sig­ni­fi­ca que un atentado es “in­mi­nen­te”.

“La gen­te ve­rá más po­li­cía ar­ma­da en el trans­por­te pú­bli­co y en nues­tras ca­lles, brin­dan­do pro­tec­ción adi­cio­nal”, ex­pli­có la pri­me­ra ministra The­re­sa May, al anun­ciar el aler­ta.

“Es una me­di­da pro­por­cio­nal y sen­sa­ta que pro­por­cio­na­rá se­gu­ri­dad y pro­tec­ción ex­tra­or­di­na­ria mien­tras con­ti­núa la in­ves­ti­ga­ción”, aña­dió May. Ca­ce­ría. La po­li­cía bri­tá­ni­ca lan­zó ayer una ver­da­de­ra “ca­ce­ría hu­ma­na” tras la ex­plo­sión de una bom­ba ca­se­ra en un va­gón de metro de Londres en ple­na ho­ra pun­ta.

“He­mos lan­za­do una ca­za del hombre” pa­ra ha­llar al o a los au­to­res del atentado “te­rro­ris­ta”, anun­ció el al­cal­de de Londres, Sa­diq Khan.

El ar­te­fac­to es­ta­lló a las 8.20 de la ma­ña­na, en un va­gón aba­rro­ta­do de pa­sa­je­ros

“Co­mo Londres de­mos­tró va­rias ve­ces, nun­ca se­re­mos in­ti­mi­da­dos o de­rro­ta­dos por el te­rro­ris­mo”, afir­mó Khan.

El atentado, el quin­to de es­te año en el Reino Uni­do –el cuar­to en Londres– se pro­du­jo a las ocho y vein­te de la ma­ña­na en un tren de­te­ni­do en la es­ta­ción de Par­sons Green con los va­go­nes aba­rro­ta­dos de pa­sa­je­ros que via­ja­ban des­de los su­bur­bios ha­cia el cen­tro de la ciu­dad.

Se tra­ta de un es­ta­ción de su­per­fi­cie de la lí­nea Dis­trict del metro, que está en el ba­rrio de cla­se me­dia al­ta de Ful­ham.

“La de­to­na­ción de un ex­plo­si­vo en el metro de Londres fue lle­va­da a ca­bo por miem­bros de Es­ta­do Is­lá­mi­co”, in­di­có la agencia Amaq, con­si­de­ra­da el ór­gano de pren­sa de EI.

La bom­ba es­ta­ba es­con­di­da en un bal­de de plás­ti­co trans­por­ta­do en un so­bre y cau­só he­ri­das en es­pe­cial en los ros­tros de los pa­sa­je­ros.

Se­gún la BBC, el ar­te­fac­to fue activado con ayu­da de un tem­po­ri­za­dor. Vi­deos y fotos pu­bli­ca­das en re­des so­cia­les mues­tran un bal­de con lla­mas, den­tro de una bol­sa de plás­ti­co, del que sa­lían unos ca­bles.

Las imá­ge­nes su­gie­ren “que la ex­plo­sión se pro­du­jo só­lo en par­te”, di­jo Hans Mi­chels, pro­fe­sor de in­ge­nie­ría quí­mi­ca del Im­pe­rial Co­lle­ge de Londres.

“Qui­zás la mez­cla no tu­vo la com­po­si­ción co­rrec­ta o el sis­te­ma de ig­ni­ción era inade­cua­do o es­ta­ba mal co­lo­ca­do”, aña­dió.

Se­gún May, el “co­bar­de ata­que te­rro­ris­ta” pre­ten­día cau­sar un “da­ño im­por­tan­te”. Bo­la de fue­go. Tes­ti­gos na­rra­ron que una bo­la de fue­go re­co­rrió el tren tras la ex­plo­sión y pro­vo­có una es­tam­pi­da. “Lo pri­me­ro que vi” tras el es-

ta­lli­do “fue una es­pe­cie de bo­la de fue­go na­ran­ja abar­can­do to­do el metro y avan­zan­do ha­cia no­so­tros”, ex­pli­có Char­les Cra­ven, un em­plea­do de la City que via­ja­ba con su no­via.

“Vi una mu­jer con que­ma­du­ras en la ca­ra y en las pier­nas que era lle­va­da en ca­mi­lla”, con­tó la pre­sen­ta­do­ra de la BBC Sop­hie Ra­worth que es­ta­ba en la es­ta­ción de Par­sons Green al pro­du­cir­se la ex­plo­sión.

Ayer no es­ta­ba cla­ro cómo lle­gó el ex­plo­si­vo al metro. Cien­tos de fun­cio­na­rios re­vi­sa­ban ma­te­rial gra­ba­do por las cá­ma­ras de se­gu­ri­dad.

La ex­plo­sión es in­ves­ti­ga­da por la uni­dad es­pe­cia­li­za­da en te­rro­ris­mo de la po­li­cía metropolitana con el apo­yo del ser­vi­cio de in­te­li­gen­cia na­cio­nal MIT.

ALER­TA. Mu­chos he­ri­dos su­frie­ron gol­pes en la es­tam­pi­da que si­guió a la ex­plo­sión. La

HUE­LLAS. Una bol­sa en lla­mas que­dó tras la es­tam­pi­da que pro­vo­có la ex­plo­sión en un va­gón del sub­te­rrá­neo. Se­gún ex­per­tos, el ar­te­fac­to no es­ta­lló com­ple­tam

AFP Y AP

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.