“Mi re­nun­cia no des­tra­ba­ría el con­flic­to”. El mi­nis­tro les res­pon­de a los in­ves­ti­ga­do­res.

Perfil (Sabado) - - PORTADA - FLO­REN­CIA BALLARINO

“No va­mos a dia­lo­gar con el Mi­nis­te­rio ocu­pa­do”. La voz de Lino Ba­ra­ñao, el mi­nis­tro de Cien­cia y Tec­no­lo­gía des­de ha­ce una dé­ca­da, sue­na fir­me al otro la­do de la lí­nea. Le­jos de sus stand up cien­tí­fi­cos, se lo no­ta enoja­do y más com­ba­ti­vo. “Es­ta­mos cum­plien­do con lo esen­cial del ac­ta acuer­do que se fir­mó en di­ciem­bre, que era dar con­ti­nui­dad a to­dos y ca­da uno de los becarios. Ya se ini­ció el pro­ce­so de in­cor­po­ra­ción a uni­ver­si­da­des y dis­tin­tos or­ga­nis­mos. No ve­mos una ba­se pa­ra ha­ber es­ca­la­do es­te con­flic­to en la for­ma que se hi­zo”, le di­jo a PER­FIL.

Des­de el mar­tes, becarios que fue­ron re­co­men­da­dos y no se­lec­cio­na­dos pa­ra in­gre­sar a la Ca­rre­ra de In­ves­ti­ga­dor en 2016 to­ma­ron el Mi­nis­te­rio de Cien­cia en re­cla­mo de ser re­in­co­po­ra­dos ba­jo las mis­mas con­di­cio­nes sa­la­ria­les y de es­ta­bi­li­dad que hu­bie­ran te­ni­do co­mo in­ves­ti­ga­do­res del Co­ni­cet. Pa­ra el mi­nis­tro, no se pue­den mo­di­fi­car los es­ta­tu­tos de las uni­ver­si­da­des, del INTA y de­más or­ga­nis­mos. “Se van a in­cor­po­rar en las con­di­cio­nes que ten­ga ca­da or­ga­nis­mo. Se tra­ta de pues­tos de in­ves­ti­ga­ción. No los es­ta­mos ex­clu­yen­do, na­da im­pi­de que a fu­tu­ro se pre­sen­ten al Co­ni­cet y en al­gún mo­men­to en­tren”.

—¿Las uni­ver­si­da­des tie­nen el pre­su­pues­to pa­ra es­tos becarios?

—Se han crea­do 400 nue­vos car­gos de de­di­ca­ción ex­clu­si­va. Es al­go iné­di­to por­que de 2003 a 2013, así co­mo el Co­ni­cet in­cre­men­ta­ba su nú­me­ro de in­ves­ti­ga­do­res, las uni­ver­si­da­des lo ve­nían dis­mi­nu­yen­do. Es­to ha­ce que, en pro­me­dio, las uni­ver­si­da­des ar­gen­ti­nas ten­gan 11% de de­di­ca­cio­nes ex­clu­si­vas cuan­do las uni­ver­si­da­des a ni­vel mun­dial tie­ne al me­nos un 50%. Es­ta­mos tra­tan­do de co­rre­gir eso, ha­cien­do una dis­tri­bu­ción más equi­ta­ti­va.

—Otro re­cla­mo es que no se ase­gu­ra la con­ti­nui­dad de las lí­neas de in­ves­ti­ga­ción... —Uno de los pro­ble­mas que veo es que la ma­yo­ría, el 66%, se pre­sen­ta en el mis­mo la­bo­ra­to­rio don­de hi­cie­ron su te­sis. No hay di­ver­si­fi­ca­ción de la in­ves­ti­ga­ción. Se sabe que los gran­des avan­ces de la cien­cia los ha­ce la gen­te joven cuan­do en­tra a un nue­vo cam­po de tra­ba­jo. Un doc­tor es al­guien que se for­mó pa­ra ob­te­ner, pro­ce­sar y apli­car in­for­ma­ción. Eso es útil en cual­quier ám­bi­to.

—Los becarios pi­den su re­nun­cia pa­ra que se des­tra­be el con­flic­to. ¿Pen­só en ir­se?

—En ab­so­lu­to. No tie­ne nin­gun sen­ti­do. Su­pon­ga­mos que yo re­nun­cie, ¿qué creen? ¿que va a ve­nir otro fun­cio­na­rio y les va a dar lo que es­tán pi­dien­do? Lo du­do. Lo que he­mos lo­gra­do: man­te­ner el fi­nan­cia­mien­to, po­lí­ti­cas y de­más, es por­que si­go en es­te car­go. En otras con­di­cio­nes era mas fac­ti­ble que hu­bie­ra cam­bios más drás­ti­cos en el mi­nis­te­rio. Y por eso acep­té con­ti­nuar. Me pa­re­ce que no tie­ne ma­yor sen­ti­do ese re­cla­mo. Hay una mo­ti­va­ción po­lí­ti­ca, mu­cha gen­te a la que le mo­les­ta que, ha­bien­do per­te­ne­ci­do a la ges­tión an­te­rior, con­ti­núe. Pien­so que las po­lí­ti­cas en CyT de­ben tras­cen­der pe­río­dos gu­ber­na­men­ta­les. Se han man­te­ni­do los li­nea­mien­tos del Mi­nis­te­rio, es­toy ava­la­do pre­su­pues­ta­ria­men­te por es­te go­bierno y, por lo tan­to, no veo mo­ti­vos pa­ra de­jar el car­go. Me­nos por re­cla­mo de sec­to­res que ca­re­cen de re­pre­sen­ta­ti­vi­dad. En es­tos días he re­ci­bi­do más car­tas de apo­yo a mi ges­tión que to­dos los que es­tán aba­jo ma­ni­fes­tan­do.

—Se pre­sen­tó el pro­yec­to del pre­su­pues­to 2018, ¿qué pa­sa con los fon­dos de CyT?

—Ten­go en­ten­di­do que el úl­ti­mo au­men­to de pre­su­pues­to, que com­ple­ta­ba los fon­dos que ne­ce­si­tá­ba­mos, está ya in­cor­po­ra­do al ejer­ci­cio 2018. No he vis­to el pre­su­pues­to to­da­vía, pe­ro por lo que sé nues­tro mi­nis­te­rio y el de Desa­rro­llo So­cial son los úni­cos que han man­te­ni­do e in­cre­men­ta­do su fi­nan­cia­mien­to en for­ma efec­ti­va.

—¿Que opi­na de la Ley de Fi­nan­cia­mien­to en CyT que apro­bó el Se­na­do?

—Coin­ci­do con los fun­da­men­tos de la ley, con los dos ob­je­ti­vos fun­da­men­ta­les, que son fe­de­ra­li­zar la cien­cia y di­ver­si­fi­car la ma­triz pro­duc­ti­va. Pe­ro no en que to­do el fi­nan­cia­mien­to ven­ga ex­clu­si­va­men­te del Es­ta­do. Eso no ocu­rre en nin­gun país. Hay paí­ses que in­vier­ten el 3% del PBI pe­ro ma­yo­ri­ta­ria­men­te lo ha­ce el sec­tor pro­duc­ti­vo. Sin es­to, es muy di­fí­cil jus­ti­fi­car un au­men­to de la in­ves­ti­ga­ción bá­si­ca.

FOTOS: CEDOC PER­FIL

DE­CI­SI­VO. Ba­ra­ñao ase­gu­ra que es­ta se­ma­na re­ci­bió mu­cho apo­yo a su ges­tión.

RE­CLA­MO. Des­de el mar­tes los becarios man­tie­nen to­ma­da la se­de del Mi­nis­te­rio y rea­li­zan asam­bleas pa­ra de­ba­tir su si­tua­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.