Pa­ra los ana­lis­tas, no cam­bia de­ma­sia­do

Perfil (Sabado) - - POLITICA - M.C.

El reportaje de Luis No­va­re­sio a Cristina Kirchner de­jó mu­chas in­cóg­ni­tas. La pri­me­ra es por qué la ex pre­si­den­ta, que siem­pre es­qui­vó a la pren­sa no ali­nea­da, acep­tó una no­ta en “te­rri­to­rio hos­til”. Los ana­lis­tas con­ci­den en que fue un re­co­no­ci­mien­to de que está atrás en las en­cues­tas de ca­ra a la elección de oc­tu­bre. La se­gun­da es a quién se di­ri­gió con sus respuestas. En ese pun­to no hay tan­tos acuer­dos en­tre los es­pe­cia­lis­tas. Aun­que los ana­lis­tas con­sul­ta­dos por es­te diario re­mar­ca­ron que es po­si­ti­vo que la ex pre­si­den­ta acep­te en­tre­vis­tas no guio­na­das, co­mo la del jue­ves.

El so­ció­lo­go y di­rec­tor de la con­sul­to­ra Quid­dity, Luis Costa, le di­jo a PER­FIL que su im­pre­sión es que el reportaje “re­fuer­za la grie­ta. De la mis­ma ma­ne­ra que la re­fuer­za el Go­bierno cuan­do se re­fie­re a Cristina”. “La en­tre­vis­ta no cum­plió la fun­ción de abrir el pa­no­ra­ma. Es po­si­ble que ella ha­ya in­ten­ta­do ha­blar­les no só­lo a los pro­pios, sino tam­bién a otros que es­tán des- en­can­ta­dos con el Go­bierno”, agre­gó.

Ser­gio Be­rensz­tein, doc­tor y ma­gis­ter en Cien­cia Po­lí­ti­ca, li­cen­cia­do en His­to­ria y ana­lis­ta, con­si­de­ró que es ri­dícu­lo que un reportaje a una ex pre­si­den­ta sea no­ti­cia. “No de­bie­ra ser así”, ex­pli­có. Pre­ci­só que la no­ta obe­de­ció a que CFK tie­ne un pi­so al­to y un te­cho ba­jí­si­mo, que in­ten­ta rom­per.

“Tie­ne una par­ti­da com­pli­ca­dí­si­ma, que tie­ne que ver con se­du­cir al vo­tan­te pe­ro­nis­ta que no la vo­ta a ella al me­nos des­de 2013. Cristina per­dió cua­tro de cin­co elec­cio­nes en la Pro­vin­cia”, de­ta­lló. Y la efec­ti­vi­dad de los re­por­ta­jes, se­gún él, es un fi­nal abier­to.

“Si no van acom­pa­ña­dos de ac­cio­nes si­mi­la­res, no va a su­mar. Si lo ha­ce, ve­re­mos”, es­pe­ci­fi­có. Ade­más opi­nó que la en­tre­vis­ta sir­vió pa­ra ge­ne­rar con­sen­sos en te­mas en los que la Ar­gen­ti­na, al me­nos has­ta hoy, es­ta­ba di­vi­di­da. “El país no se po­nía de acuer­do acer­ca de si Ve­ne­zue­la es una dic­ta­du­ra. Creo que Ma­du­ro no se de­be sen­tir con­ten­to con lo que ella di­jo”, in­di­có.

Be­rensz­tein afir­mó tam­bién que pa­ra el kirch­ne­ris­mo, el gra­do de au­to­crí­ti­ca fue “inusual”.

CEDOC PER­FIL

DE VI­SI­TA. Cristina acep­tó la en­tre­vis­ta en tie­rra hos­til.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.