Más crí­ti­cas del kirch­ne­ris­mo a Abal Me­di­na por sus con­fe­sio­nes

Perfil (Sabado) - - POLITICA - RO­SA­RIO AYERDI

La de­cla­ra­ción de Juan Ma­nuel Abal Me­di­na, en la que ad­mi­tió an­te la Jus­ti­cia la exis­ten­cia de apor­tes en ne­gro pa­ra las cam­pa­ñas del kirch­ne­ris­mo, sor­pren­dió a los dis­tin­tos di­ri­gen­tes que pa­sa­ron por el go­bierno de Cris­ti­na Kirch­ner.

El des­con­cier­to lle­gó no so­lo por­que nin­guno de los je­fes de Ga­bi­ne­te que tu­vo el ma­tri­mo­nio kirch­ne­ris­ta has­ta aho­ra ha­bía re­co­no­ci­do nin­gún ca­so de co­rrup­ción, sino tam­bién por ha­ber in­vo­lu­cra­do a Juan Car­los “Chue­co” Maz­zón en la ma­nio­bra.

“Có­mo pue­de ser que ha­ya de­cla­ra­do que so­lo fue un pa­sa­ma­nos en­tre Ba­rat­ta y el Chue­co si su se­cre­ta­rio te­nía pen­dri­ves con nom­bres a los que se le dis­tri­buía ese di­ne­ro”, se eno­ja­ron dis­tin­tos kirch­ne­ris­tas por ha­ber in­vo­lu­cra­do al his­tó­ri­co di­ri­gen­te fa­lle­ci­do.

Fue Aní­bal Fer­nán­dez (je­fe de Ga­bi­ne­te en­tre 2009 y 2011, y du­ran­te 11 me­ses de 2015) quien cri­ti­có a Abal Me­di­na en pú­bli­co. “Si re­co­no­ce ha­ber re­ci­bi­do di­ne­ro en ne­gro pa­ra la cam­pa­ña, inexo­ra­ble­men­te se con­fie­sa au­tor del delito de la­va­do de di­ne­ro, a po­co que uti­li­zó esos in­gre­sos en la cam­pa­ña”, sos­tu­vo.

Abal Me­di­na fue je­fe de Ga­bi­ne­te en­tre 2011 y 2013. Acu­sa­do de par­ti­ci­par de una aso­cia­ción ilí­ci­ta don­de se in­ves­ti­ga el pa­go de coimas a par­tir de los cua­der­nos que es­cri­bió Os­car Cen­teno (ex cho­fer de Ro­ber­to Ba­rat­ta), Abal Me­di­na de­cla­ró: “fui con­tac­ta­do por el Lic. Ba­rat­ta, quien me in­for­mó que de­bía coor­di­nar con él la en­tre­ga de al­gu­nos even­tua­les fon­dos que él re­cau­da­ría de apor­tes vo­lun­ta­rios”. Y agre­gó: “En los tiem­pos elec­to­ra­les por los que se atra­ve­sa­ba y las per­so­nas in­vo­lu­cra­das, en nin­gún ca­so tal re­qui­si­to­ria me pa­re­ció im­pro­pia o des­ajus­ta­da –me re­fie­ro a la de Ba­rat­ta–, más allá de la in­for­ma­li­dad, pues nin­gún ele­men­to te­nía en aquél mo­men­to pa­ra du­dar de su pro­ce­den­cia”.

A di­fe­ren­cia de Abal Me­di­na, otros cua­tro ex je­fes de Ga­bi­ne­te ha­bla­ron del “cua­der­no­ga­te”, pe­ro es­tu­vie­ron le­jos de ad­mi­tir ha­ber si­do par­tí­ci­pes del ma­ne­jo de fon­dos ile­ga­les. Ayer, A lber to Fer­nán­dez (ocu­pó el car­go en­tre 2003 y 2008), sos­tu­vo: “Yo de­tes­to la so­ber­bia de Cris­ti­na pe­ro sé que ella no es una la­dro­na”.

En lí­nea con el kirch­ne­ris­mo, el je­fe de Ga­bi­ne­te du­ran­te 2013 y prin­ci­pios de 2015, Jor­ge Ca­pi­ta­nich, ase­gu­ró que “la cau­sa es una es­tra­te­gia pa­ra ocul­tar los gran­des pro­ble­mas de la Ar­gen­ti­na y eli­mi­nar opo­si­to­res”.

Por su par­te, Ser­gio Mas­sa (es­tu­vo en je­fa­tu­ra en­tre 2008 y 2009) re­pi­te in­can­sa­ble­men­te que tan­to en su pa­so por el go­bierno na­cio­nal co­mo por la in­ten­den­cia de Ti­gre y co­mo dipu­tado no tie­ne una so­la cau­sa pe­nal. “Te­ne­mos que con­se­guir que ha­ya pre­sos por los bol­sos y los cua­der­nos, pe­ro tam­bién que ha­ya un cam­bio de rum­bo en la po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca por­que la gen­te es­tá mal”, al­can­zó a de­cir des­de San­tia­go Del Es­te­ro y vol­vió a lla­mar­se a si­len­cio.

Al­gu­nos di­ri­gen­tes le re­cri­mi­na­ron que ha­ya in­vo­lu­cra­do al fa­lle­ci­do Maz­zón

FO­TOS: CEDOC PER­FIL

CRUZADOS. Otros ex je­fes de Ga­bi­ne­te, co­mo Aní­bal y Al­ber­to Fer­nán­dez, sa­lie­ron a di­fe­ren­ciar­se.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.