Se re­cu­pe­ra la ne­na abu­sa­da y no lo­gran iden­ti­fi­car al agre­sor

Perfil (Sabado) - - POLICIALES - R.P.

Pa­só una se­ma­na del abu­so se­xual que su­frió una ne­na de 12 años en Mar­cos Paz y su ata­can­te aún es­tá li­bre. “Es­to es una lección, no te­nés que an­dar so­la de no­che”, le di­jo el hom­bre que la arras­tró has­ta un des­cam­pa­do pa­ra vio­lar­la. La Jus­ti­cia di­fun­dió las imá­ge­nes de una cámara de seguridad en las que se lo ve cuan­do to­ma del bra­zo a la me­nor y se la lle­va. El ob­je­ti­vo es que la fa­mi­lia o alle­ga­dos del ata­can­te lo re­co­noz­can y lo de­nun­cien. Pe­ro aún no pu­die­ron iden­ti­fi­car­lo.

Mien­tras tan­to, la ne­na in­ten­ta vol­ver a su ru­ti­na ha­bi­tual. La ma­dre con­tó que el lu­nes tie­ne pen­sa­do re­gre­sar al co­le­gio, con sus com­pa­ñe­ros, y re­to­mar sus clases de gui­ta­rra. Des­de el ata­que, la v íc­ti­ma recibe con­ten­ción psi­co­ló­gi­ca y se mu­dó jun­to a su ma­má y su her­ma- ni­to a la ca­sa de la abue­la.

El he­cho ocu­rrió al­re­de­dor de las 5 de la ma­dru­ga­da del sá­ba­do pa­sa­do, cuan­do la ne­na vol­vía ca­mi­nan­do so­la por la ca­lle tras ha­ber­se es­ca­pa­do de su ca­sa, al apro­ve­char que su ma­má es­ta­ba dur­mien­do, pa­ra pa­sear con una ami­ga por el cen­tro de Mar­cos Paz. La cámara de un su­per­mer­ca­do cap­ta el mo­men­to en que la víc­ti­ma co­rre por la ve­re­da y es per­se­gui­da por un hom­bre que la atra­pa, la to­ma del bra­zo y la lle­va a un des­cam­pa­do que hay en­fren­te, en la in­ter­sec­ción de Mon­tea­gu­do y Bue­nos Ai­res.

La ma­má de la ne­na re­la­tó a la pren­sa: “Cuan­do es­ta­ban llegando a la ca­lle Mon­tea­gu­do, un su­je­to les pi­de la ho­ra (a la ne­na y a su ami­ga) y siguen ca­mi­nan­do. Vie­ron pa­sar un au­to, se asus­ta­ron. La ami­ga se fue por la ru­ta y mi hi­ja si­guió. Ahí se se­pa­ra­ron”.

“Ese mis­mo que pre­gun­tó la ho­ra es el que al mi­nu­to re­gre­sa y la rap­ta. Mi hi­ja me con­tó que la aga­rró de los pe­los, que la arras­tró y que le de­cía que no gri­ta­ra. Des­pués de vio­lar­la, le di­jo que era una lección, que no de­bía an­dar de no­che y que a él lo ha­bía en­via­do Dios”, agre­gó la mu­jer.

La ti­tu­lar de la Ayu­dan­tía Fis­cal de Mar­cos Paz, Ro­mi­na Mo­rán, a car­go del ca­so, de­ci­dió di­fun­dir las imá­ge­nes de la cámara pa­ra que las per­so­nas que lo re­co­noz­can se acer­quen a la fis­ca­lía pa­ra de­nun­ciar­lo y así po­der iden­ti­fi­car­lo.

En 2014, al ho­mi­ci­da de la es­tu­dian­te chi­le­na ase­si­na­da en el ba­rrio por­te­ño de Al­ma­gro se lle­gó di­fun­dien­do sus imá­ge­nes. La her­ma­na de Lu­cas Az­co­na lo re­co­no­ció por su ma­ne­ra de ca­mi­nar, y lo en­tre­ga­ron a la Jus­ti­cia.

CAP­TU­RA DE TV

AYU­DA. Di­fun­die­ron la imagen del hom­bre pa­ra que quie­nes lo co­no­cen co­la­bo­ren en la bús­que­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.