Po­ro­si­dad en el te­ji­do so­cial

Perfil (Sabado) - - IDEAS - GRETEL LE­DO* AP

En Cró­ni­ca de una muer­te anun­cia­da, Gar­cía Már­quez mez­cla mi­to y reali­dad. San­tia­go Na­sar era el úni­co que no sa­bía que iba a ser ase­si­na­do. A su al­re­de­dor se res­pi­ra­ba muer­te. El no lo per­ci­bía. Rea­lis­mo má­gi­co que bus­ca in­ser­tar lo ex­tra­or­di­na­rio en la nor­ma­li­dad de lo co­ti­diano: im­po­si­bi­li­dad de ac­ce­der al co­no­ci­mien­to de la ver­dad, vio­len­cia, fa­ta­lis­mo y ho­nor uti­li­za­do co­mo un im­pla­ca­ble me­ca­nis­mo de ven­gan­za al que hay que acu­dir pa­ra res­tau­rar el or­den de la mo­ral co­lec­ti­va.

Ar­gen­ti­na su­mi­da en un fi­nal preanun­cia­do. El FMI que prác­ti­ca­men­te va­ti­ci­na el de­fault. Un go­bierno en ple­na cam­pa­ña mar­can­do agen­da que no pre­ci­sa­men­te res­pon­de a las de­man­das so­cia­les sino más bien a ma­peos elec­to­ra­les. Me­di­cio­nes, au­to­pos­tu­la­cio­nes en Cam­bie­mos e in­clu­so po­si­bles es­ce­na­rios de rear­me del equi­po de go­bierno con des­pla­za­mien­tos en puer­ta.

La Me­sa de Ac­ción Po­lí­ti­ca del Par­ti­do Jus­ti­cia­lis­ta in­cor­po­ra a Fe­li­pe So­lá. El acer­ca­mien­to a Camioneros tie­ne un ob­je­ti­vo cla­ro. Hoy, Hu­go Mo­yano nu­clea el po­der sin­di­cal. Una vez más, di­ver­gen­cias y ac­cio­nes con­tra­rias a lo que se pre­go­na. “Va­mos por la uni­dad del pe­ro­nis­mo”… ¿Y los gre­mios?

El pe­ro­nis­mo se uni­fi­ca des­de la uni­dad del mo­vi­mien­to obre­ro. Su des­ar­ti­cu­la­ción es cal­do de cul­ti­vo y cam- pa­ña a fa­vor del go­bierno de turno. Mas­sa no de­mo­ró en bus­car cau­ti­var a Emi­lio Mon­zó.

Pa­re­cie­ra que el mun­do desea­ra que Ar­gen­ti­na pros­pe­re. El G20 re­pre­sen­ta una vi­drie­ra cla­ra pa­ra nues­tro país. El pun­to es que in­ter­na­men­te se res­pi­ra un ai­re dis­tin­to al que flo­ta afue­ra. To­dos sa­ben có­mo ter­mi­na­rá la cró­ni­ca, me­nos Ar­gen­ti­na. La pre­gun­ta es: ¿lo sa­be nues­tro go­bierno? ¿No pue­de o no quie­re mo­di­fi­car el es­ta­do de la cues­tión?

Durk­heim ana­li­za la re­la­ción en­tre el in­di­vi­duo y la so­cie­dad. El ti­po de so­li­da­ri­dad ex­pli­ca la for­ma en que los in­di­vi­duos se aso­cian en­tre sí. La so­li­da­ri­dad pue­de ser me­cá­ni­ca u or­gá­ni­ca. La or­gá­ni­ca –pro­pia del in­dus­tria­lis­mo– su­po­ne la di­fe­ren­cia­ción y co­mo con­se­cuen­cia la re­cu­rren­cia de con­flic­tos que so­lo pue­den su­pe­rar­se a tra­vés de al­gu­na au­to­ri­dad ex­te­rior que fi­je los lí­mi­tes. Es la con­cien­cia co­lec­ti­va la au­to­ri­dad ex­ter­na de ti­po mo­ral, so­cial y nor­ma­ti­va que se pre­sen­ta no co­mo la su­ma­to­ria de las con­cien­cias in­di­vi­dua­les, sino co­mo al­go ex­te­rior a ca­da in­di­vi­duo re­su­mien­do el con­jun­to de creen­cias y sen­ti­mien- tos co­mu­nes al tér­mino me­dio de una so­cie­dad. Es­ta con­cien­cia mo­de­la al in­di­vi­duo evi­tan­do el caos y con­lle­van­do el or­den.

Hoy el Go­bierno es­tá ale­ja­do de cons­ti­tuir­se en un or­de­na­dor so­cial. Los gre­mios di­vi­di­dos. El pe­ro­nis­mo, con una pro­li­fe­ra­ción de fi­gu­ras sin una pro­pues­ta de pro­yec­to de país.

Ba­jo es­tas pre­mi­sas la so­cie­dad en su con­jun­to, atra­ve­sa­da por fu­gas re­cu­rren­tes, ex­pre­sa esa mul­ti­pli­ci­dad de vi­sio­nes que no con­ver­san, no in­ter­cam­bian pun­tos de vis­ta. So­lo dis­cu­ten. Diálogo sór­di­do. Ese diálogo se tor­na en ob­se­cuen­te puer­tas aden­tro del Go­bierno.

El mo­de­lo clá­si­co de cli­va­jes en­ten­di­dos co­mo fi­su­ras o es­ci­sio­nes so­cia­les desa­rro­lla­do por Lip­set y Rok­kan iden­ti­fi­ca cua­tro ti­pos: Cen­tro-Pe­ri­fe­ria, Es­ta­do-Igle­sia, Pro­pie­ta­rio-Tra­ba­ja­dor, Cam­po-Ciu­dad o Tie­rraIn­dus­tria.

Los par­ti­dos po­lí­ti­cos cris­ta­li­zan esa frag­men­ta­ción so­cial. El éxi­to pa­ra quie­nes deseen triun­far en las pró­xi­mas elec­cio­nes es­ta­rá en aquel es­pa­cio que cuen­te con la ca­pa­ci­dad de bre­gar por los in­tere­ses na­cio­na­les y no sec­to­ria­les.

La uni­dad de es­pí­ri­tu afian­za la paz (Efe­sios 4:3). La par­ti­cu­la­ri­dad di­vi­de. Hoy de­be­mos pre­go­nar por la uni­dad na­cio­nal. *Ana­lis­ta po­lí­ti­ca (@Gre­te­lLe­do).

UNI­DAD. “El G20 re­pre­sen­ta una vi­drie­ra cla­ra pa­ra nues­tro país”, di­ce la au­to­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.